Más de 8.000 entradas y 400.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

La oposición recurre a la Justicia para frenar el nuevo Código Civil

Impotente ante la mayoría oficialista en la Cámara de Diputados, la oposición apelará a la Justicia para intentar detener la aplicación del nuevo Código Civil y Comercial. El kirchnerismo está decidido a convertir ese proyecto de reforma en ley mañana, en una maniobra que, según los opositores, es "ilegal" porque no cuenta con el dictamen correspondiente de comisión.

"No queremos legitimar la sanción irregular de una ley tan importante para la vida de los argentinos. Por eso mañana (por hoy), nos reuniremos todos los jefes de bloque de la oposición para definir si bajamos o no al recinto", adelantó a LA NACION el jefe del bloque de diputados de la UCR, Mario Negri.

Por lo pronto, la Coalición Cívica y Unión Pro acudirán a la Justicia, aunque cada uno por separado, según adelantaron ayer.
Elisa Carrió, jefa de la Coalición Cívica, presentó junto al diputado Fernando Sánchez un recurso de amparo para impedir que se realice la sesión de mañana. "El trámite es absolutamente ilegal, porque viola el principio de formación y sanción de las leyes establecido en la Constitución", alegaron los legisladores opositores.

En cambio, los diputados de Unión Pro se presentarán ante la Justicia después de que la ley se sancione, no antes, como Carrió. Sus argumentos son distintos: los macristas consideran que, con el recambio parlamentario de diciembre pasado, el dictamen que había emitido previamente la Comisión Bicameral para la Reforma del Código Civil no tiene vigencia.

"Vamos a presentar un recurso de amparo porque la composición actual de la comisión bicameral que se creó para el análisis del proyecto de creación de un nuevo Código Civil y Comercial hoy no es la misma", advirtió la diputada Patricia Bullrich, quien agregó: "La mitad de los legisladores que la componen no tiene ninguna noción de lo que se pretende sancionar. Al cambiar la composición de la Cámara, caen los dictámenes".

El propio jefe del bloque de Pro, Federico Pinedo, abonó el argumento. "Es absurdo pretender que se apruebe un proyecto sobre la base del análisis que hicieron quienes ya no ocupan una banca en la Cámara baja porque venció su mandato", agregó.

La oposición advirtió, además, que el texto de la reforma no cuenta con el dictamen respectivo de comisión. Alegó que el Senado, cuando debatió la iniciativa, en noviembre del año pasado, introdujo algunas modificaciones en el dictamen que había emitido la comisión bicameral. "Toda modificación debe ser analizada en un nuevo dictamen por la Cámara revisora, en este caso, la Cámara de Diputados", explicó Negri.

Los legisladores opositores también cuestionan que el oficialismo quiera darle una "sanción exprés" y a libro cerrado a una iniciativa de más de 2600 artículos que cuando se ponga en marcha, en enero de 2016, afectará muchos aspectos de la vida privada de los ciudadanos argentinos (de lo que se informa por separado).

"Esto no es una disputa entre el oficialismo y la oposición. Es una cuestión de responsabilidad o irresponsabilidad. No se puede cambiar una tradición de 150 años en un día", enfatizó el diputado radical Ricardo Buryaile.

- Rechazo oficial.

Desde el oficialismo rechazan los argumentos opositores. "Quieren trabar el debate. Todo se hace conforme al reglamento", insistieron ayer las principales espadas oficialistas.

"La sociedad ha cambiado mucho y merece tener un código acorde con sus nuevas realidades", afirmó Teresa García, secretaria parlamentaria del bloque kirchnerista, en declaraciones radiales.

El nuevo Código Civil y Comercial cuenta con media sanción del Senado desde el 28 noviembre pasado. Once meses después, el oficialismo decidió sorpresivamente exhumar la iniciativa luego de que la presidenta Cristina Kirchner se reuniera en el Vaticano con el papa Francisco.

Sería un gesto a la Iglesia: si bien el texto mantiene artículos que no la conforman del todo, como el que establece la figura del divorcio exprés, en el Episcopado priorizan la decisión de ratificar el momento de la concepción como origen de la existencia humana. Este antecedente, alegan, dificultaría la posibilidad de avanzar con el aborto no punible.

Este punto, el del origen de la vida humana, es uno de los más polémicos del nuevo Código Civil y Comercial. Hay legisladores que advierten que, con la redacción actual, el texto prohibiría las técnicas de fecundación in vitro. En el oficialismo adelantaron que la semana que viene promoverán un predictamen para regular estas prácticas y, así, cubrir este vacío legislativo por el que la oposición fijó reparos.

- Ejes centrales del proyecto.

La reforma al Código Civil avanza en Diputados

Divorcio.- Simplifica el proceso del divorcio. Será suficiente que uno solo de los cónyuges manifieste su voluntad, sin necesidad de mutuo acuerdo ni que transcurra un plazo mínimo.

Convenciones pre y posnupciales.- Se podrá optar por un régimen de comunidad de bienes o separación.

Unión convivencial.- Se regulan los efectos jurídicos del concubinato. Se crea un Registro de Uniones Convivenciales, con derechos y obligaciones similares al matrimonio tradicional.

Comienzo de la vida.- Mantiene el criterio actual del comienzo de la vida humana desde la concepción.

Adopción.- Se busca brindar mayor rapidez a los trámites. Se incorpora la adopción por integración, para el hijo del cónyuge o conviviente.

Sucesiones.- Se amplía la facultad de testar, reduciendo la porción legítima y se incorpora el fideicomiso testamentario.

Moneda extranjera.- Se habilita al deudor de obligaciones en moneda extranjera a librarse de su obligación mediante la entrega del equivalente en moneda de curso legal, al tipo de cambio oficial.

Sociedades.- Se autoriza la constitución de sociedades unipersonales, mediante sociedades anónimas sujetas a fiscalización estatal.

(La Nación, Yahoo! Noticias)