Más de 7.500 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Las pelotas de Villar… y las nuestras (Rubén Pascual)

Periodista

No habrá en toda la zona euro alguien a quien haya cogido por sorpresa la detención, entre otros, del que durante treinta años ha sido amo y señor en el «fúrbol» español, el ilustre bilbaíno Ángel María Villar, inmerso en diversos escándalos y procedimientos judiciales. Otro capo, pero este con pantalón corto, medias y botas de tacos.

Al parecer, tres décadas no habían sido suficientes para que nadie –gobiernos, organismos reguladores, clubes…– se hubiera dado cuenta de que el sultán del mundo esférico se lo estaba llevando crudo. Todo presuntamente, claro. Ha pasado inadvertido que, según los investigadores, permitiera a las federaciones territoriales contratar con sociedades de su entorno o propiedad para sacar un beneficio propio o incluso desviar fondos, y todo ello a cambio de garantizarse el apoyo en las sucesivas elecciones.

Se ve que tampoco a nadie le ha resultado llamativo que se mercadeara con los derechos comerciales de la tan cacareada selección española o con la reventa de entradas.

Minucias aparte, lo que más me ha llamado siempre la atención de este hombre es que haya tenido el cuajo para encabezar durante tres décadas la Federación de un deporte cuyo nombre nunca ha atinado a pronunciar correctamente. Tócate los pies.

Sin embargo, la gran preocupación de muchos en estos días, como quien mira al dedo que señala a la luna del negociazo que es el fútbol –poco que ver con aspectos deportivos–, ha sido si la ‘Operación Soule’ provocaría la suspensión del sorteo del calendario liguero y, por tanto, la paralización del campeonato. Para pelotas, las nuestras.

(Gara)