Más de 7.000 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Juárez se rinde ante Juanga; se vuelca para recibir sus cenizas

Miles de personas formaron vallas a lo largo de los aproximadamente seis kilómetros de distancia entre el puente internacional Santa Fe, por donde ingresaron ayer las cenizas de Alberto Aguilera, mejor conocido como Juan Gabriel, hasta su casa en la avenida 16 de septiembre.

Los restos del cantautor fueron recibidos por sus admiradores, quienes cantaban "en la misma ciudad y con la misma gente", fragmento de uno de los 10 temas que compuso a Ciudad Juárez durante su más de 40 años de trayectoria.

Tras cruzar el puente, la camioneta negra en la que transportaron las cenizas desde el aeropuerto de El Paso, Texas, con un arreglo floral visible, se dirigió a la avenida Lerdo, luego dio vuelta en la calle Ignacio Mejía hasta llegar al albergue y escuela de música Semjase, donde permaneció más de 20 minutos para que ex alumnos y ex maestros le rindieran un breve homenaje.
El paso de las cenizas desbordó la pasión con llantos, cantos y gritos. "Juan Gabriel, bienvenido a tu casa" y "somos tu familia" fueron algunas de las expresiones que se escuchaban

Durante el día se recibieron coronas en la casa de El Divo de Juárez, entre ellas estaba una de 500 rosas blancas que envió Luis Miguel, mientras la cantante Gloria Trevi también mandó una similar.

Desde anoche, decenas de personas se quedaron a dormir en las inmediaciones de la casa de Juanga para tener un buen lugar. Las autoridades evitaron que estuvieran niños y adultos mayores por seguridad y salud.

Para el acto fueron colocadas más de 12 pantallas gigantes en la avenida 16 de Septiembre para que las personas pudieran ver todas las actividades, mientras que cientos de policías fueron comisionados a la vigilancia, así como 25 ambulancias y personal paramédico.

En la tarde, antes de que llegaran las cenizas del autor de la emblemática canción Amor eterno, Alberto Aguilera Jr, su hijo, se presentó en la casa para ultimar los detalles del homenaje.

También llegó Pablo Aguilera Valadez, hermano de Juan Gabriel, alrededor de las 3:30 de la tarde, a bordo de una camioneta con placas de Texas.

El único hermano con vida del cantautor llegó a la despedida que los juarenses darán a su ídolo, a pesar de haber declarado en días pasados que no asistiría.

Algunos de los artistas que tenían programado cantar a Juan Gabriel alrededor de las 22 horas locales son el mariachi Mi Tierra, que siempre lo acompañó en las giras, así como Jerok, Zona Prieta, Aranza, Eddy Valencia, Mayela Orozco, Rocío Banquells y Dulce.

- Más artistas internacionales.

El comité organizador informó que más artistas internacionales que realizaron duetos con el hijo predilecto de Juárez podrían sumarse a la despedida de El Divo, sin embargo, lo harán conforme arriben a esta frontera.

El obispo José Guadalupe Torres Campos fue el encargado de oficiar una misa por el eterno descanso Juan Gabriel, oriundo de Michoacán, pero que creció en Ciudad Juárez y cuyo deseo fue descansar en la urbe que lo vio formarse como artista.

Las cenizas del cantante se quedarán en el citado domicilio, donde se planea hacer un museo, como era la intención de cantante.

En memoria del artista, Torres Campos emitió un comunicado en el que expresa su solidaridad con la familia del cantante y sus seguidores, que hoy lloran su muerte.

“La diócesis de Ciudad Juárez se une a la profunda pena que embarga a la familia del cantautor y de todos aquellos que están dolidos por la muerte de uno de los grandes representantes de la cultura popular en México en las últimas décadas.

“Detrás del espectáculo, los artistas son personas que viven la vida con todos sus dramas y luchas, con fatigas y sufrimientos, con alegrías y penas.

"En estos momentos en que despedimos a Juan Gabriel, quien tanto contribuyó con sus canciones y conciertos para el bien de nuestra ciudad y del mundo, elevemos nuestras oraciones para que participe ya del gozo y la alegría del que es el amor eterno", señala el comunicado.

(Rubén Villalpando, La Jornada)