Más de 7.500 entradas y 400.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

El Estado Islámico confirmó la muerte de su líder, asegura el Observatorio Sirio

Entre 30 mil y 50 mil civiles siguen atrapados en Raqa: ONU

El opositor Observatorio Sirio de los Derechos Humanos afirmó ayer que responsables del Estado Islámico (EI) han confirmado la muerte de su líder, Abú Bakr al Bagdadi, información que no ha podido ser corroborada por el ejército estadunidense, la cual se produce mientras la milicia yihadista sufrió reveses en algunas ciudades de Irak y Siria.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), entre 30 mil y 50 mil civiles continúan atrapados en Raqa, principal bastión del EI en Siria que las Fuerzas Democráticas Sirias intentan reconquistar.

El ejército iraquí, la coalición multinacional liderada por Estados Unidos y combatientes de la milicia yihadista podrían haber cometido crímenes de guerra durante la batalla para recuperar Mosul, informó Amnistía Internacional (AI), mientras algunos choques siguen en la periferia de esa ciudad de Irak tras ser declarada libre de extremistas islámicos.
“Responsables del EI en la provincia siria de Deir Ezor confirmaron al OSDH la muerte de Abú Bakr al Bagdadi. "Nos hemos enterado hoy, pero ignoramos cuándo y cómo falleció", informó el director del observatorio, Rami Abdel Rahman.

Bagdadi "estuvo en el este de la provincia de Deir Ezor" en meses recientes, añadió Abdel Rahman, pero dijo que no está claro si el deceso se produjo en esa región o en otro sitio. Si se confirma la muerte de Bagdadi, se asestaría un nuevo golpe al grupo extremista sunita.

Sin embargo, la coalición internacional antiyihadista, bajo mando estadunidense, dijo no poder confirmar dicha información. En reacción al anuncio del OSDH, el portavoz de la coalición militar, el coronel Ryan Dillon, declaró: "No podemos confirmar ese dato, pero esperamos que sea cierto".

En tanto, al menos 30 mil personas permanecen atrapadas en Raqa, ocupada por el EI desde 2014, mientras continúan los combates en esta ciudad, reportó el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados. La situación humanitaria "se deteriora rápidamente" en una ciudad donde escasean las reservas de agua, medicamentos y productos básicos, advirtió el organismo, el cual consideró "imperativo que los civiles atrapados puedan salir con total seguridad".

En otro foco de conflicto, el ejército iraquí, la coalición internacional encabezada por Estados Unidos y el EI podrían haber cometido crímenes de guerra en Mosul, informó AI. La organización señaló en un nuevo informe que documentó 45 ataques indiscriminados, que causaron la muerte de al menos 426 civiles entre enero y mediados de mayo, en dicha ciudad.

(AFP, DPA, La Jornada)