Más de 8.000 entradas y 400.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Gobierno y oposición de Venezuela se acercan en marco de diálogo

El Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, y la oposición dieron el martes señales de acercamiento en medio de los esfuerzos de diálogo para superar la crisis del país, aunque ambos bandos mostraron dudas y pidieron mayores gestos para avanzar en una solución.

Las autoridades venezolanas liberaron a cuatro activistas políticos mientras que el Parlamento, controlado por la oposición, postergó un juicio político contra Maduro.

Adicionalmente, la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) suspendió una marcha hacia el Palacio de Gobierno, programada para el jueves, pero advirtió que si en los próximos días las negociaciones no satisfacen sus demandas, entre ellas el adelanto de elecciones presidenciales, se levantará de la mesa.
"Con el choque y la confrontación no hemos logrado resolver el conflicto", dijo el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos. "Todo proceso de conversación supone recíprocas concesiones", añadió.

Fuentes parlamentarias habían adelantado a Reuters que el Parlamento unicameral suspendería la discusión y la movilización opositora hacia el Palacio de Miraflores en Caracas.

Maduro aplaudió el gesto.

"Están cogiendo mínimo (se están calmando), muy bien", dijo Maduro el martes en el estreno de su programa radial de salsa.

El Gobierno y la oposición iniciaron conversaciones formales el domingo, ante mediadores extranjeros, incluido un representante del Vaticano, con miras a avanzar en un diálogo que supere la aguda crisis política y económica que atraviesa el país.

El país petrolero sufre de una aguda inflación, escasez de alimentos y medicinas, y recesión económica.

Sin embargo, en una transmisión posterior por televisión el mandatario acusó al partido opositor Voluntad Popular de "terrorista".

"Espero que los tribunales tomen cartas en el asunto ante los llamados terroristas de este grupo que pretende utilizar la legalidad de Venezuela. Como jefe de Estado apoyaré todas las decisiones", afirmó.

El partido respondió en un comunicado que "con esto Maduro nos ratifica que en Voluntad Popular estamos del lado correcto de la historia al denunciar la falsa intención con la que el gobierno asume el proceso de diálogo".

- Liberación de activistas.

En el primer gesto del Gobierno de Maduro, autoridades venezolanas liberaron a cuatro activistas detenidos. No obstante, los adversarios del presidente pidieron mayores consideraciones.

La MUD condicionó el progreso de las conversaciones a la liberación de más de un centenar de "presos políticos", incluidos el dirigente Leopoldo López y el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma.

También exigieron que se convoque lo más pronto posible a elecciones presidenciales, se cambie a la directiva del árbitro electoral y que se restablezca el estatus de la Asamblea Nacional, que según la justicia está en desacato por incorporar a sus filas a tres diputados bajo investigación.

"Si pasan 10-12 días y no pasa nada, pues tendremos que pararnos de la mesa", dijo Ramos, secretario general del partido opositor Acción Democrática.

Entre los opositores que fueron puestos en libertad están Carlos Melo, detenido a fines de agosto por el servicio de inteligencia Sebin bajo acusaciones de transportar explosivos, y Coromoto Rodríguez, jefe de seguridad del presidente del Parlamento, quien fue apresado en mayo por acusaciones de financiar a jóvenes para generar violencia.

También fueron liberados Andrés Moreno y Marco Trejo luego de poco más de un mes tras las rejas acusados de "lesionar la moral de las Fuerzas Armadas", por la difusión de un video donde se ve a un miembro de la Guardia Nacional que sufre las tribulaciones que enfrentan la mayoría de los venezolanos.

"Esas fueron decisiones de tribunales en el marco del proceso de diálogo, gestos", dijo Jorge Rodríguez, representante del Gobierno en la mesa. "Las investigaciones persisten", refirió.

Según grupos de derechos humanos, aún se encuentran privados de libertad más de un centenar de activistas. El Gobierno socialista ha negado la existencia de "presos políticos".

Dos semanas atrás, el árbitro electoral suspendió un referéndum revocatorio contra Maduro, aumentando las tensiones políticas en el país petrolero.

(Fabián Andrés Cambero, Eyanir Chinea, Reuters, Yahoo! Noticias)