Más de 8.000 entradas y 400.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

El pequeño Nicolás se reunió en el CNI con la jefa de gabinete de Sanz Roldán

El 3 de octubre de 2013 y duró 30 minutos

Las incógnitas que rodean al pequeño Nicolás van resolviéndose a medida que pasan los días, sobre todo las más relevantes. El joven se encargó de propagar en las semanas anteriores a su detención el pasado 14 de octubre que había realizado varias misiones para el Centro Nacional de Inteligencia (CNI). También detalló ese supuesto vínculo en su larga declaración policial, aunque esos datos permanecen bajo secreto de sumario. En ese ambiente de indeterminación, las dudas sobre su hipotético contacto con el CNI se habían convertido desde que trascendieron las primeras informaciones en una de las aristas más tenebrosas del caso. Pero El Confidencial ha podido despejar por fin ese interrogante.

Según han confirmado fuentes cercanas a las pesquisas, el pequeño Nicolás visitó efectivamente la sede principal del Centro de Nacional de Inteligencia (CNI) en Madrid la mañana del 3 de octubre de 2013, es decir, hace tan sólo un año. Lo hizo en compañía de César Chiva de Agustín, presidente de la empresa Executive Forum, una firma especializada en la organización de desayunos y almuerzos informativos y otros eventos sociales.
Francisco Nicolás Gómez Iglesias y Chiva acudieron a las instalaciones del CNI con el propósito de manifestar en persona su interés por organizar un evento abierto al público que tuviera como ponente principal al actual director de esa institución, el general Félix Sanz Roldán. La reunión se produjo dentro de las instalaciones del organismo y, según las fuentes consultadas, duró aproximadamente media hora.

A esa reunión que hasta ahora se había mantenido en el más estricto secreto asistieron en representación del CNI la jefa de gabinete de Sanz Roldán y otros asesores de la dirección de este organismo. El pequeño Nicolás y el presidente de Executive Forum plantearon abiertamente su intención de contar con el director del centro para uno de los desayunos informativos que organiza periódicamente esta empresa en hoteles de lujo de la capital y a los que suele asistir como público una nutrida representación de la élite política y económica nacional. La ponencia de Sanz Roldán versaría lógicamente sobre el escenario actual en el que operan los servicios de inteligencia españoles, aunque este punto sólo se trató por encima.

- La propuesta se descartó.

No era la primera vez que la jefa de gabinete de Sanz Roldán recibía una propuesta de ese tipo. El director del CNI ha pronunciado numerosas conferencias abiertas al público desde que llegó al cargo en julio de 2009. El pasado 1 de julio asistió por ejemplo a la presentación de un diccionario de Inteligencia y Seguridad en el Instituto Cervantes. Sin embargo, la jefa de gabinete del director del centro optó por rechazar la propuesta del pequeño Nicolás y su acompañante. Y para que quedara constancia, les remitió una carta comunicándoles formalmente su decisión. Lo cierto es que el desayuno nunca se celebró.

Según ha podido saber El Confidencial, la oferta fue declinada porque Executive Forum pretendía que los costes del acto fueran asumidos por patrocinadores privados. Tampoco convenció en el CNI la puesta en escena del pequeño Nicolás. En un principio, sólo iba a acudir a la reunión el presidente de la compañía de eventos. Pero la tarde de antes, Chiva se puso en contacto con el centro para anunciar que iría con otra persona. Su acompañante resultó ser el chico ahora acusado por estafa, falsedad documental y usurpación de funciones públicas.

Fuentes próximas al procedimiento señalan que el pequeño Nicolás se presentó durante esa reunión como un estudiante de CUNEF que únicamente estaba colaborando en sus ratos libres con Executive Forum. De hecho, utilizó su correo electrónico de CUNEF para intercambiar varios mensajes con empleados del gabinete de Sanz Roldán sobre el evento que pretendía celebrar. Pero el entusiasmo desmedido que mostró por todo lo que guardara relación con el CNI generó desconfianza en sus interlocutores.

El presidente de Executive Forum ha confirmado a este diario punto por punto esta información. “Con motivo de la invitación al director del CNI, Don Félix Sanz, para participar en un desayuno informativo de Executive Forum , la jefa de gabinete del Director del CNI solicitó –como suele ser habitual en este tipo de actos- una reunión para aclarar los detalles del evento”, asegura Chiva en las declaraciones que ha remitido por escrito a este medio. “La reunión tuvo lugar el día 3 de octubre y de 2013 y duró 30 minutos aproximadamente”, admite, confirmando la información de El Confidencial. “El evento finalmente no llegó a realizarse”.

- Trabajaba para Edhinor.

En la versión de Chiva sólo hay una pequeña discrepancia con la información recabada por este diario. Según el presidente de la empresa de eventos, Francisco Nicolás llegó hasta él en calidad de empleado de la constructora Edhinor y siguió luego manteniendo ese papel. De hecho, el chico se habría encargado de gestionar eventos de Executive Forum que contaron con el respaldo de Edhinor.

Como informó este diario el pasado 22 de octubre, esta constructora está vinculada con el chalé de lujo en el exclusivo barrio de El Viso de Madrid que el joven utilizó como oficina entre julio de 2013 y junio de 2014. En ese inmueble celebró varias reuniones con empresarios e inversores en nombre de Edhinor. Esta compañía logró el pasado mes de julio la adjudicación para construir la nueva Ciudad de la Seguridad de la capital. El contrato asciende a 15,39 millones de euros.

La gestión del pequeño Nicolás con el CNI para organizar un desayuno no llegó a fructificar, pero el joven tuvo mayor éxito en otros intentos. Como también adelantó este diario, el acusado consiguió que una empresa del sector de la seguridad ubicada en el extrarradio de Madrid desembolsara 10.000 euros para costear otro de los encuentros informativos de Executive Forum. En concreto, esta modesta firma, propiedad de E. A. y J. B., patrocinó la conferencia que ofreció el actual secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Víctor Calvo-Sotelo, el 15 de noviembre de 2013 en el Hotel Palace de la capital. El pequeño Nicolás rentabilizó esas gestiones ocupando uno de los asientos de la mesa presidencial del acto, la misma en la que estaban sentados otros altos cargos del Gobierno y del Ayuntamiento de Madrid.

Aunque la reunión con el CNI quedó en nada, el chico extrajo de ese pasaje abundante información, como los nombres de las personas con las que se entrevistó, una descripción exhaustiva de las instalaciones y pruebas documentales de los correos electrónicos que intercambió con motivo de esas gestiones para Executive Forum. Tras ser detenido, relató toda esa información en Comisaría y aseguró que la había obtenido por su condición de colaborador del CNI. Su enumeración fue tan precisa que los policías llegaron a pensar que realmente estaban ante un empleado de los servicios de inteligencia. De hecho, preguntaron al CNI por el pequeño Nicolás. Sin embargo, el CNI negó cualquier tipo de vinculación con él.

(José María Olmo, El Confidencial)