Más de 7.000 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

El PNV quiere acordar con los que crean que "Euskadi es una nación"

Se retrasó una semana el Alderdi Eguna de 2016 porque el domingo pasado hubo elecciones. Aunque ya aclaró Iñigo Urkullu que también ese día «fue Alderdi Eguna. Ganamos las elecciones». Y esa victoria se convirtió en el eje central de los discursos de ayer, quedando en un segundo plano los mensajes políticos. Concretó algo el presidente del EBB, Andoni Ortuzar, cuando aseguró que el PNV buscará acuerdos con todos «especialmente con quienes consideren que Euskadi es una nación». Pero la experiencia dicta que habrá que ver en qué queda eso cuando pasen los aires de la fiesta y haya que concretar los pactos.

Andoni Ortuzar señaló que la próxima legislatura «será una gran oportunidad para sacar a Euskadi definitivamente de la crisis económica y crear empleo de calidad. Para cerrar la página de la violencia en este país y traer una paz justa y para siempre. Y para dar un salto de gigante en el autogobierno, para construir nación, para ganar cotas de libertad y conseguir nuestro derecho a decidir nuestro futuro».

Aseguró que lo quieren hacer también de la mano de otros porque «queremos que la Euskadi de 2020 sea una Euskadi compartida».
Ahí fue cuando el presidente del EBB afirmó que «el PNV va dispuesto a hablar, a compartir y a acordar con todos. Especialmente con los que quieran avanzar, con todos los que consideren que Euskadi es una Nación y que, como tal, tiene que ser reconocida. Con quienes quieran sumar y progresar».

Añadió que «la Euskadi de 2020 no admite vetos ni tiene que tener temas tabú. Hagamos uso de la democracia. Democracia y decisión. Esas son las claves que deben guiar nuestra política».

También el lehendakari Iñigo Urkullu hizo mención a la «nación vasca. Una nación que vamos a seguir construyendo mirando a Europa, reforzando la Eurorregión, impulsando la Federación de Naciones. Una nación con vocación de estado de todo un pueblo, el Pueblo Vasco; que progresivamente vaya construyéndose según la voluntad de sus ciudadanos y ciudadanas. Hoy, planteamos al Estado una relación de igual a igual; bilateral y con garantías de cumplimiento; que reconozca la realidad nacional de Euskadi. ¡Somos la nación vasca!», insistió Urkullu. Su apuesta sigue siendo un gran acuerdo en el Parlamento de Gasteiz, plural y entre diferentes».

- Excepción en la regla mundial.

Tanto Andoni Ortuzar como Iñigo Urkullu destacaron en su discurso que el PNV y la CAV constituyen una excepción. El presidente del EBB resaltó que «con la que está cayendo en todo el mundo, con las sonoras bofetadas que se están llevando todos los partidos de gobierno en toda Europa, nosotros salimos de las elecciones con más apoyo del que teníamos».

Iñigo Urkullu alabó una y otra vez los valores del PNV y, «frente a la incertidumbre global y la inestabilidad de España», reclamó «un gobierno que gobierne, responsable y fuerte, que dé estabilidad a Euskadi. Un gobierno –precisó– abierto al diálogo, la colaboración y el acuerdo. Nuestro ingrediente secreto es el ‘modelo PNV’. Vuestra capacidad. Valores. Honestidad. Integridad. Compromiso de País. Trabajar juntos, sin dejar a nadie atrás. Avanzar con ilusión».

El lehendakari aseguró que «lo mejor para Euskadi está por llegar. Hablo de una utopía realizable. Hablo de los valores del pueblo vasco: compromiso, esfuerzo, tenacidad, trabajo en equipo, solidaridad, hacer bien las cosas y hacer el bien. Somos un Pueblo en marcha. No nos vamos a detener».

- Recuerdos a Agirre.

Tanto en los discursos de Andoni Ortuzar e Iñigo Urkullu, como en el del representante de EGI, hubo recuerdos al primer Gobierno Vasco de José Antonio Agirre, cuyo 80 aniversario se celebra el próximo viernes y por ello ese día ha sido declarado festivo este año.

Después, el presidente del EBB manifestó que «si echamos la vista atrás, ¡¡¡qué grandes lehendakaris hemos tenido y tenemos en el PNV!!! ¡¡¡Nuestro reconocimiento y gratitud a todos ellos!!!». Así, con todas las admiraciones en el discurso escrito. Luego, fuera del papel, mencionó expresamente a José Antonio Ardanza, Juan José Ibarretxe e Iñigo Urkullu. No habló de Carlos Garaikoetxea.

(Iñaki Iriondo, Gara)