Más de 7.500 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Sánchez admite presiones para no pactar con Podemos y que valoró abstenerse ante Rajoy

Pedro Sánchez ha roto su silencio justo un día después de entregar su acta de diputado y tras ser investido Rajoy presidente con la abstención de 68 diputados socialistas. El ex secretario general del PSOE ha admitido en una entrevista con Jordi Évole en Salvados que recibió presiones de los poderes económicos y mediáticos para no intentar formar un Gobierno alternativo a Mariano Rajoy.

"Hay responsables empresariales y del sector financiero que han intentado influir para hubiera un gobierno conservador en nuestro país", ha aseverado Sánchez, que señaló directamente al expresidente de Telefónica, César Alierta, y a otras personalidades del mundo empresarial, desde las que partieron diferentes presiones "para que no hubiera un entendimiento entre los partidos de izquierdas". En este sentido, ha indicado que se reunió con responsables de medios como El País en las que le informaron de que, si lograba un acuerdo alternativo de gobierno, "lo criticarían e irían en contra". "El pensamiento único que se ha visto en las líneas editoriales demuestra que el país necesita medios de comunicación más plurales y más críticos", ha dicho al respecto.

Sobre Podemos se ha referido en varios puntos de la entrevista, en las que ha asumido que con la formación morada ha "cometido errores". "Me equivoqué. En el primer Comité Federal taché a Podemos de populistas. No sabía exactamente qué significaba Podemos. No supe entender la cantidad de personas, sobre todo de gente joven, que quiere renovar la política detrás de Pablo Iglesias", ha explicado. Sánchez cree Podemos "es muy necesario para el PSOE. Si quiere seguir siendo la alternativa del Gobierno tiene que haber entendimiento y colaboración entre Podemos y PSOE".
- Abstención del PSOE.

Por otro lado, Sánchez, que desde las elecciones generales del 20 de diciembre defendió en todo momento no apoyar un gobierno de Rajoy, ha asegurado sin embargo que justo después de las elecciones del 26 de junio "al principio dudé mucho si teníamos que abstenernos. El punto de inflexión fue una conversación con Rajoy en la que me dijo que no solo nos necesitaba para la investidura sino para gobernar", ha sostenido. El socialista ha asegurado que fue el candidato del PP quien le 'quitó' la idea en la cabeza de abstenerse.

Sobre la abstención de la mayoría de parlamentarios socialistas este pasado sábado, el ex secretario general ha dicho que "respeta" la opción que votaron, "fue un dilema", pero ha incidido en que "no tenía que haberse producido ese desgarro en el PSOE".

El socialista también ha hablado del tenso y polémico Comité Federal del 1 de octubre que culminó con su dimisión como secretario general del PSOE y la creación de una gestora al frente del partido. En una palabra, lo ha definido como "vergüenza". Desde esa fecha, Sánchez ha reconocido que ha recibido "mensajes de Carmena, Albert Rivera, Pablo Iglesias y Alberto Ruiz Gallardón. Lo que me ha sorprendido es que hay dirigentes del PSOE que no me han escrito desde entonces. Eso me ha sorprendido para mal".

- Se presentará a primarias.

La entrevista con Évole ha tenido lugar este domingo, justo el mismo día en el que el socialista ha lanzado a través de su página web una campaña con la que pretende recoger inscripciones para "recuperar y reconstruir el PSOE". Esta campaña va en línea con lo que anunció el sábado: "A partir del lunes, cojo mi coche para recorrer de nuevo todos los rincones de España y escuchar a quienes no han sido escuchados", declaró, insinuando que volvería a presentarse a unas primarias a las que, por el momento, nadie más ha anunciado que se presentará.

Sobre estas palabras, Sánchez ha confirmado que su intención de aspirar a la secretaría general socialista: "Tengo ganas, voluntad y fuerza. Estoy más preparado que hace tres años para coger el timón del PSOE. Si la militancia me apoya, me presentaré".

En la entrevista, Sánchez también se ha referido a la presidenta de la Junta de Andalucía y le ha retado. "Si Susana Díaz quiere gobernar el partido tiene que dar un paso al frente y presentarse al congreso. El socialismo andaluz tiene que reflexionar sobre su papel en el partido a nivel nacional, como factor de estabilidad", ha dicho.

Sobre la presidenta andaluza, Sánchez ha indicado que "hace tiempo" que no habla con Susana Díaz. "He tenido una relación cordial de compañero a compañera. Hace tres años no la conocía". Fue entonces cuando, en una conversación con ella, le preguntó si quería presentarse a la secretaría general del PSOE, a lo que Díaz respondió que no quería, y Sánchez dio un paso adelante y decidió presentarse él, con el apoyo de Díaz.

"Casi todos piensan que Susana Díaz te ha matado", le ha asegurado Évole. "No me ha matado, aquí estoy", ha respondido Sánchez, y al referirse al Comité Federal que provocó su dimisión como secretario general ha recordado que no le gustaron las formas, "tampoco el fondo". "Puede ser que Susana Díaz pensase en manejarme, si lo pensó se equivocó", ha añadido.

Respecto a Felipe González y su 'dardo' lanzado cuando dijo sentirse engañado por Sánchez, el ex secretario general ha replicado que él no engañó a González. "Hablé con él de la abstención, pero no en los términos que él dijo. En esa conversación me planteé que a lo mejor que el PSOE sí se tenía que abstener, también lo hablé con Pepe (Josep) Borrell. Pero eran reflexiones que quería mantener con otros dirigentes". Y agrega: "Muchos militantes del PSOE no nos reconocemos en el Felipe González del 2016, pero sí en el del 82".

- Tomás Gómez y Madina.

Otro de los momentos polémicos de la entrevista ha llegado cuando Évole le ha preguntado si la destitución (y el cambio de cerradura del despacho) de Tomás Gómez podría asemejarse a lo que ha vivido él estos días. Sánchez ha respondido que "no", añadiendo que esa había sido "la decisión más dura que he tomado".

Sobre Madina, ha negado que fuese un error colocarle como número 7 de la lista por Madrid (decisión que dejó fuera a éste) ya que "esperaba más diputados".

(20 Minutos)