Más de 7.000 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

El salario medio español es de 1.640 euros al mes, un 17,8% por debajo de la media de la UE

El salario medio español se sitúa en 1.640 euros mensuales, lo que supone un 0,4% más que hace un año. Este ligero incremento nominal supone un cambio de tendencia en la evolución salarial española al revertir los descensos de los dos años anteriores. De hecho, desde que se inició la crisis, esta remuneración media ha pasado a ser la mayor de la serie histórica analizada por el Monitor Anual Adecco sobre Salarios.

En esta segunda entrega del IV Monitor Anual Adecco sobre Salarios, elaborado por Adecco en colaboración con los investigadores de Barceló y Asociados, se analiza la remuneración media española en el contexto de la Unión Europea en general, y la Zona euro en particular.

- España, en el contexto europeo.

Así, el salario medio ordinario bruto en los 28 países de la Unión Europea es de 1.995 euros mensuales, por lo que la remuneración española resulta un 17,8% más baja. En términos absolutos la diferencia es de 355 euros mensuales.
A pesar de la desventaja en comparación con el salario europeo, España se sitúa en una zona intermedia: hay 15 países cuyos salarios medios son inferiores al español, mientras que los restantes 12 tienen remuneraciones mayores.

- Tres grupos.

Podemos clasificar los 28 países comunitarios en tres grupos según sea el nivel de su salario medio mensual.

En primer lugar, se cuentan once países con un salario medio inferior a 1.000 euros por mes. Excepto Portugal (986 euros/mes), todos ellos son de Europa del Este: Bulgaria (357 euros), Rumanía (453 euros), Lituania (527 euros), Hungría (543 euros), Letonia (601 euros), Polonia (686 euros), República Checa (758 euros), Eslovaquia (774 euros), Croacia (782 euros) y Estonia (798 euros).

Hay otros ocho países con una remuneración media de más de 1.000 euros, pero de menos de 2.500, que conforman el grupo con salarios intermedios. Entre ellos se coloca España, con los ya indicados 1.640 euros. Además de nuestro país, se integran en este grupo Grecia (1.011 euros), Eslovenia (1.142 euros), Malta (1.168 euros), Chipre (1.256 euros), Italia (2.017 euros), Francia (2.255 euros) y Austria (2.382 euros).

Por último, otro grupo de nueve países disfrutan de remuneraciones medias de más de 2.500 euros mensuales. Son los casos de Alemania (2.515 euros), Suecia (2.541 euros), Finlandia (2.555 euros), Holanda (2.2575 euros), Irlanda (2.592 euros), Bélgica (2.619 euros), Reino Unido (2.742 euros), Luxemburgo (2.994 euros) y Dinamarca (3.553 euros). Este grupo es más homogéneo que los dos anteriores. Quitando los casos de Luxemburgo y Dinamarca, las diferencias entre los distintos países no superan el 9%.

- Un danés gana en un mes lo que un búlgaro en diez.

Los datos anteriores indican que dentro de la UE se da el caso de países cuyo salario medio supera en cerca de 10 veces la remuneración media de otros socios. El caso extremo es el que surge de comparar la remuneración media de Dinamarca (3.553 euros/mes) y de Bulgaria (357 euros/mes), que son separadas por una brecha de 3.192 euros mensuales. En un solo mes, un trabajador medio danés cobra lo mismo que un colega búlgaro en diez meses.

Si nos restringimos a los 19 países que utilizan el euro como moneda, las diferencias son un poco menos marcadas, pero aun así resultan muy amplias. El salario medio de Luxemburgo (2.994 euros), el mayor dentro de la Eurozona, es casi seis veces más grande que el de Lituania (527 euros), que es el más bajo del área.

Centrándonos en el caso español, su situación relativa es de clara ventaja en comparación con los Países del Este de Europa, pero resulta desfavorable con respecto a los países más avanzados de la UE.

La brecha salarial entre España y Alemania es de 875 euros mensuales, es decir que, el salario español es un 34,8% menor que el alemán. La comparación con la remuneración del Reino Unido es aún más desfavorable pues la diferencia en este caso es de 1.102 euros al mes, lo que equivale a decir que, el salario español es un 40,2% inferior al británico.

En cambio, la comparación es algo más favorable con respecto a Francia, aunque aun así la brecha salarial es de 615 euros mensuales en favor del país vecino. Esto significa que la remuneración española es un 27,3% inferior a la francesa.

Pese a lo anterior, el nivel de las remuneraciones en España resulta envidiable para quince países de la UE, más que duplicando el salario medio de diez de ellos. Los casos extremos surgen de la comparación con Bulgaria y Rumanía.

En el primer caso, el salario medio español es más de cuatro veces mayor (1.640 y 357 euros/mes, respectivamente), con una diferencia mensual de 1.283 euros. Por su parte, la remuneración media de España multiplica por 3,6 la de Rumania (1.640 y 453 euros/mes, respectivamente). En este último caso, la diferencia mensual es de 1.187 euros (14.244 euros/año). Las cifras anteriores son equivales a decir que el dinero percibido por un trabajador medio búlgaro al cabo de un año es similar a lo que cobra un colega español en menos de tres meses. Al mismo tiempo, para cobrar lo mismo que un trabajador medio rumano en un año, un asalariado español necesita trabajar tres meses y medio.

Sin alcanzar una magnitud tan amplia, la ventaja salarial de España es muy abultada en comparación con Portugal. En concreto, el salario medio español supera en un 66,4% al del país luso (986 euros/mes), lo que se traduce en una diferencia de 654 euros mensuales. Similar es la diferencia que se mantiene respecto de Grecia (+62,1%, que equivale a 629 euros/mes).

(A. L. S., La Razón)