Más de 8.000 entradas y 400.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Las bases de IU aprueban una coalición electoral con Podemos

Los militantes y simpatizantes de Izquierda Unida han aprobado concurrir a las urnas el próximo 26 de junio en una coalición electoral con Podemos y otras fuerzas. Con un 84,5% de los votos a favor, las bases de IU validan un pacto con el partido de Pablo Iglesias cuyos detalles aún no conocen, ya que la negociación entre ambas formaciones continúa con total discreción. Con el respaldo de la militancia, el candidato de IU, Alberto Garzón, se blinda ante las posibles críticas internas al acuerdo, que también tiene que ser aprobado por el Consejo Político del partido el próximo sábado. La dirección de IU descarta ahora —ayer lo sugirió Alberto Garzón— celebrar una nueva consulta cuando el acuerdo se cierre, porque considera que la cifra cualitativa de respaldo ha sido muy alta y ha refrendado la apuesta de la cúpula, mientras los sectores críticos reclaman que se repita.

"¿Apruebas una coalición electoral con Podemos y otras fuerzas de cara a las elecciones del 26 de junio?", era el texto de la pregunta que IU ha planteado a sus bases, 22.000 militantes y 50.000 simpatizantes, que han votado desde el pasado lunes en una consulta online y presencial. El sí rotundo de las bases se encuadra, no obstante, en una baja participación. Un total de 20.067 han votado en el referéndum de IU, apenas un 28 % del censo teniendo en cuenta a los simpatizantes, que no pagan cuota de afiliación pero que también podían votar. De ellos, han votado sí 16.953 (84,5%), no 2.623 (el 13,1%) y se han abstenido 491 (el 2,4%).

El dato más bajo de respaldo se ha producido en Asturias, donde Gaspar Llamazares, excoordinador de IU y contrario al acuerdo con Podemos, es el portavoz de la formación en el Parlamento regional. Aún así, el 65,6 % de los militantes y simpatizantes asturianos ha aprobado coaligarse con Podemos. Cataluña, a cambio, ofrece la otra cara: hasta el 95,1% ha votado sí. En esa comunidad, de hecho, la federación ya concurrió a las urnas el pasado 20-D en coalición con Podemos, dentro de la candidatura de En Comú Podem.
La explicación que acompañaba a la pregunta expone que el acuerdo se busca "con todos los actores con los que o bien no se pudo o se negaron en el proceso preelectoral anterior y en todas las circunscripciones del Estado, con un programa común de izquierdas y respeto a la identidad de todos". Es decir, IU ha preguntado por un pacto que se circunscriba a una coalición electoral estatal, no por territorios como pretendía Podemos cuando negociaron antes del 20-D, y como ha evitado ahora dejar claro el partido de Pablo Iglesias, cuya postura oficial es que "todo está abierto", en referencia a la posibilidad de que el acuerdo se cierre solo para algunas comunidades.

IU da así un paso fundamental hacia el éxito del acuerdo con Podemos, cuya negociación llevan en absoluto secreto los secretarios de Organización de ambas formaciones. El pacto está hecho al 75% o casi el 80%, señalan fuentes de la dirección de IU y de Podemos, pero todavía no hay “fumata blanca”.

- Los críticos piden una nueva consulta.

Los sectores críticos con Garzón han rechazado los términos de la consulta, por poco clara y por celebrarse antes de que el acuerdo se cierre, y reclaman una nueva. Los cercanos al coordinador general, Cayo Lara, cuya candidata a liderar IU es la eurodiputada Paloma López, entienden que la participación ha sido baja porque las bases de IU “no han querido votar ni dar un cheque en blanco para formar una coalición con Podemos porque no han entendido ni nadie les ha explicado cuáles eran los términos de esa negociación". “La militancia de IU es soberana", ha indicado López en un comunicado, "por lo que deberá someterse a su criterio la voluntad de llegar a un acuerdo con Podemos”. Los miembros de la candidatura encabezada por la parlamentaria europea defenderán en la reunión del Consejo Político de este sábado que se celebre una nueva consulta sobre el acuerdo ya cerrado con Podemos, ya que creen que hay tiempo antes de que el 13 de mayo expire el plazo para el registro de coaliciones ante la Junta Electoral.

Precisamente uno de los máximos referentes de esa corriente y el alcalde de la ciudad más poblada que gobierna IU, el regidor de Zamora, Francisco Guarido, ha desvelado este jueves que ha votado no a la consulta. "Acompañados sí, pero con un pacto claro. De lo contrario, mejor solos", ha señalado en un mensaje publicado en su perfil de Facebook. "La pregunta que se ha hecho sobre 'coalición IU-Podemos' no es clara ya que no dice las condiciones del pacto. Podemos despreció a IU en la anterior campaña electoral y eso ofrece pocas garantías de que realmente se respete nuestra trayectoria, y nuestras siglas", sostiene el regidor zamorano.

Los partidarios del excoordinador Gaspar Llamazares, Izquierda Abierta, destacan también la baja participación y reclaman una nueva consulta. Tasio Oliver, candidato a liderar IU por Izquierda Abierta, considera que el resultado es un "toque de atención a la dirección de facto, que no genera ni con su línea política ni con los procesos que emprende la atención a las bases". "Cuando 50.000 de 70.000 personas no hemos votado, a pesar de tener un periodo amplio de votación y de herramientas de voto online, es que no se está generando la ilusión deseable ni concitando el interés necesario", añade.

Precisamente por esas críticas, la dirección del partido se planteaba repetir la consulta una vez se conozca el acuerdo, que debería estar cerrado en una primera versión mañana viernes, para que el sábado sea expuesto ante el Consejo Político de la formación. Así lo sugirió ayer en el Congreso el diputado Alberto Garzón. "Las condiciones finales del acuerdo ya están enmarcadas dentro de la consulta que se está celebrando ahora mismo, pero en IU nunca descartamos ninguna consulta de ninguna naturaleza", explicó ayer al tiempo que subrayaba que el pacto siempre incluirá el respeto a cada organización, la celebración de campañas propias y un programa diferenciado pese a unos puntos mínimos acordados. No obstante, este jueves, tras conocer las cifras de la consulta, la dirección ha decidido no repetir el referéndum, según ha explicado la secretaria de Comunicación, Clara Alonso.

La dirección entiende que la cifra cualitativa de que 22.000 personas hayan votado es "importantísima", en palabras del secretario de Organización, Adolfo Barrena, y hay que enmarcarla en un proceso que ha sido muy rápido y en medio de unos días festivos. La formación añade también que su censo de simpatizantes es un censo histórico que no tiene por qué estar actualizado. "La mejor consulta sobre el acuerdo será en las urnas el 26 de junio", ha zanjado Barrena.

Podemos, por su parte, celebrará una consulta a sus simpatizantes la próxima semana sobre el acuerdo —si finalmente se sustancia— ya cerrado con IU.

(Elsa García de Blas, El País)