Más de 7.500 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Inés Arrimadas: “Puigdemont habla maravillas de Ada Colau y de Podemos”

Inés Arrimadas (Cádiz, 1981). Presidenta del Grupo de Ciudadanos en el Parlament y jefa de la oposición en Cataluña.

- La cumbre soberanista concluyó con una campaña en favor del referéndum pactado. ¿Qué análisis hace?

- Es la misma imagen de 2014. Da igual cómo lo vistan: están bloqueados. No pueden darle cobertura social y legal y vuelven a la casilla de salida. Cataluña no se puede permitir perder tres años ni la Generalitat vivir esta ficción paralela a la realidad. Como mucho puede aspirar a repetir otro 9-N. Y no solucionó nada. La única novedad en la foto es que Podemos y Ada Colau alimentan la rueda del hámster de Puigdemont para alargar este despropósito. Ella siempre ha estado ahí. Votó sí-sí a la independencia el 9-N. Quiere apoyar a Puigdemont y centrar la política catalana en la separación del resto de España. Contribuye al debate de que el principal problema de los catalanes es la relación que tenemos con el resto de españoles. Y no lo es ni ellos los culpables.

- Ada Colau pide un referéndum con garantías y efectivo.

- Errejón dijo que estaba de acuerdo en que fuera unilateral. Puigdemont habla todo el día maravillas de Podemos y Colau. Está encantado con Podemos. Dice que es el único partido nacional que apuesta por la democracia. Le ayudan a fijar su debate en lugar de hablar de los colapsos de urgencias, corrupción o inversiones. Podemos debe reflexionar si quiere que la política catalana esté centrada desde 2010 en gastar dinero, tiempo y energías en el agujero negro del procés.

- ¿Votará la CUP las cuentas?

- No sé. Siempre hay incertidumbre. En sus asambleas puede pasar de todo, incluido el empate.
- ¿Ve salida al bloqueo? La Generalitat dice que la operación diálogo no existe y el Gobierno rechaza el referéndum…

- Saldremos si volvemos a hablar de las necesidades básicas de los catalanes. La reivindicación bajará si hablamos de mejorar cercanías, de financiación o de una reforma constitucional. La Generalitat es la principal responsable del aumento del separatismo. Con un proyecto de futuro e ilusionante como el nuestro, y basado en la realidad, y si se aplican reformas en España, se puede dar una solución factible. Ahora hay tensión e inseguridad jurídica.

- Acusa al Gobierno de haber sido inmovilista. ¿Se equivocó al no afrontar antes el problema?

- Durante muchos años no ha querido verlo y no ha hecho política para resolverlo. No dudamos en que se deben cumplir las leyes. Pero al margen de eso, el Gobierno tiene que hacer política: más presencia en Cataluña, explicar las cosas hechas, gestionar mejor sus servicios o rebatir argumentos falaces de la Generalitat.

- Cuando Iceta se reunió con Soraya Sáenz de Santamaría le pidió mejoras en Rodales, financiación y el corredor. ¿Y usted?

- Nos remitimos a exigir el acuerdo de investidura firmado con el PP que incluye la financiación para todas las comunidades, el corredor, cercanías. Todo está ahí. Obligamos al PP a firmar por escrito. Que se convoque la conferencia de presidentes no es casual. El PP no lo había hecho en cinco años.

- Puigdemont no irá...

- Es un presidente ausente de un Gobierno inexistente y pensado para el monotema del procés. No tiene alternativa ni la tendrá cuando esto se acabe.

- ¿No se alimenta el secesionismo llevando a Carme Forcadell ante el juez?

- En democracia los políticos deben responder como cualquiera ante el juez. Llamarse Forcadell o Mas no puede ser un privilegio. Ahora bien: solo con la ley no se va a solucionar. Hay quien cree que solo hay que hacer política y que los políticos no tienen que cumplir leyes y otros que solo hay que hacer cumplir la ley y no política. Hay que hacer las dos.

- ¿Aprobarán en febrero suprimir los 2.000 aforamientos?

- Esperemos que el PP cumpla su palabra y que Podemos y el PSOE no lo bloqueen. En España hay 2.000, en Italia, uno; en Francia, 21 y en el Reino Unido, cero. No requiere un proceso tan complejo y hace falta esperar cinco años. Se puede hacer rápido y no cuesta ni un duro. Las líneas que han pactado PP y PSOE de la reforma constitucional son genéricas. Nos necesitarán y estaremos en todo lo que tiene que ver con la reforma constitucional para aclarar competencias, mejorar la financiación, para que Senado deje de ser un cementerio de elefantes, para tener más derechos sociales y civiles. Los catalanes estaremos como el resto de todos participando en ese proceso. No le vamos a conceder la imagen de que ‘eso viene de España y de un país lejano’.

- Acuerdan la investidura con Rajoy, pero se llevan muy mal con el PP catalán

- Se dedica a atacarnos y es un error monumental. Compartimos que los catalanes queremos seguir siendo españoles y europeos. Su momento es delicado: son penúltimos en el Parlament y están desdibujados. No llevo como Albiol 30 años en política y no le atacaré.

- Albiol dijo que se estaba usted acercando a los nacionalistas

- Es que tiene cero credibilidad. No quiere sé si quiere ir minando su credibilidad. Yo he estado en actos con Albiol en el que se ha hecho un discurso en favor de la independencia. Y de ahí decir que lo apoyas...Es el único que ha dicho que su partido podía ser la casa de los exconvegentes y que conversaba con Unió. Están nerviosos y con líos internos. Vamos a tener más visión de Estado que el PP catalán.

- ¿Por qué se ha caído de los estatutos de su partido su origen catalán y el socialismo democrático?

- No decían que éramos un partido socialdemócrata, sino que nació en Cataluña 2006 convergiendo desde el liberalismo progresista y la socialdemocracia. No renunciamos a nuestro origen catalán: estamos orgullosos de ello. Son unos estatutos para el futuro, no la historia de dónde venimos. Teníamos que adaptarlos a la realidad: antes tenían sentido para un partido regional de tres diputados y ahora somos líderes de la oposición, cuartos en España y primer partido de Alde.

- ¿No es de vieja política endurecer sanciones a los críticos?

- Todos los partidos o empresas tienen códigos de conducta para cuando alguien trabaja de forma organizada para destruirlo. No es un documento final. Es un partido tan democrático que lo que figure lo decidirán los militantes en la asamblea de febrero.

- Puigdemont le retó hace una semana a explicar si había alguna medida para Cataluña en los 4.000 millones de euros, que según Luis Garicano, Ciudadanos ha logrado que asuma invertir el PP ¿Es así?

- Pues no si se refería al aumento del techo de déficit para las comunidades autónomas o a las deducciones para los autónomos, que, por cierto, la mayoría son catalanes. O cuando se amplía quince días el permiso de paternidad; o al plan de pobreza infantil o al complemento salarial para jóvenes. O a infraestructuras. Hay que cambiarles el concepto: cuando algo es bueno para España, también están incluidos los catalanes.

- ¿Cree que la convivencia está deteriorada en Cataluña?

- No, yo no he dicho eso. No podemos exagerar ni decir que no se puede salir a la calle, porque no es así, pero no vamos a ocultar la realidad. Y la realidad es que nos han atacado ocho veces la sede de L'Hospitalet, han agredido a concejales nuestros, han atacado las sedes de Lleida y Girona. El otro día en la Universitat Autónoma también atacaron a jóvenes de Societat Civil Catalana o familias que han sufrido escraches en colegios por pedir la escolarización en castellano.

- Dijo que iba con escolta porque se sabía lo que pasaba en Cataluña. Y muchos líderes de la oposición o jefes de grupo la llevaban antes del proceso independentista.

- Es la misma línea de antes: ni exageremos ni ocultemos la realidad. Llevo escolta. No entiendo el interés o la sorpresa de gente cuando se explica la realidad. Creo que hay gente que no quiere que digamos que nos atacan las sedes. Y no lo entiendo.

(Àngels Piñols, El País)