Más de 7.500 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Hizbolá repele un ataque del Frente al Nusra en el este del Líbano

La implicación de la organización chií en Siria en apoyo de Bashar al Assad ha sido esgrimida por los insurgentes como justificación para los ataques terroristas

Al menos 16 combatientes del Frente al Nusra, la rama siria de Al Qaeda, y cinco miembros del grupo chií Hizbolá han muerto este domingo en el este del Líbano tras un ataque del Frente Al Nusra contra varios puestos de Hizbolá que fue finalmente repelido.

De acuerdo con la agencia Reuters, cientos de insurgentes pertenecientes al Frente al Nusra lanzaron una ofensiva contra 10 bases de Hizbolá situadas a lo largo de la zona montañosa que separa Siria del Líbano, confirmando así la expansión de la violencia más radical relacionada con la guerra civil siria hacia el vecino Líbano.
Armados con morteros y lanzagranadas, los yihadistas atacaron una vasta área de territorio en el este del país, desde el sur de la población de Baalbek hasta zonas próximas a la ciudad fronteriza de Arsal. La inesperada agresión obligó a Hizbolá a hacer un llamamiento a todos sus hombres para que se acercaran a la zona a defenderla, según fuentes de Hizbolá citadas por el periódico libanés «The Daily Star». Los fuertes enfrentamientos, que duraron varias horas, dejaron a, al menos, 16 yihadistas muertos y otros cinco detenidos por Hizbolá, atendiendo al diario «The Daily Star». Hizbolá, por su parte, habría perdido a cinco de sus hombres en la defensa de una franja fronteriza que ha servido en muchas ocasiones como línea de suministro para los rebeldes. El Ejército libanés no participó en esta ocasión en la batalla, aunque ha combatido a los insurgentes en la misma zona en ocasiones anteriores.

La cadena de televisión de Hizbolá, Al Manar, informaba ayer domingo a última hora que el grupo chií había expulsado al Frente Al Nusra más allá de la frontera y que los choques habían finalizado.

Los rebeldes suníes más radicales contemplan a un Hizbolá respaldado por Irán como uno de sus principales enemigos sobre el terreno. La implicación de la organización chií en Siria en apoyo de su presidente Bashar al Assad ha sido esgrimida por los insurgentes como justificación para los ataques terroristas perpetrados en el Líbano a lo largo de este año. En agosto, luchadores del Estado Islámico y del Frente al Nusra irrumpieron en la localidad libanesa de Arsal, en el noreste del país, matando a 19 soldados libaneses y capturando a 30 rehenes, tres de los cuales han sido decapitados.

(María Iverski, ABC)