Más de 8.000 entradas y 400.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Tres diputados de JxSí apremian a Puigdemont para que anuncie ya la fecha del referéndum

La ANC ha vuelto a escribir el enésimo guión del proceso soberanista. Este miércoles ha difundido la hoja de ruta hacia la independencia para el 2017-2018. Un plan en el que vuelve a coger protagonismo la Declaración Unilateral de Independencia en los escenarios que el Estado impida físicamente, el referéndum.

La apuesta, sin embargo, no convence a Demòcrates, con tres diputados en JxSí -Toni Castellà, Titón Laïlla y Carles Prat-, quienes aseguran que “probablemente ya ha llegado la hora que el Govern de Carles Puigdemont anuncie la fecha del referéndum”.

”No hay ningún motivo que justifique no hacer el referéndum”, apunta el diputado juntero y portavoz de Demòcrates, Toni Castellà. Para el demoindepe, se debe mantener la firmeza en el mantra de referéndum o referéndum y no dar pábulo a especulaciones que limiten este escenario.
En este sentido, estos tres diputados apuntan que en su momento fue la actual presidenta del Parlament, Carme Forcadell, la que hizo fortuna con su frase “President, posi les urnes”. Una fórmula que entienden que ahora debe repetirse con el referéndum. “Ahora, probablemente, Carles Puigdemont debería ya anunciar la fecha del referéndum”, insiste Castellà.

- La DUI en la ANC.

Con la vista puesta en la asamblea general que la ANC celebrará el próximo 29 de abril en Sabadell, ahora los socios deben debatir la hoja de ruta propuesta por el secretariado. A pesar de que el mantra del Govern, de JXSí, de la CUP y de las entidades independentistas sea repetir referéndum o referéndum, todos contemplan la posibilidad que el Estado impida su celebración, incluso físicamente. Una posibilidad que tienen sobre la mesa sin olvidar otro de los mantras de la estrategia del independentismo: “Si es difícil celebrar un referéndum, todavía es más difícil pararlo”.

En cualquier caso, los conferenciantes de la ANC no se cansan de repetir en sus actos territoriales que si el Estado impide el referéndum, la mayoría absoluta independentista estará “legitimada para declarar la independencia”. Una situación que implicaría el reconocimiento de la legalidad catalana y defensa de sus instituciones; la movilización ciudadana y la internacionalización de la proclamación del nuevo estado.

De hecho, la solución que contempla la hoja de ruta de la ANC ante la posibilidad que se impida el referéndum pasa siempre porque “de forma directa desde el Parlament” se haga la “proclamación efectiva de la independencia”. Lisa y llanamente, una DUI.

- Como JxSí.

La propuesta de la ANC es prácticamente idéntica al programa electoral de Junts pel Sí. En el apartado 2 del Bloque 2 del programa de los junteros establece de manera clara y meridiana el plan B de la DUI. “En el caso que el Estado español,mediante decisiones políticas y/o jurídicas, bloquee el autogobierno de Catalunya, el Govern y el Parlament procederán a la proclamación de la independencia y a la aprobación de la Ley de Transitoriedad jurídica”.

Este es un compromiso electoral que sus representantes recuerdan en las decenas de actos semanales que protagonizan en el territorio. El hecho que esta opción sea prácticamente calcada a la recogida en la hoja de ruta de la ANC implica la complicidad de sus protagonistas.

- La CUP, siempre.

La Declaración Unilateral de Independencia era un concepto con entidad propia en el programa electoral de los cuperos bautizado como “Governem-nos” que explicaba la hoja de ruta para conseguir la república catalana. Una premisa que quedó en un segundo plano después del resultado electoral del 27S y con el cambio de la hoja de ruta acordado entre JxSí y la CUP con las entidades en la cuestión de confianza del pasado setiembre.

En diversas declaraciones públicas, diputados y miembros del secretariado de la CUP han insistido que en caso que el Estado impida sacar físicamente las urnas la mayoría independentista estará legitimada para declarar el nuevo Estado.

- La AECAT.

En el mismo sentido, se expresa la joya de la corona de los planes B del soberanismo, la Assemblea de Càrrecs Electes de Catalunya, AECAT. Esta entidad que todavía se está presentando por el territorio, es, de momento, sólo un ‘excel’ sin forma jurídica alguna que se activará si el Estado inhabilita las instituciones catalanas y tendrá en sus manos establecer la nueva legalidad y declarar la independencia.

(Quico Sallés, La Vanguardia)