Más de 7.000 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

El número 3 de Cifuentes era el que mangoneaba adjudicaciones de Madrid, según Marjaliza

El constructor David Marjaliza señala sin dudar al actual consejero de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Jaime González Taboada, al explicar cómo la trama corrupta se benefició de la adjudicación de obra del plan Prisma, diseñado para reequilibrar el territorio. A una pregunta directa del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco en este sentido, el investigado (nueva denominación del imputado) asegura que el número tres del gobierno de Cristina Cifuentes era "el que mangoneaba".

El instructor del caso Púnica se lo sabe muy bien y en la declaración de 13 horas que prestó el empresario, amigo de Granados desde la época de Alianza Popular, en un momento determinado pone el foco en las adjudicaciones que la Comunidad realiza en el plan Prisma. En concreto, se interesa por la Dirección General de Cooperación con la Administración Local a cuyo frente estaba González Taboada.

En ese momento, Marjaliza responde: "Yo el que sé que estaba ahí y le llamaba Nacho -Ignacio Palacios, jefe de gabinete de Francisco Granados y, según el imputado, el encargado de las comisiones que el político cobraba y pagaba- para preguntar era un director general, que dependía de Justicia e Interior, que se llamaba Jaime González Taboada, ahora diputado regional".
El arrepentido admite que él nunca habla con González Taboada, pero le consta que Ignacio Palacios era a quien llamaba para consultarle por ciertas obras pertenecientes a Prisma. Según el imputado, el jefe de Gabinete del ex secretario del PP de Madrid le explicó que estas adjudicaciones se repartían por tercios, de tal forma que uno correspondía a los técnicos, otro a Granados "y la Consejería" y el tercero a "Jaime y su gente".

Tras reiteradas preguntas, admite a regañadientes que todos ellos cobraban comisiones. "No hemos hablado de comisiones. Era voz populi que muchas obras se pagaban, pero no comentaban conmigo", explicó, dando a entender que al igual que hacía él con el tercio del que participaba hacían los demás.

Su intervención consistía en que llamaba a Palacios para preguntar por una obra, y éste le indicaba si estaba dada o no. Entonces le "daban las aperturas de los concursos, las ofertas económicas de las empresas que participaban. Si eran conocidas, las llamaba y si querían la obra, tenían que pagar una comisión", explicó.

Aunque Marjaliza no quiso precisar cuánto se llevaba Granados por estas comisiones, ni cuánto pagaban las empresas por asegurarse ser adjudicatarias con un porcentaje del 90 o el 95% de éxito. Explicó que la comisión "era un tanto alzado" dependiendo de la obra que "no llevaba al 3%, lo típico de Cataluña". Aseguró que a veces era de 20.000, 50.000 o 60.000. "Yo orientaba algo, porque como venía de la obra sabía lo que se podía pagar", señaló.

Más adelante, incluye entre las personas que cobraron de la trama, además de Granados, al ex alcalde de Alcalá de Henares y actual diputado autonómico, Bartolomé González, a González Taboada y a la ex diputada de Ciudadanos Eva Bórox.

(Ángeles Vázquez, Manuel Marraco, El Mundo)