Más de 8.000 entradas y 400.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Argentina, en una espiral de crisis; "vamos hacia 2001"

Enfrenta despidos, tarifazos, huelga en 53 universidades, inflación y episodios de violencia

"Este comercio está cerrado por la crisis", se lee en uno de los carteles que comienzan a verse en varios barrios de esta capital, impedidos de continuar abiertos por los desmedidos aumentos a las tarifas de luz y gas, mientras 53 universidades nacionales en todo el país van al paro porque no podrán hacer frente a los tarifazos, que en algunos casos suman más de 700 por ciento. En la provincia de Buenos Aires 80 hospitales estaban este jueves en el segundo día de huelga.

"Vamos hacia 2001", está inscrito en varias paredes, en referencia al año en se derrumbó el país en la más grave crisis de su historia, y crece el descontento social, incentivado por la posición cerrada del presidente Maricio Macri, quien asegura que vetará la ley antidespidos, de emergencia laboral.

“No hay posibilidad de subsistir al tarifazo más alto en la historia nacional”, dicen los dirigentes de pequeñas y medianas empresas, mientras continúa a la baja el apoyo al gobierno y aumenta masivamente el respaldo a la ley antidespidos y a detener la inflación, que se disparó nuevamente por el aumento de 30 por ciento a la nafta (gasolina).
Movimientos políticos y sociales exigen la renuncia del ministro de Energía, Juan José Aranguren, quien, aunado al tarifazo, dispuso comprar gas a Chile a un precio muy superior al que vendía Bolivia y por haber favorecido en esto a la Shell, compañía de la cual fue gerente y continúa siendo socio.

Las organizaciones sociales advierten que aumentó el número de familias en las calles y en los barrios más humildes y las villas miserias; la pobreza se dispara cada día y "hay hambre".

El paro universitario afecta a un millón 480 mil estudiantes en todo el país. Los gremios docentes exigen un aumento salarial urgente de 40 a 45 por ciento para enfrentar la inflación.

Los trabajadores petroleros pararán este viernes en cuatro provincias del sur, acompañados de gremios afines.

El Consejo Superior de la Universidad de Buenos Aires aseguró que el presupuesto garantiza su funcionamiento hasta agosto. "Se habla de unos 400 millones de pesos de refuerzo presupuestario, pero eso alcanzaría sólo para pagar la luz y el gas", alertó.

Desde que asumió Macri, el 10 de diciembre pasado, van más de 200 mil trabajadores cesados en el ámbito estatal y privado, así como en el sector informal.

En este contexto, la noche del miércoles ocurrió otra acción de violencia política que dejó dos jóvenes heridos, uno de ellos Matías Scinica, con un corte en el cuello por arma blanca, y Fernando Abal Medina, golpeado salvajemente durante una reunión de vecinos organizados que fueron atacados por un grupo de supuestos barras bravas.

Abal Medina es hermano de Juan Manuel Abal Medina, senador por el opositor Frente para la Victoria e hijo del político del mismo nombre, ex dirigente de la juventud peronista, quien se asiló en México durante la pasada dictadura (1976-1983), donde es una figura muy conocida. En la reunión se debatía qué iban a hacer los vecinos de La Boca y otros barrios contra la decisión del gobierno de entregar terrenos públicos al Club Boca Juniors o venderlos para instalación de grandes negocios, cuando precisamente en esa zona faltan miles de viviendas. Además es el único gran espacio verde que los vecinos que integran la comuna piden convertir en un parque en esa zona gris del sur.

Las víctimas del ataque acusaron a las barras bravas del Boca, utilizadas en varios casos como "fuerzas de choque" y que obedecen al presidente del club, Daniel Angelici, figura estrechamente ligada al presidente Macri. La brutal agresión fue condenada por diversos movimientos políticos y sociales.

(Stella Calloni, La Jornada)