Más de 10.000 entradas y 1.000.000 de visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Marta Macho y Roberto Sánchez, anestesistas denunciantes del fraude de las oposiciones de Osakidetza: "Hemos encontrado una sarta de mentiras sobre las que han tropezado"

Marta Macho y Roberto Sánchez, junto con Manuel Martínez, fueron los anestesistas que denunciaron irregularidades en las OPE de Osakidetza de 2018. Tras la denuncia, entre otros altos cargos de la organización sanitaria, dimitió Jon Darpón, responsable de Sanidad de Lakua. Los denunciantes han apoyado públicamente a EH Bildu ante el 12J

EH Bildu.- «Vemos que el primer paso que se quiera conseguir a nivel social en este país pasa por que se aireen las instituciones. Vemos que la opción más realista en este sentido es EH Bildu»

- Son tiempos difíciles para los profesionales sanitarios. ¿Cómo están viviendo la crisis del covid-19?

- Marta Macho: Lo hemos vivido con frustración. Nos hemos ofrecido para trabajar a turnos en los hospitales en los que hiciese falta, porque somos personal que está entrenado en el tratamiento de pacientes críticos, y sabiendo cómo estaban en otros centros, que estaban desbordados y agotados de trabajo, dimos esa opción. Pero no nos dieron la oportunidad, la única opción que nos ofrecieron fue hacer guardias, teniendo en cuenta que nosotros hacemos más guardias de las que están establecidas por ley de forma habitual. No fue posible hacer nada, nos denegaron todas las opciones que dimos. Ha sido una lucha continua de pegarse contra un muro. Y la sensación global que se lleva la población es que la cosa ha sido bien manejada por parte de Sanidad, pero lo que nos hemos encontrado realmente ha sido una sarta de mentiras sobre las que han ido tropezando.

- Roberto Sánchez: Una de las mentiras que se ha dicho durante la gestión de la pandemia es que se estaba haciendo una gestión centralizada de recursos humanos y materiales. Eso es absolutamente falso. Hemos visto que aquí ha habido una improvisación constante y que no se estaba contando con todos los profesionales de la red. Dentro de la gestión que ha hecho este Gobierno con la crisis, su gran triunfo es que no se ha colapsado ni el sistema ni las UCIs. Esto no se ha explicado bien: no se han colapsado porque no ha ingresado gente que en otras circunstancias habría ingresado. Pero lo han vendido como un gran triunfo. Se nos hace creer que la gestión del PNV es el paisaje, pero no es el paisaje, es un decorado que está delante.

Otra gran mentira que se dijo en esta crisis fue el asunto de las camas de UCI; el lehendakari llegó a decir que había hasta 800. Hubo un documento que presentó el Gobierno Vasco al Gobierno central para que le permitieran la desescalada en el que especificaban el número de camas que tenían. Era un documento que lo único que especificaba era el número de respiradores que dispone Osakidetza y los contaban como camas. Sólo ha habido 200 y pico camas de UCI.

- ¿Qué opinan sobre cómo se está llevando el proceso judicial por las irregularidades en las OPEs?

- M.M: Personalmente, creo que va lento. La sensación que tengo es que, como en toda la gestión del PNV, hay muchas cosas opacas, ocultas. La única forma de solventar todo esto es vapulear todo el sistema de derechas, que está hincado en jefaturas y altos cargos que acaban funcionando de forma jerárquica.

- R.S: Para nosotros es importante, porque si no hay condenas parece que se deslegitima nuestra denuncia. Hoy en día, tanto en las jefaturas de servicio como en la cantidad de puestos que hay de confianza, la sensación que tenemos no es que asciende el que más vale para el puesto, sino el que menos escrúpulos tiene. Pero por lo que hemos visto, la justicia no tiene recursos.

La fiscal general de la CAV se ha quejado en repetidas ocasiones de que no tiene recursos para investigar delitos de corrupción. Tanto el PNV como el PSE han votado varias veces en las Diputaciones Forales en contra de la realización de fiscalías en contra de la corrupción. En el Parlamento Vasco, cada iniciativa que ha habido para crear una ley de protección del denunciante, de [Elkarrekin] Podemos, o una oficina para investigar la corrupción, propuesta de EH Bildu, las han tumbado el tándem PNV-PSE.

- Con la denuncia, llegó la dimisión del responsable de Sanidad Jon Darpón. Algo inédito en la CAV.

- M.M: Esa dimisión fue un regalo, porque este señor está trabajando para otra empresa donde está ganando tanto o más.

- R.S: Enseguida cogió la puerta giratoria. [María Jesús] Múgica, que dimitió como directora de Osakidetza, está trabajando en el Departamento de Educación.
- Han dicho reiteradas veces que el fraude en las OPEs no es un caso aislado y que se debe efectuar un cambio estructural en Osakidetza.

- R.S: Habría que repensar la estructura jerárquica de Osakidetza. El liderazgo de Osakidetza está más basado en la lealtad y en la aquiescencia con el modelo de gestión actual que con el mérito. Te debes mucho a caprichos de gestores.

- A las puertas de las elecciones, han decidido apoyar a EH Bildu. ¿A qué se debe?

- R.S: Uno de los motivos que hemos tenido para acercarnos a la política, cada uno desde su punto de vista, es porque estamos viendo que si hay una mayoría potente del PNV-PSE, a nosotros seguramente nos venga la segunda ola de intentarnos reprimir. En EH Bildu hemos entrado Manuel Martínez y yo a través de Alternatiba, porque vemos que el primer paso que se quiera conseguir a nivel social en este país pasa por que se aireen las instituciones. Vemos que la opción más realista en este sentido es EH Bildu. No tenemos nada en contra de Podemos, y nos ha ayudado mucho con nuestra denuncia, pero ahora mismo igual están mirando para otro lado.

- ¿Quieren añadir algo más?

- M.M: Como aviso al PNV-PSE si volviera a salir, no hay la ceguera que había antes. El descontento es general. Especialmente en los hospitales se han visto muy abandonados y muy maltratados. No pueden esperar, de hecho se ha visto en las movilizaciones.

(Maddi Txintxurreta, Gara)