Más de 8.000 entradas y 400.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

El alcalde de Seseña volvió a alertar a García-Page diez días antes del incendio

Ésta parece ser la historia de un incendio anunciado. El alcalde de Seseña, el popular Carlos Velázquez, en su calidad de diputado regional, no solo alertó el pasado 21 de abril en el Parlamento de Castilla-La Mancha de lo que podría ocurrir si se incendiara el vertedero de neumáticos de Seseña -«si esto saliera ardiendo no habría partidas en todo el presupuesto para pagar a los bomberos», dijo-, sino que apenas diez días antes de producirse la catástrofe ambiental junto a la urbanización El Quiñón, donde viven 6.500 vecinos de Seseña, remitió una carta al presidente de Castilla-La Mancha.

En la misiva, el alcalde apela a la responsabilidad de Emiliano García-Page como máxima autoridad regional, para que habilitara fondos para la retirada de los neumáticos («no se ha contemplado en los presupuestos aprobados por la Junta ninguna partida...») y dotara de forma urgente al vertedero de medidas de seguridad las 24 horas del día. «Como usted sabe, este es uno de los asuntos más graves en materia medioambiental y que genera una gran preocupación entre los vecinos de Seseña y las localidades cercanas».

- Retirada de neumáticos.

Velázquez recuerda a Page en esa carta el compromiso de que tanto la Comunidad de Madrid como la de Castilla-La Mancha realizarían las actuaciones necesarias para la retirada de los neumáticos. El Ayuntamiento de Seseña cumplió con su parte, relata el alcalde, y mediante un convenio con una empresa, se retiraron más de 7.000 toneladas de un total de 70.000 que se acumulaban en una superficie de 117.000 metros cuadrados.
El alcalde reclamaba medios para «evitar los riesgos derivados del acceso incontrolado a la parcela», ya que en ese momento, decía, «solo existe la vigilancia que presta el Ayuntamiento por las mañanas en la planta, lo que supone un grave riesgo para la seguridad». Agregaba que los agentes de la Policía Local «nos han manifestado la existencia de actos vandálicos con la rotura del vallado de las parcelas y el depósito incontrolado de algunos neumáticos».

La carta de Velázquez tiene fecha de entrada en el Registro de la Presidencia de Castilla-La Mancha el 2 de mayo pasado, pero nunca recibió respuesta del Ejecutivo regional y, pocos días después, el 13 de mayo, se materializó el vaticinio del alcalde originándose un pavoroso incendio en el vertedero ilegalizado en 2003 con las consecuencias ya sabidas. Curiosamente, el 9 de mayo, cuatro días antes del fuego, la empresa pública Emgrisa había presentado a la Junta de Castilla-La Mancha una propuesta para convertir los neumáticos en combustible para coches oficiales.

- Mensaje de tranquilidad.

Ayer, tras la reunión de coordinación mantenida en Toledo, los consejeros de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, y de Madrid, Jaime González Taboada, lanzaron un mensaje de tranquilidad: «El humo no afecta a ninguna población y la calidad del aire, según las mediciones recogidas por todas las estaciones de la zona, es normal. No hay partículas volátiles, azufradas ni nitrogenadas, que son las más peligrosas para la salud». Informaron asimismo de que se mantiene la orden de confinamiento de la población de El Quiñón «por seguridad», si bien los medidores del aire en la zona dan resultados normales, la contaminación se está yendo a la atmósfera y no cae a ras de suelo, según sus explicaciones. Al ser ayer día festivo en Seseña, los niños no tuvieron clase. Por la tarde, la Junta de Comunidades dio la orden de reapertura de los colegios para el día de hoy, con la excepción del situado en la urbanización de El Quiñón.

Aunque se tardará entre diez y quince días en extinguirse por completo el incendio, ambos consejeros explicaron que se trabaja en las dos propuestas existentes para la recuperación de la parcela; una de la empresa pública Tragsa, para reutilizar los neumáticos en las cementeras, y otra de la Junta con la empresa Emgrisa para usarlos como combustible para edificios de la administración, a través de los fondos Feder.

- Madrid no detecta ninguna anomalía en el aire a raíz del incendio en Seseña.

La Comunidad de Madrid no ha detectado este martes ninguna anomalía en los parámetros de calidad del aire a raíz del incendio en incendio del cementerio de neumáticos de Seseña, ni tampoco un incremento de asistencia sanitaria a ciudadanos por afecciones derivadas del humo.

El consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha destacado que la red de control de la calidad del aire está haciendo seguimiento continuo, en especial en las localidades de Valdemoro y Aranjuez, a través de su red de estaciones fijas y móviles, una de ellas ubicada en Aranjuez.

El portavoz del Gobierno regional ha destacado que, en el caso del agua, no hay ninguna incidencia a causa del incendio ya que está canalizada y su origen está «muy lejos».

(M. J. Muñoz, P. Hernández, ABC)