Más de 7.500 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Mas insiste en el 9-N: “No rectificaré”

ERC y la CUP afean al president la retirada de la campaña institucional de la consulta

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha asegurado hoy que la retirada de la campaña institucional de la consulta del 9 de noviembre no implica una marcha atrás en sus planes. En sede parlamentaria, y después de que el PP le haya pedido que abandone el camino de la consulta, Mas ha respondido con contundencia. “No rectificaré en la voluntad de que el pueblo catalán pueda decidir su futuro”.

En la primera comparecencia parlamentaria del presidente catalán después de la suspensión de la consulta por parte del Tribunal Constitucional, PP, Ciutadans y el PSC le han exigido explicaciones y un cambio de rumbo. Sin citar específicamente la fecha del 9 de noviembre, Mas ha asegurado que su idea es votar. “Mientras haya consenso político, movilización social, actitud pacífica y pulcritud democrática vamos a continuar”, ha asegurado en respuesta a la líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho. “El PP y el Gobierno pondrán todos los obstáculos del mundo para ello pero esto puede acabar con el pueblo catalán acudiendo a votar. Esto depende de lo que haga este parlamento y este país [Cataluña], esta vez no depende de ustedes”.
Sánchez-Camacho ha recriminado a Artur Mas que mantenga la apuesta de la consulta pese a la suspensión del Tribunal Constitucional. La líder del PP catalán se ha felicitado por la “rectificación” de Mas al retirar la campaña pero ha insistido en que Mas sigue vulnerando la ley. “Usted pasará ala historia como el presidente que ha desafiado a la democracia y al Estado de derecho, ha cruzado una línea roja”.

El presidente de Ciutadans, Albert Rivera, también ha acusado a Mas de llevar a los catalanes a la “frustración” y le ha exigido elecciones anticipadas o que dimita. Mas le ha insistido en que los catalanes votaron en 2012 a favor de una mayoría de partidos favorable al “derecho a decidir”. También ha dicho que la decisión que vaya a tomar no la tomará solo. “En lo que dependa de mi, y no todo depende de mí, este proceso se acaba votando la pregunta acordada y teniendo la respuesta de los ciudadanos de Cataluña”. Con todo, no ha concretado si esta votación será el 9 de noviembre.

La sesión de control quincenal del Gobierno catalán en el Parlamento también ha permitido ver la tensión entre los partidos de la mayoría soberanista. La CUP y ERC han afeado a Mas que haya retirado la campaña institucional de la consulta y le han preguntado cuándo la retomará. El presidente no ha respondido más allá de mostrar su confianza en que el Tribunal Constitucional dictará una rápida sentencia sobre la consulta.

Mas también ha criticado la celeridad del alto tribunal en reunirse de forma extraordinaria tras la aprobación del recurso por parte del Gobierno: “El tribunal actuó con una celeridad inmensa, lo que nos hace sospechar que la presidencia del organismo está en manos de una persona que no debe ser un árbitro demasiado imparcial”.

Además del debate parlamentario, la cámara catalana se dispone hoy a desarrollar la ley de consultas suspendida por el Tribunal Constitucional. Concretamente, la mayoría soberanista formada por CiU, ERC, ICV y la CUP han acordado votar la constitución de la Comisión de Control de las consultas que organice la Generalitat. PP, PSC y Ciutadans se oponen a ello.

(Miquel Noguer, El País)