Más de 7.500 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Zaffaroni criticó las causas judiciales contra Cristina Fernández de Kirchner. "Hay un revanchismo"

El ex juez de la Corte Suprema Raúl Zaffaroni calificó de “revanchismo político” a las causas judiciales contra la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, sobre quien advirtió que podría ir presa “si se agrava la situacion (económica) y en determinado momento hay que desviar la atención”. Además, el actual integrante de la Corte Interamericana de Derechos Humanos criticó al presidente Mauricio Macri y opinó que su gobierno “no tiene dirección económica”. “Macri no es neoliberal, es peor”, remató.

En el marco de una entrevista radial, Zaffaroni expresó que las causas judiciales abiertas en contra de Fernández de Kirchner son parte de “un revanchismo que recuerda al año 1955”. “Como se manejan con Milagro Sala es una muestra clara de ese revanchismo”, planteó e indicó que aunque no puede predecir “a dónde va a llegar ese revanchismo”, no descartó que Cristina puede ir presa “si se agrava la situación (económica del país) y hay que distraer a la sociedad”.

Para Zaffaroni, CFK es “la figura política más importante del país”. “O volvemos con Cristina o no volvemos”, opinó. Respecto de la situación del peronismo y del lugar de la ex mandataria en ese movimiento, sostuvo que dependerá de lo que ella “quiera hacer”, pero “hay inquietud en la gente, que tiene problemas, y todo eso en algún momento va haber que dirigirlo”.
En política no hay vacíos, si ella no quiere ocupar ese lugar, lo va a hacer otro”, dijo Zaffaroni. No obstante, bromeó sobre los planes de CFK: “No creo que a Cristina le guste seguir trabajando de abuela”.

El letrado calificó a Macri como “un improvisado” en materia económica y aseguró: “No lo puedo comparar con un Federico Pinedo de los años ‘30, ni siquiera con un (Alfredo) Martínez de Hoz de los años ‘70 ni tampoco con (Domingo) Cavallo”. Zaffaroni concluyó que si “Milton Friedman (padre del neoliberalismo) viera lo que ocurre en la Argentina, lo mata (a Macri)” y aseguró que el presidente “no es neoliberal, es peor”, es “colonialista”.

Por otra parte, coincidió con CFK en que una reforma constitucional hubiese sido necesaria para sostener los derechos alcanzados en la gestiones kirchneristas y señaló que fue una “omisión” por parte de la expresidenta relacionada con que “los movimientos populares responden a los pueblos y el pueblo argentino no cree en el derecho”. “Con razón –apuntó–. Cada vez que le invocaron al derecho fue para estafarlo”.

En ese marco, insitió en que es necesaria una reforma constitucional ya que “hoy un señor gana la elección por un puñado de votos y tiene que gobernar; reparte nuestros impuestos a los gobernadores como se le da la gana y los extorsiona; los gobernadores presionan a nuestros legisladores, con lo cual manipula al poder Legislativo, a través de lo cual puede nombrar en la cúpula del Judicial a quien se le da la gana. Estos CEOs están manejando los tres poderes a su antojo. Entonces, ¿nuestra Constitución funciona?”, se preguntó.

En el diálogo con el padre Juan Carlos Molina, quien durante un tiempo del gobierno anterior estuvo al frente de la Sedronar, el letrado criticó a Macri y a su gobierno, en el que “los gerentes de corporaciones internacionales son los ministros”. Para Zaffaroni, Macri “es un improvisado”. “No lo puedo comparar con un Federico Pinedo de los años 30, ni siquiera con un Martínez de Hoz de la dictadura o un Cavallo. Esto es un caos económico, no un programa viable”, insistió. En ese marco, opinó que el presidente “está ausente del pueblo” y que “no hay dirección económica” en su gestión. “Esto no tiene la misma dirección que tuvieron otros programas oligárquicos. Acá no hay batuta, cada feo tira para su lado”, añadió y remató: “Esto no es neoliberal, es peor. Es algo mucho más colonial”.

Además, criticó al presidente por sus encuentros con el titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, sobre todo por suceder el último en el marco de “un problema tan delicado como el de las tarifas”, en referencia a los impactantes aumentos de los servicios públicos de luz, agua y gas. En ese marco, advirtió que “de haberlo hecho Cristina, hubiera sido un escándalo”.

(Página 12)