Más de 7.000 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Las primarias del PSOE, con la intensidad de unas elecciones generales

El proceso de la campaña de primarias del PSOE se vivió la mañana de este sábado con la intensidad de una generales, con actos de los tres candidatos por toda la geografía española, y con una asistencia a los mismos casi similar a otros mítines de procesos electorales.

Susana Díaz, antes de su anuncio oficial como precandidata que hará el próximo 26 de marzo en Madrid, protagonizó un multitudinario acto en Murcia donde ya dio pinceladas de lo que parece que será su campaña y su proyecto político para el PSOE.

Y lo hizo, en primer lugar, reivindicando al PSOE, su legado y sus conquistas para este país. Así, no dudó en afirmar que se sentía orgullosa "de Felipe, de Zapatero, de Rubalcaba y de lo que hemos sido", proclamó.
Recordó las conquistas en materia de sanidad, educación, pensiones o dependencia; y reivindicó que hay que seguir luchando para garantizar que no se pueda agrandar la brecha de la desigualdad, “porque la bandera de la igualdad es fuerte, y es saber que un niño nazca donde nazca va a tener la misma sanidad y los mismos derechos”.

Aseguró que se presenta a liderar el PSOE no para competir por el segundo o el tercer lugar en las urnas, "yo quiero que el PSOE vuelva a ser el primer partido de este país", e hizo un llamamiento a la unidad interna: "Quiero que la palabra que nos una sea la palabra compañeros o compañeras. Serlo, es unir nuestro destino al del otro".

Por su parte, Pedro Sánchez reunió a cerca de 1.500 personas en Granada para volver a defender su discurso en favor de una militancia que tenga voz y voto: “Lo bueno de las primarias”, dijo, "es que los que defendieron la abstención al PP y los que no lo hicimos, podemos debatir como compañeros, sin subterfugios, y los afiliados decidir con su voto lo que no pudieron en octubre".

Al contrario que Díaz, Sánchez apostó por dejar de mirar tanto a lo que ya se hizo, “porque hay que renovar nuestra casa, ganar el futuro, dejar atrás el pasado y unir al PSOE, unir a la izquierda con un proyecto ilusionante y autónomo para regenerar nuestro país”.

Sánchez, que fue el más votado en Andalucía cuando se enfrentó a las primarias frente a Eduardo Madina en 2014, dijo sentirse un socialista andaluz más, y ya no sólo pidió el voto y una amplia participación, sino también reclamó ya los avales que necesitará para presentarse.

Por su parte, Patxi López, desde Lugo, hizo unas declaraciones reiterando en que sólo él puede unir al partido: "Ante el choque de trenes, quiero parar las máquinas para que no haya heridos", indicó.

López dio la bienvenida a la transparencia, en referencia a la financiación de las candidaturas, y también apeló al voto de la militancia muy directamente y a su participación, "porque sin militantes no hay líderes, y sin militantes no hay PSOE". Además, esta tarde el ex lehendakari celebrará otro acto con militantes en Monforte de Lemos.

Y todo esto una mañana de sábado a casi dos meses del día de la votación. Sin duda, la campaña va a ser muy larga.

(Manuel Sánchez, Público)