Más de 7.000 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Los Reyes Magos de Madrid recuperan en la cabalgata su vestimenta clásica

Los Reyes Magos han recuperado este jueves sus vestimentas clásicas para visitar a los niños de Madrid, después de las críticas del pasado año por exhibir coloridos trajes, lejos de la tradicional vestimenta de los Magos de Oriente.

Entre amplias medidas de seguridad, la comitiva real ha partido a las 18.30 horas de esta tarde desde la zona de Nuevos Ministerios de Madrid en dirección a la plaza de Cibeles en un gran desfile con 30 escenas y doce carrozas que tiene como eje principal la curiosidad, concebida como un cuento infantil.

Aunque las carrozas de sus majestades serán las últimas en salir, a partir de las 19.30 horas, algunos niños ya han podido ver a los Reyes en la zona de Nuevos Ministerios. Si el año pasado fueron criticados por haber lucido unos coloridos vestidos que fueron comparados con "cortinas de ducha", en esta ocasión sus majestades han sacado de nuevo las tradicionales capas, dorada en el caso de Melchor, roja en el caso de Gaspar y marrón para Baltasar.
Al igual que sucedió en la cabalgata del año pasado, un pelotón fugaz de 300 ciclistas ha abierto el gran desfile madrileño, en el que tampoco este año participan más animales que los caballos de los agentes de Policía, pues, aconsejados por la alcaldesa Manuela Carmena, sus Majestades han optado por dejar a sus camellos en Oriente y ayudarse de triciclos para repartir los regalos.

La novedad de este año es que la cabalgata cuenta con intérpretes que narran en lengua de signos el relato de varias carrozas, con el objetivo de hacer más accesible el desfile. Este año el desfile cuenta con un "blindaje" especial de seguridad que supondrá un mayor número de agentes, la prohibición de que circulen camiones y la colocación de elementos pesados en algunos puntos.

(Agencias, 20 Minutos)