Más de 7.500 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Obama refuerza los vínculos de Estados Unidos con la dictadura saudita

El presidente de EEUU, Barack Obama, y el rey Abdalá bin Abdelaziz de Arabia Saudita mantuvieron este viernes una reunión en Riad en la que mostraron su acuerdo en “fortalecer la relación”, según informó la agencia de noticias saudita, SPA

Obama y el rey Abdalá hablaron sobre la situación en Siria, la causa palestina y las últimas novedades internacionales y la postura de cada país ante ellas.

Con esta visita el Presidente estadounidense refuerza la relación de Washington con la dictadura saudita. Obama confirmó al rey Abdalá que “confía en el peso político que tiene su país, lo que le permite desempeñar un papel fundamental en las crisis de la región”.

La reunión, que duró algo más de dos horas, tuvo lugar en la localidad de Rauda Jarim, a 100 kilómetros al noreste de Riad.

La delegación estadounidense estuvo completada por el secretario de Estado de EEUU, John Kerry; la consejera de Seguridad Nacional, Susan Rice, y el encargado de los asuntos en el Golfo Pérsico del mismo organismo, Robert Malley.

También estuvieron presentes en el encuentro el ministro saudita de Asuntos Exteriores, Saud al Faisal, y el príncipe Moqren bin Abdelaziz, nombrado el jueves por el propio monarca como próximo príncipe heredero, segundo en la línea sucesoria tras Salman bin Abdelaziz.

Está previsto que Obama cene con el rey Abdelaziz y este sábado abandone tierras sauditas para cerrar una gira que le ha llevado por otros países como Holanda, Bélgica e Italia.

Arabia Saudita y EEUU mantienen una cooperación estratégica desde hace décadas. Organizaciones de defensa de los Derechos Humanos acusan a Washington de usar un doble rasero a la hora de hablar de democracia, debido a sus alianzas con monarquías absolutistas del Golfo.

Febrero de 1945 fue el inicio de estos lazos, con una reunión entre el entonces presidente estadounidense, Franklin D. Roosevelt, y el rey Abdelaziz al Saud, en la que EEUU se garantizó la explotación y el provecho de los recursos petroleros del país árabe.

(Libre Red)