Más de 8.000 entradas y 400.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

La banca europea, capaz de superar una crisis, según el supervisor europeo

La Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés), afirmó ayer que la banca europea tiene un capital suficiente para afrontar un escenario hipotético de fuerte crisis económica ya que se ha recapitalizado desde 2014. Los seis grandes bancos españoles que se han sometido al examen han superado la prueba sin problemas: Bankia logra un 9,6%; Santander y BBVA un 8,2%, el Sabadell, 8,04%, CaixaBank, 7,8% y Popular, 6,62%. El aprobado está en el 5,5%.

La EBA quería saber si los bancos europeos podrían soportar una nueva tormenta económica con caída del PIB, depreciación de las carteras de deuda soberana en que tienen en sus balances y una caída del valor de los inmuebles. Para eso ha sometido a un examen a los 51 mayores bancos de Europa a los que les ha recortado la ratio de capital en función del impacto de estos parámetros en sus cuentas.

La conclusión de la EBA es que, pese a algunas excepciones, como el Monte Dei Paschi y el Allied Irish Banks, que suspenden, y el UniCredit, que aprueba justo, el sector está robusto porque se ha reforzado desde 2014, cuando se hizo la prueba anterior.
Este optimismo es compartido por el Banco de España, que contempla con satisfacción que sus seis bancos analizados, han pasado la prueba sin problemas, como adelantó EL PAÍS el miércoles pasado.

El último español clasificado, el Banco Popular, ha obtenido un 6,62%. Sin embargo, esta entidad ha ampliado capital en 2.500 millones en junio pasado, por lo que si hubiera tenido en cuenta este dinero que ya está en su balance, alcanzaría una ratio del 9,95%.

- Problemas no detectados.

El problema con estas pruebas es que, en ocasiones anteriores, no se detectaron las debilidades. Ya en 2011, 2012 y 2014 hubo pruebas de esfuerzo y después surgieron dificultades: la banca española aprobó mayoritariamente en 2012 y posteriormente necesitó ayudas públicas, que forzaron al Gobierno a pedir el rescate bancario a Bruselas.

En esta ocasión la EBA solo ha analizado 51 bancos, comparados con los 124 que se estudiaron en 2014, lo que algunos analistas consideran una oportunidad perdida para evaluar el verdadero alcance de la fragilidad del sistema bancario europeo. No entra, por ejemplo, ningún banco de Portugal ni de Grecia. Pero los estudiados constituyen en torno al 70% de los activos del sector bancario europeo, según la EBA, igual que en 2014.

El Monte del Paschi di Siena (MPS) obtiene el peor resultado, con un -2,44%. La entidad italiana, el banco más antiguo del mundo, fue el único que suspendió hace dos años y se vio obligado a realizar dos ampliaciones de capital por un valor total de 8.000 millones de euros. En esta ocasión no se indica qué bancos han aprobado o suspendido, como sí se hizo en los otros dos exámenes posteriores a la crisis financiera, en 2011 y 2014, para medir el efecto potencial de un nuevo sobresalto económico.

Pero los expertos señalan que una ratio de capital por debajo del 5,5% en el escenario adverso indica debilidad. Los bancos con un resultado más bajo en el escenario adverso serán presionados para presentar planes de recapitalización.

Según los analistas de Barclays, “cualquier banco con un colchón inferior a los 200 puntos básicos sobre el 5,5%” es decir, por debajo del 7,5%, “afrontará un escrutinio extra por los reguladores y los mercados. Esto implicaría que Deutsche Bank, BNP Paribas y UniCredit son también vulnerables”, apunta esta entidad.

El único otro banco que obtiene una ratio inferior al 5,5% es el irlandés Allied Irish Banks, que alcanza un 4,31%. En la anterior prueba, en 2014, un total de 24 bancos suspendieron y tuvieron que aumentar capital. Pero, de los 51 analizados este año, solo el MPS había suspendido en 2014.

En primera línea de fuego estaban los bancos italianos, cuyas acciones han caído un 55% en los últimos 12 meses. La caída en ese mismo periodo, en el caso del MPS, ha sido del 84%. Pero los otros cuatro bancos italianos estudiados han superado la prueba, a pesar de que el sistema financiero del país está sufriendo bajo la presión de 360.000 millones de euros en préstamos susceptibles de impago.

También había expectación en torno al Deutsche Bank, la entidad alemana que se ha desplomado en Bolsa después de una serie de escándalos y dificultades de su banca de inversión en un contexto de tipos bajos. Pero ha superado la prueba con una ratio del 6,62%.

Para Deutsche y BNP Paribas una de las mayores desventajas ha sido que en este examen se ha tenido en cuenta las posibles pérdidas por litigios y escándalos. En el caso de los españoles, este apartado les ha castigado porque se ha descontado los ingresos por cláusulas suelo.

Comparando los resultados por países, los bancos españoles estudiados (8,6%) estarían por encima de los austriacos (7,3%), los irlandeses (7,5%), los italianos (7,7%) y los británicos (8,5%), y por debajo de la media del Mecanismo Único de Supervisión y de los holandeses (9%), los alemanes (9,5%) y los franceses (9,7%).

Pero la EBA advierte de que el muestreo no es significativo para comparar países, ya que de algunos solo se han estudiado uno o dos bancos, algo que ha disgustado a algunos supervisores que creen que todos los países deberían someter a examen, al menos, a una entidad.

(Íñigo de Barrón, Pablo Guimón, El País)