Más de 7.000 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Así fue el asesinato de un imán y de su ayudante a los que tirotearon en plena calle en Nueva York

Una cámara de seguridad recogió el momento exacto en que el imán Maulama Akonjee, de 55 años, y su ayudante Thara Uddin, de 64 años, fueron asesinados a tiros por un desconocido el pasado domingo cerca de su mezquita en el barrio neoyorquino de Queens, al poco de terminar sus oraciones vespertinas del sábado.

En el video se puede ver caminando a dos hombres vestidos con ropa tradicional musulmana a los que se acerca por detrás un hombre alto y delgado. El sospechoso, con barba, pelo corto y gafas, ralentiza el paso cuando se acerca a los dos hombres, apuntándoles con el revólver. A continuación se oyen los disparos y el sospechoso huye, metiéndose en un coche que le esperaba.

La policía está continuando la búsqueda del hombre del vídeo, del que ha publicado un retrato robot mientras agentes del Grupo de Tareas de Crímenes de Odio participan en la investigación. También tienen ya el relato de varios testigos de la escena.
Un portavoz de la policía explicó que, en el momento del crimen, Akonjee llevaba mil dólares en el bolsillo, pero el sospechoso no se llevó el dinero, según publica en su edición digital el diario The New York Times.

El presunto asesino, del que se ha distribuido un retrato robot, ha sido descrito por la Policía como "un varón hispano armado con un arma de fuego de gran tamaño, pantalones cortos y camisa azul oscuro que se ha dado a la fuga.

Todavía es pronto para determinar los motivos del asesinato, sin embargo el caso ya ha desatado airadas protestas de la comunidad musulmana. "Esto es un caso de crimen de odio en toda regla. Mi suegro era un imán respetado y que vestía con sus trajes tradicionales todo el tiempo", afirmó Momin Ahmed, que se identificó con un yerno de la víctima, al periódico New York Post.

"Estamos totalmente devastados y necesitamos llegar hasta el fondo de lo ocurrido para saber realmente si lo han hecho solo por nuestra religión", dijo, por su parte, Kobir Chowdhury, líder de otra mezquita cercana.

La muerte del imán en Queens ha sido condenada por orgnizaciones como el Consejo de Relaciones Americano-Islámicas (CAIR, por sus siglas en inglés), que es el mayor organismo del país en defensa de los derechos civiles de la comunidad musulmana, que pidió en un comunicado que el responsable de este "crimen sin sentido" sea detenido "lo antes posible y que le caiga todo el peso de la ley".

El CAIR ha anunciado que ofrecerá una recompensa de 10.000 dólares (algo menos de 9.000 euros) a quien entregue información que lleve a la detención del asesino de un imán de Nueva York, que fue atacado junto a su ayudante.

(Agencias, Público)