Más de 7.500 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

El Congreso vuelve a dar alas a Rajoy con la aprobación del techo de gasto

Se espera que el Gobierno logre reeditar la alianza parlamentaria que le sirvió para aprobar los últimos Presupuestos: Ciudadanos, PNV y Nueva Canarias

El Pleno del Congreso volverá esta tarde a dar estabilidad al Gobierno del Partido Popular al respaldar una de las iniciativas más importantes de cada ejercicio: el techo de gasto (límite de gasto no financiero) para 2018. La luz verde a las cifras máximas de deuda y déficit permitirá al Ejecutivo empezar a elaborar el proyecto de Presupuestos del año que viene y enviar el mensaje de que ni la reprobación de dos de sus ministros, -uno de ellos el de Hacienda, Cristóbal Montoro-, ni los escándalos por los casos de corrupción que afectan al PP hacen mella en la estabilidad política. El Ejecutivo de Mariano Rajoy mantiene la hoja de ruta que trazó al inicio de la legislatura y que sigue pasando por establecer alianzas parlamentarias para agotar los cuatro años de mandato. Y el regreso de Pedro Sánchez a la secretaría general del PSOE no ha torcido la dirección.

- Respaldo mínimo.

Para este nuevo techo de gasto, que crece un 1,3 por ciento hasta los 119.834 millones de euros, el Ejecutivo popular ha reeditado la alianza que le sirvió para aprobar los Presupuestos Generales de este año con la aritmética parlamentaria más complicada de la democracia: Ciudadanos, PNV, CC y Nueva Canarias. La ejecutiva de esta última formación decidió ayer por la tarde abstenerse en lugar de votar a favor, como en los Presupuestos de 2017, pero está posición es suficiente para superar al bloque del "no". Todos ellos volverán así a dar su apoyo esta tarde a Rajoy para salvar por la mínima el marco presupuestario: 175 votos a favor frente a 174 en contra y una abstención. Este respaldo permite prever que la ecuación volverá a repetirse para aprobar las cuentas de 2018 a final de año. Con ellas, el jefe del Ejecutivo tendrá estabilidad hasta finales de 2019 ya que los Presupuestos Generales pueden prorrogarse durante un año. De hecho, junto al techo de gasto, el Congreso aprobará los objetivos de estabilidad presupuestaria y de deuda para el conjunto de las Administraciones Públicas para los años 2018, 2019 y 2020.
- Oferta de empleo.

El acuerdo no ha sido gratis. El Ejecutivo ha logrado concitar los votos necesarios negociando. Con el PNV estuvo negociando hasta última hora de ayer para cerrar algunos flecos del impacto del techo de gasto en País Vasco y Navarra, informa Itziar Reyero. Con Ciudadanos se ha comprometido a una rebaja del IRPF para las rentas más bajas y para satisfacer a los partidos nacionalistas canarios ha aumentado una décima el déficit de las Comunidades Autónomas para los dos próximos años (2.000 millones en total). También les permitirá que el superávit pueda dedicarse a inversiones productivas financieramente sostenibles, y recibirán 1.200 millones de euros de la liquidación de 2015.

Pese a todo, el objetivo de déficit del conjunto de las Administraciones Públicas se mantiene en el 2,2 por ciento para 2018 ya que el margen concedido por Montoro a las autonomías saldrá de la Seguridad Social, gracias al aumento de las cotizaciones derivado de la próxima subida salarial. El ministro de Hacienda someterá también a la aprobación del Pleno una oferta de empleo público extraordinaria de 4.282 plazas que saldrán a concurso entre 2018 y 2019. Esta oferta va dirigida a reforzar el personal de la Agencia Tributaria, Seguridad Social, Inspección de Trabajo, oficinas de DNI y Dirección General de Tráfico para elevar la lucha contra el fraude y la mejora de los servicios públicos.

En contra de todas estas cifras volverá a votar unido el bloque de la izquierda. En la aprobación del techo de gasto para 2017 el PSOE se posicionó a favor tras un acuerdo alcanzado entre la Gestora socialista y el Gobierno que permitió aprobar el marco presupuestario con el mayor respaldo de la democracia. Pero el nuevo liderazgo de Pedro Sánchez en el PSOE ha impedido este acuerdo.

El Pleno del Congreso también convalidará el real decreto Ley que regulará el canon digital, cuyo pago dejará de salir de los Presupuestos Generales volviendo a quedar instaurado el modelo socialista. El pago por las copias privadas corresponderá así de nuevo a fabricantes de aparatos y soportes de reproducción.

(Ana I. Sánchez, ABC)