Más de 8.000 entradas y 400.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Dos años de Clavijo: Canarias necesita a Podemos (Noemí Santana)

Secretaria general de Podemos Canarias

Se cumplen dos años de la legislatura de Fernando Clavijo como Presidente de Canarias. Una legislatura marcada por dos hechos: su inestabilidad por falta de apoyos, y la ley del suelo, la única noticia legislativa en estos dos años

El único objetivo de Clavijo y su gobierno de las élites es resistir. A cualquier precio y cueste lo que cueste. Saben que les queda poco. El descenso imparable en votos de Coalición Canaria, sumado a su incapacidad para llegar a acuerdos estables con Partido Socialista o Partido Popular, les coloca en un escenario de excepcionalidad y temporalidad. Si mantienen su gobierno es por una mezcla de matemática, azar, y oportunidad. Matemática basada en la triple paridad, esa que provoca que gobiernen siendo la tercera fuerza más votada, y con menos de un 10% de apoyos en la ciudadanía canaria. Una matemática llamada a extinguirse tarde o temprano, ya que es inevitable que se cambie el sistema electoral. Un azar provocado por la suerte de que su cada vez más simbólica presencia en Madrid sea clave para mantener al gobierno del Partido Popular y apoyarle sus presupuestos. El azar, desafortunadamente para las élites canarias, también se agota. Y oportunidad, manifestada en la debilidad de Partido Popular y Partido Socialista para ser alternativa de cambio en Canarias y para imponer su dignidad a su tradicional socio canario. Coalición ha humillado a sus aliados de siempre, jugando una partida con las cartas marcadas. Expulsa a unos de su gobierno, y juega en una negociación con los otros, sabiendo que ninguno de ellos puede sacarle del puesto de mando.

Y mientras tanto, en dos años de legislatura dedicada al suelo y a la resistencia, la emergencia social en Canarias se cronifica. La pobreza y la desigualdad crecen mientras la precariedad se ha convertido en cotidiana. Es escalofriante el dato de que uno de cada cuatro contratos que se firman en Canarias tiene una duración de menos de un día. En los últimos 7 años, los contratos de menos de una semana en Canarias se han duplicado. Canarias registra una tasa de pobreza y exclusión (tasa AROPE) del 35,5%, 8 puntos por encima de la media estatal, y una tasa de pobreza del 27,6% (en España del 22,2%). Datos cronificados que apenas han variado en los últimos dos años. La ausencia de un gobierno que tenga como prioridad a la mayoría social se manifiesta en ignorar continuamente la pobreza en Canarias, en gestionar lo público de manera desastrosa, como vemos cada día en el abandono de la sanidad y la educación. Dos años de legislatura con una Ley como prioridad: la del Suelo. La realidad va por un lado, y nuestro gobierno autonómico por otro.

Lo que vemos a nivel autonómico es fiel reflejo de lo que sucede a nivel nacional, y ahora más que nunca, con intervención de los mismos actores ejerciendo el mismo papel. El Partido Popular aguantando, atrincherado y contando como un milagro cada año de gobierno sosteniendo las cosas tal y como están, mientras tratan de tapar la corrupción como buenamente pueden. Llegando en este mes de julio a un punto escandaloso para una democracia seria: el presidente del Gobierno declarando en el juzgado por la financiación ilegal de su partido. En cualquier otro lugar, eso sería causa de dimisión inmediata. Aquí no.
Cambiar la reforma laboral o invertir en recuperar el Estado del Bienestar perdido durante la crisis deberían ser las prioridades del gobierno de España. Pero no, su única prioridad es resistir.

El Partido Socialista, por su parte, sigue intentando salir de su travesía en el desierto provocada por sus propias contradicciones. Tras darle el gobierno a Mariano Rajoy en España, y tras ser responsables con su voto de hacer presidente a Fernando Clavijo en Canarias, hace mucho tiempo que dejaron de ser alternativa de nada. Confiamos en que su renacer con los procesos de primarias haga del Partido Socialista aquello que sus militantes quieren que sea: un partido progresista, de cambio, de izquierdas, y que tenga como objetivo prioritario defender lo público, y defender a la mayoría social.

La sorpresa de estos últimos meses ha sido Nueva Canarias, sosteniendo primero los presupuestos y después el techo de gasto del ministro Montoro. Ejerciendo dos papeles incompatibles: nacionalistas y de izquierdas en Canarias, y apoyo del Partido Popular en Madrid. La política es elegir. No se puede estar con todos sin quedar mal con nadie. Para eso ya teníamos a Coalición Canaria y sus 20 años de cinismo político. No puede ser que la ejecutiva de Nueva Canarias, que no sus militantes, lleven a su partido a ser una mala copia de lo que ha sido el falso nacionalismo de las élites canarias durante todos estos años.

En este panorama, si algo ha quedado claro en estos últimos meses es que Podemos es la única alternativa real de cambio en Canarias. Podemos Canarias sale de su proceso de primarias más fuerte y más unido que nunca, y con un objetivo marcado: 2019. Teniendo claro que el enemigo está fuera, y no dentro. Y teniendo claro que quien manda en nuestro partido son los inscritos e inscritas, que nos han dicho que quieren que apostemos por la unidad y el diálogo desde la pluralidad. Podemos está aquí para quedarse, por mucho que les pese a determinados empresarios, políticos y columnistas de pago, que llevan desde que nacimos anunciando nuestra derrota al mismo tiempo que nos atacan, día sí y día también.

Nuestra experiencia de estos dos años en las instituciones canarias nos ha dejado claro que somos muy necesarios en esta tierra para llevar a las instituciones los problemas reales de la gente común. Para hablar claro, y para decirle a los poderosos a la cara lo que no quieren oír. Ellos quieren hacer como si no pasara nada, seguir disimulando y esquivando la realidad. Podemos es la dosis de realidad que les recuerda que los datos socioeconómicos de Canarias ni son normales, ni son inevitables. Que existen otras posibilidades, y que no queremos parecernos a Dubai, como quiere el Presidente Clavijo, si no que queremos parecernos a Europa.

Para ello este otoño formaremos el Gobierno en la sombra, un ensayo de Gobierno para 2019 formado por gente preparada en Canarias para dar respuesta a las políticas neoliberales que nos han llevado a la situación en la que estamos. Tenemos que hablar mucho en los próximos meses de economía, de modelo productivo, de innovación, de investigación, de turismo, de fiscalidad progresiva, de sostenibilidad, y de energías renovables. Tenemos que demostrar que hay alternativa a este modelo de especulación, ladrillo y turismo barato que deja atrás a una de cada cuatro personas en Canarias.

Partido Socialista y Nueva Canarias deben definir en los próximos meses de qué lado quieren estar: si del lado de Coalición Canaria y Partido Popular, o del lado de Podemos. Si del lado de que todo siga tal y como está, o del lado del cambio. A la gente de Canarias le va su futuro en ello.

En 2019 nos jugaremos la vida de mucha gente que no puede seguir esperando. El futuro nos espera. Un futuro mejor, más justo y más igual.

(Público)