Más de 7.000 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Peña Nieto exhorta al PRI a defender el avance de México

En medio de la complejidad económica, diplomática y política que domina el escenario nacional, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), con 88 años de edad, ayer sacó músculo y en su sede nacional prodigó respaldo irrestricto al presidente Enrique Peña Nieto.

En reciprocidad, el mandatario lo reconoció como el partido transformador del país, lo llamó a la unidad, a la inclusión y al trabajo de convencimiento. Cobijado por la militancia y los dirigentes, avizoró un panorama complicado en materia electoral, en el que habrá de imponerse:

"Hoy nuevamente hay riesgos de retroceso. Al igual que hace seis años, están resurgiendo las amenazas que representan la parálisis de la derecha o el salto al vacío de la izquierda demagógica. No olvidemos el estancamiento del que veníamos, ni el riesgo real de perder lo que hemos logrado construir como país en las últimas décadas."
Entre los priístas imperó el ánimo de ganar los procesos electorales (en Coahuila, estado de México, Nayarit y Veracruz) del presente año. Enrique Ochoa Reza había presentado un recuento histórico de los logros de su partido. Y el mandatario los conminó a agitar y mover a las bases de militantes y simpatizantes.

Al auditorio Plutarco Elías Calles llegaron militantes, alcaldes, gobernadores, políticos jóvenes y de viejo cuño, así como integrantes del gabinete presidencial. Acudieron David Penchyna, Mikel Arriola, Ivonne Ortega, Jorge Carlos Ramírez Marín, José Narro Robles, José Antonio Meade, Miguel Ángel Osorio Chong, Aurelio Nuño, César Camacho Quiroz, Emilio Gamboa.

En el presidium acompañaron a Peña Nieto y Ochoa Reza, Alejandro Moreno, Alejandro Murat, Eruviel Ávila, Alfredo del Mazo, José Murat, Carolina Monroy y Manlio Fabio Beltrones.

El sonorense, ex presidente del PRI, recibió la medalla Plutarco Elías Calles, la más importante que concede el tricolor, en reconocimiento a sus méritos partidistas. Cuando el moderador de la ceremonia lo mencionó, la ovación fue mayúscula.

Peña Nieto abordó dos ángulos del quehacer partidista: "Llegamos a romper inercias para transformar y no sólo administrar. No somos el partido que patea el bote o nada de muertito; tampoco somos el partido que engaña con ilusiones y promueve la división. No, señores".

Con mira en los dos proceso electorales, en particular el de 2018, adujo, “hoy, México nos convoca nuevamente. Una vez más tenemos que salir a defender el avance del país y el bienestar de su gente. Es un reto que debemos asumir con toda responsabilidad y con profunda seriedad. Quiero decirles que lo que está en juego es mucho más que una elección.

“Lo que se estará decidiendo en las urnas éste y el próximo año es, literalmente, el futuro de México… la disputa por el futuro del país ya está presente y se siente en todo el territorio nacional.”

Y en otro terreno, en su casa, con los suyos, Peña Nieto reiteró que la mayor fortaleza del PRI está en la unidad, "en nuestra pasión por servir y construir para México; está en enfrentar a los adversarios con determinación y firmeza".

Repuso que el PRI sabe acordar, pacta para gobernar y para transformar. "Pero que quede bien claro: nunca, pero nunca pactará para dejarse derrotar. Nosotros, los priístas, y está en nuestra genética, siempre salimos a ganar. En el PRI jamás asumimos victorias anticipadas para otros. Por el contrario. Es cuando mejor vibramos, cuando nos ponemos de pie, cuando trabajamos con todo fervor y con toda pasión; y más cuando se trata, insisto, de defender a México".

También se dio tiempo de reconocer el mensaje que Ochoa Reza expuso al inicio de la celebración, pues "de todo este recuento de logros que el PRI ha tenido a lo largo de su historia, de sus 88 años, nos deja ver, para quienes militamos con orgullo en este instituto político, la trascendencia, el alcance que tiene la fuerza de la unidad de los priístas".

En esa tesitura, refirió que el PRI ha estado en los momentos cruciales de México, ha sido protagonista de las grandes hazañas de la historia reciente. "El PRI, una y otra vez, ha sabido adaptarse, levantarse cuando ha sido necesario y salir a triunfar por el bien de México".

Con dureza exhibió a los contrincantes políticos. “Nos han subestimado. Olvidan de qué está hecho el partido más fuerte y más grande de México. Se les olvida que los militantes del PRI son mujeres y hombres que amamos a nuestra patria y que siempre daremos todo por defenderla.

"Mientras esos partidos se encaminan a la división, a las pugnas internas o a la demagogia autoritaria, nosotros nos mantenemos cohesionados y con la unidad necesaria para vencer; y para servir a México con responsabilidad. Hoy, más que nunca, la unidad, la disciplina y la lealtad partidista nos deben distinguir."

Y exigió: "Trabajen por la inclusión. Todos los priístas leales, comprometidos y honestos, con deseos de servir y cercanos a la gente, deben tener cabida en nuestro partido".

- Vamos a ganar porque "sabemos adaptarnos a los nuevos tiempos", asegura Ochoa Reza.

El PRI, respaldado por el presidente Enrique Peña Nieto, se dijo listo a ganar las cuatro elecciones en disputa durante el presente año, porque "somos un partido que ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos, sin variar la solidez de nuestra fortaleza ideológica", aseguró Enrique Ochoa Reza, dirigente nacional del tricolor.

En la sede nacional del PRI, resguardada por cientos de militares del Estado Mayor Presidencial, la dirigencia, los integrantes del gabinete presidencial y militantes, externaron –en voz de Ochoa Reza– su respaldo a Peña Nieto:

"El PRI está orgulloso de su labor como Presidente de la República. Como jefe de Estado ha dado usted un gran ejemplo. Un ejemplo de anteponer los intereses nacionales sobre la coyuntura de corto plazo. Un ejemplo de responsabilidad al servicio de México."

En sus 88 años de existencia –en una ceremonia donde también se recordó a Gustavo Carvajal Moreno– el PRI abrió sus cartas y se comprometió a ser incluyente y mantenerse como la opción sólida en materia electoral.

"El PRI es el partido histórico de nuestro país (...) es el más ganador de México (...) es responsable de haberle dado a la nación mexicana estabilidad constitucional, sin interrupción alguna; responsable de haber dotado a México de una amplia infraestructura de educación pública... de haber edificado un sistema de seguridad social y de salud pública... de haber comunicado al país... de propiciar el pluralismo democrático... de la dignidad diplomática... de haber impulsado el comercio de México con todas las naciones, con los vecinos y los pueblos hermanos", desglosó.

El michoacano recordó que en 2000 “muchos apostaron por nuestro fin. Con torpeza, vaticinaron nuestra desaparición. Predijeron la destrucción de nuestro instituto político. Ocurrió lo contrario. Tan sólo tres años después, en la elección intermedia de 2003, los priístas recuperamos la mayoría en la Cámara de Diputados. Tras la ‘docena trágica’ de gobiernos panistas, nosotros, con trabajo político serio y congruente, recuperamos la Presidencia de la República.”

- Con la mayor cantidad de votos.

Y para controvertir el discurso del panismo, que manifestó en la pasada elección haber obtenido mayor número de votos tras los comicios del año pasado, el dirigente priísta recordó:

"Después de nuestra victoria en 2012, fuimos el partido político que más votos recibió en las elecciones para gobernador tanto en 2015 como en 2016. En la democracia reciente de México, es la primera vez que el partido político en el gobierno gana la elección intermedia para diputados federales. Eso lo conseguimos los priístas en 2015. En 2016, si sumamos todas las elecciones de gobernador, el PRI fue también el partido que más votos recibió en todo México."

Entonces reprochó "las coaliciones grotescas entre PRD y PAN (que) están en estado de descomposición. Enfrentamos a un PAN blando y rancio. En el PRD, enfrentamos a un sol que no alumbra ni a la esquina. Y el mesías de la mentira en Morena, que es exactamente el mismo demagogo y mentiroso de siempre. El que le huye al debate. Por supuesto que les vamos a ganar."

(Roberto Garduño, La Jornada)