Más de 7.000 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Es oficial, Donald Trump es el candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos

Por primera vez en 60 años, un personaje que no está vinculado a la élite del Partido Republicano ha ganado la nominación para la contender a la presidencia de EEUU. Ese es el magnate Donald Trump, quien ha sido postulado formalmente en la Convención Nacional Republicana realizada en Cleveland, Ohio.

Trump se declaró orgulloso esta noche por haber sido nominado oficialmente candidato presidencial del Partido Republicano y prometió devolver los empleos al país, crear fronteras fuertes y acabar con el Estado Islámico (EI).

En un breve enlace en video transmitido en vivo al pleno de la Convención Nacional Republicana, Trump se ufanó por haber alcanzado la más alta votación en la historia de su partido y pidió mantener ese movimiento hasta llegar a la Casa Blanca.
“Estoy tan orgulloso de ser su nominado a presidente de los Estados Unidos”, remarcó ante los aplausos de unos dos mil 500 delegados y más de 10 mil invitados especiales.

“Juntos hemos conseguido resultados históricos”. “Hoy ha sido un día muy, muy especial, y nunca lo olvidaré”, dijo.

Aunque dijo que el jueves dará a conocer su programa de gobierno, Trump prometió devolver los empleos a Estados Unidos, reconstituir a las fuerzas armadas, cuidar a los veteranos, crear fronteras fuertes y poner fin al grupo extremista EI.

“Tenemos que restablecer la ley y el orden. Tenemos que hacerlo”, subrayó.

Donald Trump aseguró el martes su candidatura a la presidencia de Estados Unidos como representante republicano, tras derrotar a 16 rivales, causar preocupación entre los líderes del partido y provocar controversia en la convención electoral en Cleveland.

El hijo del magnate inmobiliario anunció el apoyo de los delegados electorales del Estado de Nueva York, hogar del candidato, lo que le aseguró la mayoría necesaria para ser quien compita en representación de los republicanos en las elecciones presidenciales del 8 de noviembre.

Acompañado por tres de sus hermanos, el hijo de Trump dijo: "Es mi honor poder poner a Donald Trump sobre el umbral en la cuenta de delegados esta noche”.

La votación estado por estado para nominar a Trump como candidato a la presidencia se dio un día después de que sus opositores intentaron llevar adelante un procedimiento que dejara constancia de la resistencia a su candidatura y tras un discurso de su esposa Melania que motivó acusaciones de plagio.

El senador Jeff Sessions, uno de los primeros en apoyar a Trump, se refirió al empresario de Nueva York como “un guerrero y un ganador”. El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, el republicano electo de mayor rango en el país, encabezó la convención e inició el proceso de nominación.

Pese a las amenazas de que el segundo día de la convención sería caótico, el senador Mike Lee, uno de los opositores al magnate inmobiliario, dijo que los esfuerzos de algunos delegados por bloquear la nominación de Trump habrían concluido.

“No veo forma de evitarlo”, dijo el legislador de Utah a Reuters durante la convención, realizada en el estadio de baloncesto Quicken Loans en Cleveland.

La campaña de Trump ha estado marcada por frecuentes controversias debido a su retórica sobre musulmanes, hispanos, la inmigración ilegal y el comercio, lo que ha alarmado a muchos dirigentes del Partido Republicano.

Responsables de la agrupación esperan aprovechar la convención de cuatro días, que comenzó el lunes, para suavizar algunos de sus aspectos más controvertidos y presentarlo como un creador de empleos y alguien con mano dura para luchar contra las amenazas de seguridad domésticas e internacionales.

Clinton reaccionó rápido y escribió en la red social Twitter después de la votación: “Donald Trump acaba de convertirse en el nominado republicano. Contribuyan ahora para asegurarnos de que él nunca ponga un pie en la Oficina Oval”.

Trump sumó 1.725 delegados, seguido por el senador Ted Cruz de Texas, con 475; el gobernador de Ohio, John Kasich, con 120; y el senador Marco Rubio de Florida, con 114. Otros tres candidatos se llevaron un total de 12 delegados.

Luego de la votación para escoger al nominado a la presidencia, la convención escogió al gobernador de Indiana, Mike Pence, de 57 años, como candidato a la vicepresidencia y compañero de fórmula de Trump.

- Cómoda ventaja.

Trump se rehusó inicialmente a descartar una postulación independiente si no obtenía la nominación republicana.

Pocas semanas después de que anunció su candidatura en la Torre Trump en Nueva York el 16 de junio del 2015, el millonario inmobiliario logró una cómoda ventaja en la carrera republicana, desafiando a expertos que lo habían descartado y eclipsando al que muchos veían como ganador de las primarias: el ex gobernador de Florida Jeb Bush, parte de la dinastía política del partido.

En una campaña marcada por insultos y una retórica virulenta, Trump explotó la profunda veta infelicidad de los estadounidenses blancos de clase media, dando voz a los millones que se sienten olvidados en nombre de la globalización y que rechazaron a republicanos tradicionales como Bush en favor de alguien ajeno al sistema que prometió que “Hacer grande nuevamente a Estados Unidos”.

Sus rivales lo llamaron intolerante, debido a sus propuestas de prohibir temporalmente el ingreso de musulmanes al país y de construir un muro en la frontera con México para impedir el paso de inmigrantes indocumentados.

Subrayando los problemas que Trump ha enfrentado con los aliados de Washington en el extranjero, el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, dijo que el millonario amenaza a la seguridad de Estados Unidos y el mundo con sus “políticas del miedo y aislamiento”.

- Controversia por discurso de Melania.

El discurso de Melania Trump el lunes por la noche ante los republicanos contenía un fragmento sospechosamente similar a las palabras pronunciadas por la mujer a la que espera suceder como primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, cuando se presentó en la Convención Demócrata durante la campaña de 2008.

Luego de que críticos la acusaron de plagiar pasajes del discurso de la primera dama, un empleado de la campaña de Trump sugirió que la similaridad podría ser consecuencia de un error de los redactores del texto de Melania Trump.

El presidente del Comité Nacional Republicano, Reince Priebus, dijo que probablemente él despediría al redactor si se confirmara que hubo plagio.

La polémica generó cuestionamientos sobre la prolijidad y atención a los detalles de los miembros de la campaña de Trump, frente al equipo aparentemente mejor organizado de su rival demócrata, Hillary Clinton, quien se espera sea nominada para buscar la presidencia estadounidense el 8 de noviembre.

Melania, una ex modelo nacida en Eslovenia, habló respecto a traspasar a la próxima generación los valores del trabajo duro que heredó de sus padres y dijo que “el único límite para tus logros es la fortaleza de tus sueños y tu voluntad por trabajar para conseguirlos”.

Esas palabras fueron casi idénticas a las emitidas por Michelle Obama en el 2008. Antes de su discurso del lunes, Melania Trump había dicho a la cadena NBC: “Yo lo escribí (…) con la menor ayuda posible”.

En un mensaje publicado el martes en la red social Twitter, Donald Trump no se refirió a las acusaciones de plagio y simplemente escribió: “Fue realmente un honor presentar anoche a mi esposa, Melania Trump. Su discurso y su conducta fueron absolutamente increíbles. ¡muy orgulloso!”.

(Yahoo! Noticias)