Más de 8.000 entradas y 400.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Juan Ignacio Zoido: "Hay suficientes armas legales para impedir la consulta independentista en Cataluña"

"Ahora puede subir el número de yihadistas 'retornados'"

"No habrá cambios con los presos si ETA no se disuelve"

Frenar los intentos de los yihadistas de atentar en territorio español es la obsesión del ministro del Interior. Pero sobre la mesa también tiene la multitud de aspectos del reto soberanista que afectan a su departamento. Respecto a ETA, Juan Ignacio Zoido considera que aún hay camino por recorrer en la lucha contra la banda.

- Cataluña se ha convertido en un proyecto rupturista. ¿Qué hará el Gobierno?

- Hay que apelar al cumplimiento estricto de la ley. En Cataluña se ha ido desencadenando un proceso de desconexión que no tiene sentido y sin respaldo legal. La prueba es que el propio Consell de Garanties ha declarado absolutamente inconstitucional el procedimiento de la Generalitat para aprobar unas leyes que eviten el control por parte del Parlamento. Es un referéndum totalmente ilegal y el imperio de la ley es el que se debe imponer. Hay armas y resortes suficientes para impedirlo.
- ¿Qué escenarios se barajan?

- Primero hay que saber hacia dónde quieren ir. No está oficialmente convocado el referéndum, no hay urnas, ni se prevén, ni censo, ni funcionarios que lo vayan a controlar, ni el número de votos que se debe obtener. Creo que está condenado a que no se celebre. Han entrado en un callejón sin salida y ahora buscan la confrontación. Están pensando en una desconexión cuando a mí me acaban de pedir que refuerce la conexión en seguridad. No va a ninguna parte.

- Hace unas semanas, varias voces del Ejecutivo hablaban de un golpe de Estado desde Cataluña. ¿Cómo se frena un golpe de Estado?

- Hay un tema cada vez más evidente: nadie de los que se autodefinen del sector independentista está dispuesto a asumir la responsabilidad de un referéndum ilegal. Ellos mismos se califican de independentistas, pero saben que incurren en una responsabilidad legal de la que pueden responder incluso con su patrimonio. Confiemos en nuestro Tribunal Constitucional, en las herramientas que tiene nuestro propio sistema jurídico y que eso sea suficiente para frenar este referéndum. Es un despropósito de quienes comenzaron un día un proceso sin ser conscientes de hacia dónde estaban llevando a la sociedad catalana. Al final ha quedado la sensatez de un partido como el PP que no ha cambiado de discurso, que ha seguido estando en contacto con la sociedad. Que no se imponga ese desenfreno al que nos tratan de llevar.

- El PSOE se muestra contrario a la aplicación del artículo 155 de la Constitución. ¿Cómo lo valora?

- El artículo 155 es legal pero yo creo que no va a haber que aplicarlo. Antes se va a evitar el referéndum, porque ya es evidente que nadie está dispuesto a cargar con la responsabilidad de llevarlo a cabo, ni ellos mismos quieren dar la cara.

- ¿No veremos al ministro del Interior al frente de los Mossos?

- No, no lo creo.

- ¿Y la Ley de Seguridad Nacional?

- No. Creo que todo va a ser mucho más normal. Insisto, cuando leo en los medios que ninguno quiere dar un paso al frente y nadie quiere cargar con la responsabilidad de llevarlo adelante creo que es evidente que ni ellos mismos están sosteniendo la iniciativa.

- Pero Puigdemont acaba de conformar un Gobierno que parece estar dispuesto a todo.

- El Gobierno autonómico está ensimismado en sus propias rencillas. Todo el mundo se mira de reojo. Después de presionar a los medios, a los funcionarios, a los alcaldes, a los mossos... presionan a su propio partido. Si presionan así a los suyos, ¿qué no harán con los demás? Es una muestra más de la deriva autoritaria que rompe cada día las leyes y las normas que nos hemos dado entre todos. En este asunto, el Gobierno de España estará en su sitio. Ni un solo euro de los catalanes servirá para pagar una tentativa de unos pocos catalanes, los secesionistas. El Gobierno ha estado abierto y lo está al diálogo. Pero Puigdemont no quiere dialogar. No acudió a la Conferencia de Presidentes, no envió a un experto a la comisión que estudia el modelo de financiación, fue invitado a exponer su propuesta en el Congreso, pero no quiere hacerlo.

- Y en esta situación se reúne la Junta de Seguridad en Cataluña.

- Me sorprendió. Estamos viendo este proceso que lo llaman de desconexión. Pero mientras, y de una manera reiterada, solicitan la Junta para reforzar la seguridad y para formar parte de un centro de coordinación nacional contra el terrorismo (Citco), órgano nacional de investigación de terrorismo y crimen organizado. Mientras, quieren integrarse, quieren sentarse en la mesa de la alerta antiterrorista, quieren compartir los datos de la administración del Estado y que nosotros compartamos del sistema de emergencia 112 que gestionan... Hemos reforzado la conexión. Le hemos dado una mayor conexión desde el punto de vista político, pero hemos constatado y formalizado lo que ya se lleva haciendo desde hace muchos años. Es curioso que cuando se habla de desconexión lo que se pretende en materia de seguridad es reforzar esa conexión. Viva la conexión en materia de seguridad.

- ¿Cómo ve que se le grabara al ministro del Interior en el Ministerio y se difundiera la grabación?

- Es tremendo, es una falta de lealtad absoluta. Sobre todo cuando querían responsabilizar de ello al ministro en lugar de condenar el hecho de la grabación y difusión... con lo fácil que es manipular la grabación. Rechazo que se puedan mantener actitudes de este tipo y sobre todo que queden impunes. Si hay algo que me gustaría es que se pudiera esclarecer, y los que tienen actitudes de este tipo que no les salga gratis.

- Este asunto llegó al Parlamento y allí se habló de una policía patriótica en el Ministerio del Interior.

- Es un tema que puedo asegurar que yo, desde que llegué al ministerio, no he conocido. No ha existido una policía política. Si no, yo hubiera visto algo. Se podrán compartir o no criterios de la Policía. Yo he conocido muchísimos mandos de la Policía como he conocido muchísimos cargos en unas y otras administraciones, y cada uno tiene su impronta, pero usa los cauces legales para lograr resultados. Siempre hay que partir de la base de que la ley es el único instrumento. Policía política, ni la he vivido ni yo la he conocido.

- ¿Qué opinión tiene del caso del comisario Villarejo?

- No he conocido a ese comisario. Pero es verdad que ha llevado una dilatada vida profesional y parece ser que se le está queriendo valorar por lo que ha pasado en los últimos años. No sé su trayectoria. Quiero pensar siempre en esos policías anónimos, desde los más altos cargos hasta el último policía, y creo que lo que se le pueda atribuir a una persona que ya está jubilada no debe condicionar bajo ningún aspecto a todo el colectivo policial y a su funcionamiento.

- Actuaciones de la Udef y de la UCO han sido cuestionadas.

- Es verdad que de todas las investigaciones no siempre se obtiene el resultado que se preveía. Creo que en esos casos no deben de extraerse conclusiones de que se han equivocado. Son unas unidades especializadas que dan un buen servicio. Desde dentro habrá que hacer un análisis de cómo deben mejorarse todo lo que son las investigaciones. Siempre creo que hay que estar para mejorar, y cuando se produce algún fallo o cuando se produce alguna decisión contraria a lo que se había mantenido lo que debemos es sacar conclusiones para seguir mejorando.

- Dos años en nivel de alerta 4 y los golpes policiales contra yihadistas son casi diarios. ¿Estamos a salvo?

- La seguridad absoluta no existe. Pero sí podemos estar satisfechos con la labor de las Fuerzas de Seguridad del Estado, sobre todo por el respaldo que después tiene con Fiscalía y tribunales. Existe una amenaza a nivel internacional. España no está fuera de esa amenaza global que existe. Tenemos una legislación importante para poder prevenir los atentados. La Policía Nacional y la Guardia Civil han sido capaces de adaptarse a este modo de actuar del nuevo terrorismo. Se ha detenido a 182 personas y el 90% está en prisión de manera preventiva o cumpliendo condenas.

- Sin alerta 4, ¿hubiéramos tenido algún atentado?

- No se puede afirmar que el nivel de alerta sea la causa por la que no se han producido atentados, pero contribuye a que si alguien quiere hacerlo lo tenga más difícil. Hay una gran seguridad en la calle, pero también estamos más especializados en las redes e internet.

- El perfil apunta que los detenidos están cada vez más autoadiestrados y con una voluntad más sólida de atentar en España. Un detenido en Madrid tenía manuales de cómo fabricar veneno. Que uno se escape del control policial puede meternos en un lío importante.

- Sin duda. Mire usted los autores de los últimos atentados: un automóvil, cuchillos de cerámica... Tenemos que estar preparados y adaptándonos. Llevamos mucho terreno recorrido.

- ¿Qué se detecta en las cárceles? ¿Aumenta la radicalización?

- Por la información que tengo, siguen radicalizados. Buscan contacto entre ellos; comparten planteamientos.

- ¿Cómo inciden en España los golpes al Estado Islámico en Irak?

- Ahora lo único que puede producirse es un incremento de retornados. En España tenemos identificados a 200 que han partido para combatir con el Daesh. Creemos que han muerto 36. Veinte han vuelto. Los otros están aún allí. Estamos pendientes de las bajas que se han producido en los últimos combates.

- ¿El espíritu de Ermua ha quedado hecho añicos?

- Tanto como añicos no, pero se ha resentido. Es muy lamentable lo que ha sucedido con el 20 aniversario.

- ¿Y por qué?

- Responsabilizo a todos los que no han seguido implicándose en aquel grito de libertad. Hay muchos. Lamento que partidos constitucionalistas no hayan estado a la altura en determinados municipios.

- La presión política por los presos de ETA aumenta.

- Seguiremos con la misma política penitenciaria. No habrá ninguna variación: el estricto cumplimiento de la ley y el estado de Derecho. No creo que haya que variarla ni un ápice hasta que no se disuelva la organización, se entreguen todas las armas, se pida perdón, se arrepientan y paguen las deudas. A partir de ese momento habrá que cumplir la ley.

- Algunos dicen que ETA está ya desarmada. Pero faltan, entre otras, la pistola con la que se mató a Miguel Ángel.

- El desarme de ETA no se ha producido. Lo último en Francia fue un auténtico paripé. Ni siquiera lo que anunciaron que iban a entregar lo entregaron. Hasta que no se produzca el desarme total y esa disolución de la ETA y todo el resto de condiciones que deben de cumplir, nada de nada. Ya está bien de paripés.

- No sé si parece muy acertado el permiso a Txapote..., hasta la Fiscalía estaba en contra. ¿Este permiso es digerible?

- Es muy difícil de digerir. Y más en este momento. No comparto esa concesión del permiso.

- ¿Cuántos han colaborado con la Justicia para esclarecer los casos pendientes? Son más de 350 asesinatos sin aclarar.

- Es algo que es fundamental, la colaboración. Cuando uno se arrepiente tiene que colaborar para poder esclarecer lo pendiente. Pero no son muy proclives a hacerlo. Por eso están recibiendo el trato que la ley marca para aquellos que no colaboran.

- Da la impresión de que los más de 350 casos sin esclarecer no se van a aclarar nunca.

- Va a ser difícil, pero en la lucha antiterrorista no hay que bajar la guardia.

(Fernando Lázaro, El Mundo)