Más de 8.000 entradas y 400.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

“Tuvieron a mi madre 3 años y 8 meses para hacerle una resonancia”

Una paciente del Hospital General de Albacete ha presentado varias reclamaciones ante la consejería de salud de Castilla La Mancha por haberla tenido tres años y ocho meses para hacerle una resonancia magnética de control tras operarle de un tumor cerebral.

Según relata el hijo de la afectada que prefiere mantener su anonimato “por temor a represalias”, su madre fue operada a principios del año 2006 de un tumor cerebral. La operación fue un éxito y empezó las revisiones de control, primero cada seis meses, luego cada año y como mucho cada dos. Las revisiones consisten en una consulta con el neurocirujano del hospital y una resonancia magnética que se tiene que hacer antes de la visita.

Esto era lo normal hasta el año 2011, cuando el especialista le da cita para principios del 2013. Pero al llegar ese año, ni en enero ni en los meses posteriores recibe un aviso del SESCAM (Servicio de Salud de Castilla La Mancha) citándola. Acude al hospital y le dan cita para diciembre de ese año, pero de las pruebas diagnósticas, nada. Así, la paciente visita al neurólogo sin la resonancia y éste vuelve a pedir la prueba citando a la paciente de nuevo en abril.

Sin embargo, durante todo el mes de marzo no la llaman y es cuando empieza a poner quejas en atención al paciente y a exigir la prueba diagnóstica basándose en la Ley de Garantías que exige que se atienda dentro de un plazo máximo. Finalmente, tres años y ocho meses después le hacen la prueba diagnóstica.

Los familiares de la paciente han hecho pública esta denuncia a través de CGT-Albacete. El sindicato alerta de que “si en una ciudad grande como Albacete actúan así, nos podemos imaginar lo que ocurre en las zonas más pequeñas”. Además apuntan que “aquí no privatizan como en Madrid, sino que se dedican a desmantelar hospitales, quitando servicios y enviando a los enfermos a otras zonas”.

- Ocultan la Ley de Garantías.

El sindicato también denuncia que en los hospitales “han quitado los folletos en los que se habla de los plazos de la Ley de Garantías, no les interesa informar”.

Según explica el hijo de la paciente, cuando fueron a reclamar en el hospital le dijeron que sólo se podrían acoger a la Ley de Garantías “cuando ya le han dado cita para la prueba, consulta u operación, pero no mientras está en lista de espera”.

Además, desde los sindicatos denuncian que una circular del SESCAM “alecciona” a los trabajadores sanitarios “para que no comuniquen la existencia de dicha ley a aquellos pacientes que la desconozcan para que no exijan acogerse a ella para ser atendidos dentro del plazo legal”.

(Toni Martínez, La Marea)