Más de 8.000 entradas y 400.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Sánchez pide "sumar" y Díaz responde que no le "haga elegir" entre el PSOE y Andalucía

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado que cuando escucha hablar a la presidenta andaluza, Susana Díaz, de lo que "le mueve y conmueve" se reconoce en ella porque hablan "el mismo idioma, el de la igualdad", y le ha pedido: "Sumemos".

"Cuando yo escucho a Susana hablar de su historia vital, de las cosas que le mueven y le conmueven, al igual que a otros militantes, yo me reconozco en ella", ha subrayado Sánchez, que ha apostillado: "Susana, tú y yo hablamos el mismo idioma, el de la igualdad y la fraternidad".

Sánchez ha hecho estas manifestaciones al inicio de su intervención en el acto de clausura del decimotercer congreso del PSOE andaluz, un día "importante" porque "proclamamos a la nueva secretaria general, mi secretaria general, mi presidenta de la Junta. Felicidades ¡enhorabuena!", le ha dicho a Díaz.
Tras advertir de que la derecha política y mediática quiere un PSOE "desunido", ha pedido: "Hagamos, compañeros, un PSOE unido para ganar elecciones".

- Susana: "No me hagas elegir".

Por su parte, Susana Díaz, ha pedido al secretario general, Pedro Sánchez, que no le haga elegir entre dos lealtades, en referencia al partido y a Andalucía, y le ha garantizado la "lealtad" de los socialista andaluces, la suya la "primera".

"Lo único que te pido como secretaria general y como presidenta es que nunca me hagas elegir entre dos voluntades, porque soy presidenta de todos los andaluces", ha asegurado Susana Díaz en el discurso de clausura del trece congreso del PSOE-A, en presencia de Sánchez.

La andaluza ha vuelto a dirigirse a Sánchez para decir que "va a tener la lealtad" de todos los socialistas andaluces y ha acotado que "la mía la primera, compañero Pedro".

Antes ha recordado que el PSOE-A es una federación depositaria de la confianza de los ciudadanos desde hace 40 años y se ha comprometido a fortalecer la unidad del partido para "poner rumbo" a la próxima "victoria" en las elecciones andaluzas y municipales.

- Llegaron juntos.

Sánchez y Díaz han llegado juntos al salón plenario para el acto de clausura del 13º Congreso Regional, sin hacer declaraciones a los periodistas. El líder de los socialistas, que cerró el acto, llegó a Sevilla a las 11.35 horas y, desde la estación ferroviaria de Santa Justa —donde le esperaban Alfonso Rodríguez Gómez de Celis y Carmen Calvo, ambos miembros andaluces de la Ejecutiva Federal— se desplazó hasta el hotel que acogía desde el sábado este cónclave.

El acto de clausura comenzó con más de una hora de retraso porque al mediodía todavía no había finalizado el recuento de votos de las listas para los órganos del partido, y Pedro Sánchez y Susana Díaz, junto a otras personas de la máxima confianza de ambos líderes, permanecieron juntos en una de las estancias habilitadas para el congreso.

Sánchez fue recibido en el plenario con gritos de "Pedro, Pedro" y estuvo arropado por varias decenas de sanchistas, la mayoría de los cuales acudieron en calidad de invitados pues sólo 31 de los delegados son críticos, que se agolparon también en los pasillos del hotel para recibirle.

Díaz y Sánchez, que sonrieron tímidamente, se sentaron juntos en la primera fila flanqueados por el expresidente de la Junta José Rodríguez de la Borbolla (junto a Díaz) y el vicepresidente andaluz, Manuel Jiménez (al lado de Sánchez).

Históricos socialistas andaluces como Luis Yáñez y Carmen Hermosín acudieron también al acto de clausura, aunque según fuentes de su entorno tuvieron que pedir a la organización que le acreditaran porque Yáñez no figuraba entre los invitados. Poco antes del mediodía llegaron también los padres de Susana Díaz, su marido con su hijo y otros familiares de la presidenta de la Junta.

(Agencias, 20 Minutos)