Más de 7.500 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Decenas de fallecidos en las crecientes protestas en Kenia

Escalada de violencia

La oposición pide al Gobierno que “deje de matar” y habla de más de un centenar de muertos

Las protestas poselectorales continuaron ayer en Kenia, donde ya han muerto decenas de personas en enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes, que desde anteanoche claman contra la reelección del presidente, Uhuru Kenyatta, cuya victoria no reconoce la oposición.

Tras una noche de caos y violencia en diferentes partes del país, donde se repitieron los disparos y escenas de pánico, la tensión continuaba en medio de un baile de cifras de víctimas mortales y discursos políticos, sin que mejorara la situación.

Mientras el Gobierno aseguró que no ha habido víctimas mortales en estos incidentes, que calificó como “aislados” y perpetrados por “criminales oportunistas”, la oposición elevó la cifra a más de 100, entre ellos diez menores de edad. Aunque no precisó la fuente de este recuento, aseveró que las víctimas se repartían entre Kibera, Mathare, Dandora, Kawangware (todos ellos suburbios de Nairobi), y también en Kisumu, Siaya, Homabay y Migori.
Por su parte, la organización humanitaria Comisión Nacional para los Derechos Humanos de Kenia (KNCHR) informó de que 24 personas murieron por disparos de la Policía.

Una de las muertes que más ha conmocionado al país es la de una niña de 10 años que fue alcanzada por un disparo cuando jugaba junto a otros niños en el balcón de su casa de Mathare, un suburbio de la capital donde la situación parecía haberse calmado en las últimas horas de ayer.

En Kibera, el mayor barrio chabolista de Nairobi, los vecinos seguían encerrados en sus casas debido a la gran presencia de fuerzas de seguridad, que cargaron con munición real y gas lacrimógeno contra las personas que salieron a la calle. “Seguimos en casa. Mi hijo está enfermo y no puedo llevarlo al hospital porque no puedo salir a la calle. Tenemos miedo”, contó a Efe por teléfono Macklyn, una residente de Kibera, donde centenares de personas armadas con palos y piedras tomaron ayer las calles entre neumáticos incendiados.

Varios portavoces de la coalición opositora Súper Alianza Nacional (NASA) denunciaron la “brutalidad” de la Policía, a la que pidieron que “deje de matar” a sus seguidores. Sin embargo, no hubo ningún pronunciamiento público de su líder, Raila Odinga, al que muchos esperaban para que calmara la tensión que se vivía en los principales feudos de la oposición.

Además, los periodistas de medios de comunicación internacionales y locales se han convertido en el objetivo de la Policía, que les ha impedido acceder a zonas donde se estaban produciendo las protestas. En una retransmisión en directo del canal KTN, los agentes lanzaron gas lacrimógeno a escasos metros del periodista keniano Duncan Khaemba.

(Jèssica Martorell, Deia)