Más de 8.000 entradas y 400.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Demasiadas contradicciones

Cuando parecía que el tema de El Algarrobico, con toda su retahíla de sentencias, fallos y recursos, había llegado a su fin y la demolición del edificio era sólo una cuestión de tiempo –y de dinero, que no es poco–, otra sentencia reabre el debate y amenaza con echar por tierra todo lo construido en el ámbito judicial. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), el mismo que determinó que el macrohotel se levantó en un suelo que debía ser protegido medioambientalmente, asegura ahora que el suelo es urbanizable. La explicación: que la Junta recalificó el terreno y no informó de ello en el 2008. El TSJA, pues, ofrece dos versiones contradictorias, pero asegura que no hay que verlo así, porque ambos fallos se basan en “cartografías” diferentes. La sentencia no analiza la legalidad de la licencia de obras ni el hecho de que la construcción invade la línea de 100 metros desde la costa. Pero abre una grieta, por donde los ecologistas temen que se cuele la protección de este monstruo a orillas del mar.

(La Vanguardia)