Más de 8.000 entradas y 400.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Montoro anuncia que revisará el IVA de caja tras el fracaso del sistema

Impuestos

Apenas 22.000 pymes y autónomos emplean el régimen, con una recaudación de 60 millones

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha reconocido este miércoles que el IVA de caja, un sistema que entró en vigor el 1 de enero para que las pymes y los autónomos puedan aplazar el pago del impuesto al fisco hasta cobrar la factura, no ha funcionado como se esperaba. Por este motivo, se ha comprometido a revisar el régimen en el marco de la reforma tributaria que actualmente está tramitando el Congreso. Además, ha anunciado que con los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2015 se creará un nuevo fondo para aportar liquidez a pymes y autónomos.

Así lo ha señalado el ministro durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso, después de que el diputado de CiU Toni Picó le preguntara por el balance que hace de la implantación del régimen del IVA con criterio de caja tras estar casi nueve meses en vigor. Montoro ya había avanzado en mayo su disposición a modificar el sistema.
En su respuesta, el ministro ha reconocido que apenas 22.000 pymes y autónomos —a partes iguales— han optado por utilizar este sistema, que les permite no pagar el IVA a la Administración pública hasta cobrar la factura correspondiente. La cifra está muy lejos de los 2,3 millones de beneficiarios potenciales que Hacienda estimó en la memoria económica de la Ley de Emprendedores con la que se creó este sistema. Y eso que amplió en tres meses el plazo inicial para acogerse al nuevo régimen.

Picó ha revelado, además, que frente a las estimaciones de una recaudación de 983 millones, solo se han alcanzado unos 60 millones. "Y la morosidad y el retraso en los cobros de las facturas continúan, mientras la gran mayoría de pymes y autónomos siguen avanzando el pago del IVA que aún no han cobrado", ha lamentado el diputado catalán, que ve necesario un debate sobre "por qué no ha funcionado" el sistema con la vista puesta en "revisarlo". Por ello, ha anunciado que CiU presentará una enmienda parcial en el marco de la reforma fiscal en este sentido.

"Es el primer año, estamos aprendiendo todos a gestionarlo y lo que tenemos que hacer, en mi opinión, es ver la experiencia para seguir perfeccionando el sistema, por la liquidez que aporta a las pymes. Y, por eso, también estamos a disposición de los grupos, ahora que acometemos la reforma tributaria, para perfeccionar este sistema. Por supuesto, mostrar nuestra mejor disposición (a retocar el régimen) en la tramitación de la reforma fiscal y también en los Presupuestos, que traeremos a la Cámara la semana próxima", ha respondido Montoro.

- Propuesta estrella del PP.

El Ministerio de Hacienda esperaba que al menos las cerca de 120.000 pequeñas empresas que trabajan habitualmente con las distintas administraciones públicas se dieran de alta. Frente al régimen de caja, el sistema habitual es el de devengo, que obliga a las empresas a pagar el IVA en cuanto emitan la factura con independencia de que la hayan abonado o la tengan pendiente de pago.

El IVA de caja era una de las propuestas estrellas del programa electoral del PP en las pasadas elecciones para satisfacer una vieja reivindicación de las organizaciones empresariales. Sin embargo, el Ejecutivo retrasó la medida hasta 2014 alegando las dificultades presupuestarias impuestas por la reducción del déficit, ya que el nuevo régimen podría mermar los ingresos tributarios. De hecho, Hacienda había calculado una merma de los ingresos públicos próxima a los 983 millones de euros en 2014 por su cupla, aunque al final solo ha sido de 60 hasta la fecha.

Las principales asociaciones de autónomos justifican el fracaso de la iniciativa por las presiones de las grandes empresas a las pymes a las que subcontratan, porque estas no podían deducirse el gasto hasta que pagaran la factura. No obstante, los problemas de liquidez también han jugado en contra del sistema. El motivo es que el IVA de caja obliga a las empresas a pagar sus facturas antes de lo que lo venían haciendo en un momento en que escasea el crédito, lo que llevaba a muchas sociedades a aplazar pagos como una forma más de financiarse. Además, las empresas que se registren en este régimen tendrán que llevar una contabilidad de caja paralela para que el fisco pueda comprobar cuándo ingresó el pago de la factura.

- Fondo de financiación a pymes.

Por otra parte, Montoro ha añadido que las cuentas para 2015 también incluirán un "nuevo instrumento de financiación para pymes y autónomos" que se nutrirá tanto de los Fondos Estructurales de la UE como de los préstamos del Banco Europeo de Inversiones (BEI), y que servirá para "facilitar liquidez y financiación no sólo para nuevas inversiones de pymes y autónomos, sino para el propio circulante".

Según el ministro, el Gobierno ya negocia con las comunidades autónomas esta nueva herramienta, que se enmarca en el Plan de Impulso de la Economía y que será fundamental "en esta fase de evolución económica" que atraviesa el país para "apostar también por la supervivencia de todo el tejido" de pequeñas y medianas empresas y autónomos del país, que deben ser "motor" de la recuperación.

(El País)