Más de 7.500 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

David Fernàndez, el jinete del ‘caballo de Troya’ dejará el Parlament

David Fernàndez siempre ha rechazado que se le etiquetase como el líder de la CUP. “En la CUP no tenemos lideres”, recuerda siempre que se le trata como tal. Aunque el diputado, que accedió al Parlament de Catalunya como número uno de la candidatura de la izquierda independentista –junto a Quim Arrufat e Isabel Vallet-, se ha convertido en dos años en un referente en la vida parlamentaria catalana, donde llegó la CUP bajo la promesa de ser “el caballo de Troya de las clases populares”. El periodista y “activista de base” se ha ganado el respeto de propios y extraños con un discurso incisivo, fundamentado, y que ha sabido conectar con la ciudadanía.

Desde su primer discurso en el debate de investidura,que fue elogiada incluso por Duran i Lleida –“en parte ha sido un discursazo”, afirmó-, hasta sus intervenciones frente a los exgestores de Catalunya Caixa, Caixa Penedès y el mismo Rodrigo Rato –con el episodio famoso de la sandalia que le mostró-, durante la comisión de investigación de las cajas de ahorro, sus palabras han sabido atraer la atención de la audiencia. Lo corrobora el alto número de vídeos de sus intervenciones subidos a Youtube y la cantidad de visualizaciones que suman (su intervención frente a Rodrigo Rato la han visto más de 267.000 personas a través de la red).

Valgan como ejemplo las palabras que les dedicó a los exgerentes de Caixa Penedès Ricard Pagès y Manuel Troyano -hoy condenados por su gestión al frente de la caja-, durante su comparecencia en la comisión de investigación parlamentaria: “¿Saben qué es la omertá? ¿Saben qué es la mafia? Pues cómprense un espejo, esta tarde, se lo ponen delante, y verán la mafia y la omertá, ante ustedes. Vergüenza”, afirmó Fernàndez con la mirada clavada en sus interlocutores. Una intervención que el periodista Antoni Bassas calificó de “uno de los momentos más brillantes del parlamentarismo catalán de las últimas épocas”. “Este es un momento de verdad. Es la actuación de un político que no está repitiendo una consigna, que no está luciéndose ante las cámaras, sino que está hablando a la vez, y esto es dificilísimo en todos los órdenes de la vida, con la cabeza y con el corazón”, sostuvo Bassas.
Este y otros aspectos lo han llevado a ser uno de los políticos mejor valorados por la ciudadanía catalana. El que obtuvo una nota más alta en la primera oleada del 2014 del Barómetro de Opinión Política del Centre d’Estudis d’Opinió (CEO) de la Generalitat, con un 5,47; y que en la 2ª oleada, hecha pública este viernes, ha quedado situado en segundo lugar -por detrás del diputado de ERC en el Congreso Alfred Bosch- con una nota media de 5,58 (por delante de Oriol Junqueras -5,53-, Joan Herrera -4,84- y Artur Mas -4,77-). Fernàndez, que no es militante, se ha erigido en un gran activo de la CUP. Pero con un probable escenario de elecciones anticipadas, su tiempo en el Parlament- así como el de sus compañeros Arrufat y Vallet-, está llegando a su fin.

Y es que la normativa interna de la CUP es bien clara al respecto: los diputados no repetirán legislatura. “Una legislatura es una legislatura, dure cinco años o cinco meses. La coherencia es aquello que liga palabras y hechos, y si has dicho una cosa la haces. Te juegas la credibilidad, y más en el contexto de crisis de la política”, afirmaba esta semana Fernàndez en una entrevista con Vilaweb. Los que vengan detrás lo harán mucho mejor, por el bagaje acumulado. La CUP es una escuela compartida, somos equipos”, sostenía el diputado, a la vez que defendía que “es una buena noticia que haya relevos, porque esto sí que agrieta la cultura política de la transición y este tipo de liderazgos”.

A pesar de que no llevar a Fernàndez en la próxima lista electoral podría implicar renunciar a un activo importante, fuentes de la CUP aseguran que no existe la posibilidad de reconsiderar la repetición de candidatos en las listas. “Ellos tampoco querrían, no dan abasto, no tienen vida”, afirman las mismas fuentes. El mismo Fernàndez, con rostro agotado tras una intensa sesión parlamentaria, reconocía esta semana en conversación con La Marea que el volumen de trabajo que cargan sobre sus espaldas los tres diputados de la CUP es insostenible a largo plazo.

- Incógnitas sobre la próxima lista.

Hasta pasado el 9 de noviembre no se comenzará a discutir posibles candidatos, explican desde la CUP. Tampoco está claro qué procedimiento se seguirá para escogerlos. En las autonómicas de 2012 (que también fueron comicios anticipados), la Asamblea Nacional de la CUP se vio forzada a decidir a un mes vista presentarse a las elecciones. Las asambleas territoriales propusieron una serie de nombres, y entre los diez con más apoyos se votó su orden en la lista. “Fue un proceso excepcional”, explican desde la CUP, fruto del escaso margen de actuación. Para esta ocasión todavía no hay un procedimiento definido. Dependerá también del tipo de candidatura que se acabe presentando, pues la CUP hace tiempo que mantiene conversaciones con el Procés Constituent y otras fuerzas de izquierda independentistas para la conformación de una lista amplia.

Aunque formalmente no se ha discutido de nombres, hay uno que suena repetidamente entre los círculos de la CUP: el del economista, escritor y pastelero Josep Manel Busqueta. Militante de la CUP de Bellpuig (Lleida) y miembro del Seminario de Economía Crítica Taifa -un grupo de economistas críticos con el enfoque dominante en las facultades y escuelas de Economía, y entre los cuáles se encuentra la catedrática de Economía Aplicada de la UB Miren Etxezarreta- Busqueta asesoró al Gobierno de Hugo Chávez durante los últimos años de su mandato. “Hace tiempo que mucha gente apostamos por él, pero la cuestión es si él querrá”, explican en la CUP.

(Brais Benítez, La Marea)