Más de 8.000 entradas y 400.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

El FMI eleva a 3,1% su previsión de crecimiento para España en 2017

El Fondo Monetario Internacional (FMI) elevó cinco décimas su previsión de crecimiento económico para España en 2017, a 3,1% del PIB, gracias a la fortaleza de las exportaciones, el turismo y el consumo.

En un informe publicado este martes, la institución con sede en Washington alinea así su previsión con la del Banco de España, que también es del 3,1% del PIB.

Incluso no descarta que el crecimiento sea finalmente más elevado, "ya que el impulso generado por las reformas efectuadas puede ser mayor de lo estimado".
El gobierno del conservador Mariano Rajoy espera por su lado un crecimiento del 3%, después de que la cuarta economía de la Eurozona se expandiera un 3,2% en 2015 y 2016, logrando uno de los mejores datos del bloque de 19 países.

En un informe publicado este martes, tras un análisis efectuado desde octubre de 2016 hasta julio de 2017, el FMI elogió una economía que se encuentra en su cuarto año de expansión (tras la crisis de 2008-2013), y que "se ha vuelto más competitiva, flexible y resistente", merced a las reformas del gobierno.

"La recuperación económica de España se mantiene fuerte", asegura el FMI, que pide aprovechar esta coyuntura para abordar una serie de "vulnerabilidades".

Entre éstas, la institución destaca la abultada deuda pública (en torno al 100% del PIB), que recomienda reducir gravando al tipo general del IVA (un 21%) productos de consumo que actualmente se benefician de un tipo reducido del 10%.

El FMI recuerda que el desempleo sigue siendo demasiado alto (18,75% en el segundo trimestre del año, el segundo más elevado de la UE), alerta del envejecimiento de la población, y reitera una recomendación clásica de los organismos internacionales a España: incrementar la productividad, que es inferior a "la de los países homólogos de la Unión Europea".

El informe destaca por otro lado que el sector financiero es ahora "más fuerte y racionalizado", tras la ola de fusiones consecutiva al estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008, que dejó a algunas instituciones bancarias al borde de la quiebra.

No obstante, advierte que los créditos de dudoso cobro "se mantienen relativamente elevados en unos cuantos bancos", en detrimento de sus balances.

Por ello, llama a analizar "minuciosamente" los activos inmobiliarios de los bancos, a "continuar mejorando la rentabilidad" y, en general, a estar preparados para la futura desactivación de los estímulos actualmente aplicados por el Banco Central Europeo (BCE) en la zona euro.

El informe observa también que "aún no se ha completado íntegramente el ajuste del sector financiero", marcado en las últimas semanas por la absorción del Banco Popular por el Santander y la fusión de Bankia y BMN, dos entidades controladas por el Estado.

El Santander, la mayor entidad bancaria de España, está ultimando una ampliación de capital de 7.072 millones de euros para financiar la absorción del Popular, que en cuestión de una semana, entre fines de mayo y comienzos de junio, había perdido la mitad de su capitalización en bolsa por las dudas sobre su solvencia.

(AFP, Yahoo! Noticias)