Más de 8.000 entradas y 400.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Montoro reparte ahora 1.200 millones a los barones y aprueba el objetivo de déficit autonómico

Las comunidades socialistas rechazan la meta de déficit con la excepción de Extremadura mientras que Canarias vota a favor y anticipa el apoyo al techo de gasto

La segunda reunión entre Hacienda y las comunidades autónomas en escasos días se ha saldado con un nuevo anuncio sorpresa del Ministerio: las regiones recibirán 1.200 millones de euros más de lo estimado en los Presupuestos de 2017. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha anunciado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) que las comunidades tendrán estos ingresos extra por liquidaciones adicionales del sistema de financiación de 2015. Los Presupuestos de 2017 contemplaban 7.424 millones de reparto pero finalmente serán 8.623 millones.

Ello se debe a que la recaudación de 2015 fue mayor a lo estimado por Hacienda. Así, Cataluña recibirá 1.879 millones, es decir, 266 millones más que en la anterior estimación; Comunidad Valenciana recabará 1.680 millones, 141 más; Andalucía recibirá 1.237, 253 millones más y Madrid , 738,41 millones, un aumento de 132 millones frente a la anterior proyección. El Estado reparte cada año los ingresos que estima van a tener las comunidades por su participación en los impuestos. A dos años vista, liquida las diferencias, por lo que en 2017 se distribuye la liquidación de 2015, que Hacienda ha recalculado.
El CPFF se reunía hoy de urgencia para aprobar el nuevo objetivo de déficit de 2018 propuesto por Hacienda para las comunidades, el 0,4% del PIB, una décima más de lo que votó en el anterior encuentro. Pese a los mayores recursos y la flexibilización, el ambiente entre los barones ha sido crítico con Montoro. La nueva senda de Hacienda ha contado con siete votos a favor: seis de las comunidades gobernadas por el PP (Madrid, Murcia, Castilla y León, Galicia junto a Ceuta y Melilla) así como Canarias, que si hace una semana se abstuvo ahora ha apoyado la propuesta de Hacienda anticipando lo que puede ocurrir en el Congreso de cara a los Presupuestos de 2018 y su techo de gasto. En contra han votado siete comunidades, seis socialistas (Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Baleares y Asturias) junto a Cantabria.

- División socialista.

En el bando del PSOE ha habido un cambio de voto respecto a la anterior votación: Extremadura, lo que reabre las tensiones entre Ferraz y sus barones, que no han tenido una postura única con la suavización del objetivo de déficit. El consejero de Economía extremeño, José Luis Navarro, negó que su postura evidencia una "ruptura" en el PSOE y lo achacó simplemente a la situación financiera de la comunidad.

Cataluña, al no haber asistido ningún consejero por la ausencia del vicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, no ha votado y en su lugar ha asistido el secretario de Economía, Pere Aragonés. Este último ha calificado de "limosna" la décima adicional otorgada por Hacienda a las comunidades. País Vasco y Navarra, por su parte, nunca votan en el CPFF al contar con un régimen fiscal diferente. Así, la propuesta del Gobierno que cuenta con la mitad de los votos del Consejo ha salido adelante aunque al igual que la semana pasada tampoco ha cosechado mayoría. Ahora se aprobará en Consejo de Ministros.

Canarias ha recibido otro guiño de Hacienda para asegurar el voto a favor de Coalición Canaria. El ministro se ha comprometido a revisar la regla de gasto permitiendo a las comunidades con superávit reinvertirlo en inversiones financieras sostenibles, como ya ocurre con las corporaciones locales. Canarias es de las escasas comunidades que tienen superávit.

El consejero de Economía de Aragón, Fernando Gimeno, ha descrito que la rebaja del IRPF que ha pactado el PP con Ciudadanos redundará en una reducción de ingresos para las comunidades de unos mil millones, ya que el 50% del tramo de la tarifa es autonómico. De ahí se deduce que Hacienda haya concedido una décima más a las regiones, ya que su recaudación disminuirá por la medida adoptada por el Estado.

(Javier Tahiri, ABC)