Más de 7.500 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Mas insta a los catalanes a “no tener miedo” y participar el 9-N

“El mayor error que podría cometer esta semana es perder la calma y la serenidad. No vamos contra nadie, defendemos un proyecto propio”, ha mantenido este miércoles el president de la Generalitat, Artur Mas, en un desayuno informativo en el Fórum Tribuna Europa. “Esta semana se intentará introducir miedo en la gente de Cataluña”, ha asegurado Mas, quien ha animado a la ciudadanía a participar “sin miedo” el próximo domingo 9 de noviembre, “sabiendo que con su participación está defendiendo a un país entero”.

“Se está actuando con civismo ejemplar. Se está haciendo sin un golpe, sin un insulto y sin un papel en el suelo. Esta semana es más importante que nunca hacerlo así. El Gobierno [español] está laminando derechos fundamentales de los ciudadanos de Cataluña, de ideología, de participación, de libertad de expresión. Se están lesionando estos derechos, y nadie se puede quedar indiferente”, ha sostenido Mas.

El president de la Generalitat, tal como anunció el martes el portavoz del Govern, Francesc Homs, ha reiterado que el Ejecutivo mantiene el “proceso participativo” del 9-N, y ha negado que se trate de un “referéndum encubierto”. En este sentido, ha detallado las diferencias que tiene respecto al proceso planteado inicialmente: “Antes había una norma escrita, un decreto que colgaba de una ley; ahora no. No hay censo previo, el censo se constituirá en el momento de participar, que se destruirá cuando acabe el proceso de participación. No hay funcionarios, sino voluntarios, más de 40.000 personas apuntadas. Y finalmente no habrá papeletas nulas, si alguien quiere hacer su propuesta de otra manera también habrá que escucharla”, ha enumerado.
El president ha señalado que ante la suspensión de la ley de consultas y el decreto de convocatoria que se derivaba de la decisión del Tribunal Constitucional, el Govern tenía tres opciones: “Aceptar la suspensión y no hacer nada; aceptarla y hacer una propuesta política, que es lo hemos hecho, o no aceptarla y entrar en la bronca por la bronca”. Mas ha defendido que la opción tomada por el Ejecutivo catalán le ha supuesto un gran coste político: “Porque se nos ha dicho que el acuerdo de gobernabilidad que teníamos ha dejado de existir, y el Govern se ha quedado en minoría. Es más, cuando presentemos los presupuestos no tenemos asegurada su aprobación”. Aun así, ha subrayado que “también hay un activo político, todos los que estábamos seguimos estando, todos estamos defendiendo el 9 de noviembre”. “Esto tiene más valor que el coste político que hayamos podido tener”, ha sentenciado.

Mas ha repasado las fases que ha ido quemando hasta llegar a este punto. Ha recordado que en 2012 “hubo la voluntad de negociar un pacto fiscal, cumpliendo un mandato en las urnas de 2010”, a lo que el Gobierno central “no hizo caso”; se convocaron elecciones en noviembre de 2012 para incluir el Estado propio en el programa, se pidió al Congreso poder realizar un referéndum, que la Cámara rechazó; y a partir de aquí “se identificaron otras vías”, como la ley de consultas, que quedaron suspendidas. “Hemos llegado hasta aquí habiéndolo hecho de esta manera. Lo estamos haciendo con pulcritud democrática y legal”, ha afirmado. “Tenemos la mayoría política salida de las elecciones de 2012, pasamos por las urnas antes de hacer lo que estamos haciendo; mayorías sociales, lo estamos viendo, no hay otro país que tenga una capacidad de movilización social como esta. Y mayorías institucionales a favor del derecho a decidir, con el apoyo de más de 920 ayuntamientos, el 96%”, ha destacado Mas.

- “El Estado se defiende a sí mismo”.

La respuesta del Gobierno central, ha denunciado, se ha formulado desde “el desconocimiento” y con “una gran ignorancia respecto a lo que está pasando en Cataluña”. “Cuando les decimos que esto es un movimiento muy serio y de base nos dicen que no, que está dirigido por un par de medios de comunicación y algunos políticos que están maquinando todo el día, y una ciudadanía que se deja dirigir como si fuesen ovejas”, ha declarado Mas quien también ha afirmado que el ejecutivo de Rajoy ha demostrado “una gran incapacidad política, sin una sola iniciativa”. En este sentido, ha mantenido que “Cataluña está haciendo un planteamiento más propio del siglo XXI, y nos encontramos con un Estado que hace un planteamiento del siglo XX por no decir XIX. El Estado se defiende a sí mismo y en Cataluña estamos defendiendo a la gente. Así es muy difícil conectar. En el siglo XXI, o los proyectos políticos nacen de la sociedad o no se podrán liderar sólo desde las élites”.

Finalmente, Mas ha acusado al Gobierno abusar de su posición de poder: “Esta semana el Gobierno español ha vuelto a presentar un recurso que debería ser excepcional. Cuando uno tiene mucha fuerza, la debe utilizar con proporcionalidad, porque se le ha dado para proteger los intereses generales, no para aplastar derechos”. “Se debería estar negociando por canales políticos como pasa en todos los países civilizados”, ha concluido.

- Gran cacerolada de protesta.

Este martes, después de que se conociese la suspensión del 9-N decretada por el Constitucional, miles de ciudadanos protagonizaron una sonada cacerolada desde los balcones de sus casas en multitud de municipios, en una convocatoria que corrió a través de las redes sociales. La protesta se mantendrá cada noche hasta el 9 de noviembre.

(Brais Benítez, La Marea)