Más de 7.000 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

El Supremo de Brasil suspende del cargo a presidente de la Cámara de Diputados

Un juez del Tribunal Supremo de Brasil suspendió este jueves por obstrucción de la justicia al presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, involucrado en el escándalo de corrupción en Petrobras.

La sentencia atiende una petición de la fiscalía que afirma que Cunha, arquitecto del 'impeachment' contra la presidenta Dilma Rousseff, usaba su cargo "en interés propio e ilícito para evitar que las investigaciones en su contra lleguen a buen término".

"No existe la menor duda de que el investigado no posee condiciones personales mínimas para ejercer, en este momento, en su plenitud, las responsabilidades del cargo de presidente de la cámara de diputados, pues no califica para la sustitución de la Presidencia de la República", señala el fallo del juez Teori Zavascki, al que accedió AFP.
Cunha es actualmente el segundo en la línea de sucesión presidencial y, si la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, es suspendida por el Senado para iniciar un juicio de destitución, quedará como el primero en la línea, por detrás del vicepresidente Michel Temer, que reemplazaría a la mandataria.

La decisión del Senado está prevista para el 11 de mayo.

Polémico y poderoso legislador que se convirtió en la némesis de Rousseff, Cunha es además el único político protegido por fueros que es juzgado por el Tribunal Supremo en una causa que indaga si cobró al menos 5 millones de dólares para facilitar un negocio con navíos sonda en la estatal Petrobras.

En diciembre, cercado por denuncias en su contra y amenazado en la propia cámara de diputados con perder su mandato por faltas éticas, autorizó una petición de 'impeachment' contra la presidenta por supuesta manipulación de las cuentas públicas. Ese proceso dejó a Rousseff al borde de perder la presidencia de una de las mayores economías del mundo y desató una crisis política sin precedentes en la historia moderna del país.

Rousseff prometió "seguir luchando" para volver al poder si es destituida por el Congreso, en una entrevista difundida este jueves por la BBC británica. "Seguiremos luchando para volver al Gobierno. Vamos a resistir, resistir y resistir", insistió Dilma, entrevistada un día antes por la televisión pública británica. "El proceso de 'impeachment' (ndlr: destitución) es ilegítimo, ilegal", estimó.

"No cuenten conmigo para renunciar", insistió, "si renuncio, la prueba viva de que hay un golpe de Estado (...) desaparece".

Rousseff confesó su tristeza por la posibilidad de no estar al frente del país en los Juegos Olímpicos de Río, en agosto. "El miedo de que no sea yo, sino alguien que usurpó mi cargo, me llena de tristeza e injusticia", lamentó.

(AFP, Yahoo! Noticias)