Más de 7.500 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Peña Nieto llega a Pekín con México enfurecido por los desaparecidos

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, llegó este lunes a Pekín para participar en la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC), dejando atrás un país conmocionado por la posible matanza de los 43 estudiantes desaparecidos.

"No atender un evento como éste sería actuar con irresponsabilidad", argumentó Peña Nieto durante una escala de su viaje a China efectuada en la localidad estadounidense de Anchorage (Alaska).

Desde que asumió la presidencia en 2012, el mandatario ha tratado de que la atención de México se centre en sus ambiciosas reformas económicas, que le han granjeado prestigio internacional.
Pero la desaparición de los estudiantes la noche del 26 de septiembre en Iguala (sur del país), tras ser brutalmente atacados por policías locales, devolvió al país al drama de la violencia que marcó a su predecesor, Felipe Calderón.

Peña Nieto afronta la peor crisis de su presidencia y su partida ha sido duramente criticada tanto por opositores como por familiares y compañeros de los estudiantes.

El viaje "es una burla, demuestra su falta de calidad moral jugando con los sentimientos y la dignidad de 43 estudiantes", dijo este domingo a la AFP Juan González, estudiante de la escuela para maestros rurales de la comunidad Ayotzinapa a la que pertenecen los desaparecidos.

Peña Nieto, que se enfrenta a la peor crisis de su presidencia, fue de los últimos mandatarios o representantes en llegar de este foro que representa el 40% de la población mundial, casi la mitad del comercio mundial y más de la mitad del Producto Interno Bruto (PIB).

En Pekín, el presidente participará en la cumbre de dos días de la APEC y después realizará una visita de Estado a China antes de viajar a Brisbane (Australia) para asistir a la cumbre del G20.

La presencia del presidente mexicano en Pekín genera expectativas tras su decisión de anular la licitación para construir una línea de tren de alta velocidad que había ganado un consorcio liderado por una empresa china.

La empresa china de ferrocarriles CRCC anunció que estudia emprender acciones legales por la decisión del presidente mexicano, que el jueves se reunirá con su homólogo chino Xi Jinping en el marco de su visita de Estado al gigante asiático.

Durante su viaje, Peña Nieto se ha visto sorprendido por un escándalo destapado por la prensa que asegura que su esposa compró una mansión a una empresa mexicana asociada al grupo chino que ganó la licitación.

(AFP, Yahoo! Noticias)