Más de 8.000 entradas y 400.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

El techo de gasto y el mailing impiden el acuerdo para reducir costes electorales

El desacuerdo total sobre la reducción global del techo de gasto de las campañas electorales y sobre el gasto en mailing -las cartas de los partidos que reciben todos los ciudadanos- ha impedido que los partidos lleguen hoy a un acuerdo para reducir el coste de las campañas en su primera reunión celebrada en el Congreso.

Los portavoces de todos los partidos han coincidido en reducir gastos ante esta convocatoria "excepcional", pero no han acordado cómo hacerlo. Todos se han emplazado a una nueva reunión el próximo miércoles para tratar de llegar a un acuerdo. Fuentes internas de la reunión ven posible que pueda haber consenso para eliminar total o parcialmente la publicidad exterior -que puede suponer hasta un 20% del gasto- pero no para más partidas.

El primer gran desacuerdo es sobre la reducción global del gasto. El PP y el PSOE proponen reducir un 30% lo que formación invierte sobre lo gastado en la campaña electoral del 20 de diciembre. Sin embargo, tanto Podemos como Ciudadanos reclaman que esa reducción se haga sobre el límite de gasto legal que están obligados a cumplir. El partido de Pablo Iglesias reclama un tope de tres millones de euros por formación y C's quiere reducir a la mitad el límite actual, de 13 millones de euros, hasta 6,5 millones.
También hay desacuerdo en el mailing. El PP y el PSOE quieren que se sigan enviado cartas a todos los ciudadanos. Podemos y C's plantean que haya un envío general con la propaganda de todos los partidos.

En lo que sí parece que habrá acuerdo la próxima semana es en eliminar la publicidad exterior. Hay discrepancias sobre qué se considera publicidad exterior. Algunos, como el PSOE, lo incluyen todo, pero otros consideran que no debe eliminarse la publicidad en los autobuses o las banderolas de las ciudades. Tanto el portavoz de Democràcia i Llibertat,Francesc Homs, como el del PNV, Aitor Esteban, han rechazado eliminarla. El portavoz del PNV ha explicado que los partidos nacionales tienen una presencia continua en todos los medios de comunicación y ellos no, por lo que necesitan reforzar su presencia en la calle.

Aún así, aunque los nacionalistas catalanes y vascos no quieran eliminar las vallas electorales y las banderolas, los cuatro grandes, al menos, sí lo harán.

En las elecciones del pasado 20 de diciembre, el PP gastó 12 millones de euros, aunque este partido no ha hecho público el desglose de sus gastos. El PSOE, sin mailing, gastó nueve millones y 13,5 con buzoneo. Podemos y sus confluencias gastaron 2,9 millones o 4,3 con buzoneo. Ciudadanos, por último, invirtió 3,4 millones en la campaña, 5,8 millones con los envíos postales de propaganda electoral.

(Luis Ángel Sanz, Raúl Piña, El Mundo)