Más de 7.000 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Los Pujol negocian abrir una red de 'duty free' en África

Jordi Pujol Ferrusola proyecta la apertura de una red de duty free en África, en plena investigación judicial contra él por delito fiscal y blanqueo de capitales.

El primogénito del clan catalán diseña, al menos desde enero de 2015, meses después de comparecer como imputado por primera vez ante la Audiencia Nacional, la apertura de comercios libres de impuestos en puertos y aeropuertos de países africanos de la mano del gigante de este tipo de negocios en Emiratos Árabes Unidos, la empresa House of S.T. Bhatia.

EL MUNDO ha tenido acceso a los correos electrónicos intercambiados por Pujol Jr. con sus socios árabes para poner en marcha esta iniciativa, que fueron intervenidos por la Policía Judicial en el registro de su despacho en Barcelona, que tuvo lugar en octubre de 2015.


Esta nueva línea de negocio se incorpora a las ya desveladas por este periódico hace unos días y que también han sido puestas en marcha por Pujol Jr. en plenas pesquisas judiciales, aprovechando que la Audiencia Nacional no ha adoptado contra él ninguna medida cautelar que afecte a su libertad.

No en vano, a día de hoy continúa en libertad sin fianza y sólo desde hace meses tiene retirado su pasaporte. Sin embargo, y a pesar de haberlo solicitado expresamente la Policía Judicial en numerosas ocasiones, nunca ha sido detenido.

Pujol Ferrusola ha diseñado, entre otras iniciativas, proyectos de energías renovables, un hospital y una planta de detergentes en Mauritania; huertos solares en Senegal; un laboratorio en Paraguay; hospitales en Cataluña; y hasta la participación en Eurovegas a través de un grupo empresarial chino.

Se trata de proyectos muy similares a los ya descubiertos por la Fiscalía Anticorrupción y la Policía Judicial y por los que consideran que en estos momentos existen poderosos indicios de que la familia Pujol conforma una organización criminal dedicada al cobro de comisiones a cambio de contratos públicos y al posterior lavado de los fondos obtenidos de forma ilícita.

Según la documentación que obra en poder de EL MUNDO, Pujol Jr. se dirigió el 15 de enero de 2015 a uno de sus contactos en Mauritania, Ahmed Mahmoud Sidiya, presidente del grupo empresarial Dar El Kheir, dedicado al comercio y a los servicios en diversos países africanos.

«Apreciado Sr. Sidiya», le escribió Pujol Ferrusola. «Para su información y confirmar que son mis clientes, respecto al tema duty free, las empresas a contactar serán: Al Futtaim y Albwardy (Ali Saeed Juma Albawardy, importante empresa de los Emiratos», precisaba quien se define a sí mismo como un «dinamizador de negocios».

El hijo del ex presidente autonómico catalán se refería, efectivamente, al poderoso grupo emiratí Al Futtaim, fundado en 1995 y que levantó los principales centros comerciales en Oriente Medio, el Norte de África y Asia Central; y a Albwardy Investment, emporio empresarial también procedente de Emiratos Árabes y que extiende sus tentáculos en la industria, el comercio y los hoteles en buena parte del continente africano, siendo el propietario de los mejores resorts turísticos de algunos de los grandes parques nacionales.

No obstante, a pesar de presentar a ambos grupos emiratíes como sus «clientes», Pujol Jr. volvió a escribir a su contacto mauritano el 26 de enero de 2015. «Estimado Sr. Sidiya. Para su información, Al Futtaim y Albwardy han desestimado el tema», le explicó. Sin embargo, puso sobre la mesa una nueva alternativa similar a las anteriores.

«Pero tenemos una nueva empresa interesada, es la empresa House of S.T. Bhatia». «El CEO», precisó Pujol Jr., «es Rajeev Bhatia». «Tiene experiencia y actividades comerciales en Oriente Medio, Asia y África. Operan duty free en varios estados de la UAE (Emiratos Árabes Unidos), en los puertos marítimos de Sharjah, Khorfakkan, Fujairah y Ajman».

«Vamos a tener una conferencia telefónica con ellos», abundó Pujol Ferrusola, «y si hay el mínimo interés vamos a insistir en que hagan una carta de interés». «A la espera de sus noticias, reciba un cordial saludo. Jordi», apostilló.

La investigación judicial contra la familia Pujol se encuentra ya centralizada en el Juzgado número 5 de la Audiencia Nacional tras solicitar la Fiscalía Anticorrupción la acumulación de todos los procedimientos bajo el argumento de que el clan opera como una organización criminal organizada.

En el gran sumario abierto que gira en torno a los Pujol se profundiza en estos momentos en las operaciones de la familia en el exterior. Así, si hace unos días EL MUNDO revelaba que la Policía pone el foco sobre el millonario proyecto turístico de Azul de Cortez, en México, también hace lo propio sobre una nueva «operación sospechosa». Esta vez en Ghana.

Si en el complejo turístico mexicano considera la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) que Pujol Jr. llegó a blanquear 15 millones de euros, ahora intuye que pudo hacer algo similar, de nuevo junto a Isolux y a su ex presidente e íntimo amigo Luis Delso, en el referido país africano.

«Fruto de la colaboración en el ámbito administrativo entre Unidades de Inteligencia Financiera se ha recibido una comunicación procedente del Financial Intelligence Centre de Ghana», ha advertido la Policía Judicial al juez José de la Mata. Explica la Udef al magistrado de la Audiencia Nacional que dicho organismo ha «reportado» a las autoridades españolas que Isolux «remitió una cantidad de 100.104,71 euros a la sociedad Centurion Ghana Limited, con domicilio en Ghana, que tiene como socios a Genevieve Ocansey y Ayuk NJ».

«Cuando la entidad financiera receptora de los fondos en Ghana con nombre GT Bank Ghana cuestionó a los apoderados de Centurion Ghana Limited por el origen de los fondos, adujeron que no estaban esperando ese ingreso», prosigue uno de los últimos informes policiales aportados a la causa.

«Las consultas de investigación llevadas a cabo por la Unidad de Inteligencia Africana descubrieron que Ayuk NJ estuvo en prisión en los Estados Unidos por fraude y falsificación y que Centurion Ghana Limited ha estado investigado por introducir ilegalmente 2.496.300 dólares en el territorio del país».

«Las únicas diligencias de investigación que esta instrucción policial puede realizar con las fuentes disponibles», señala la Udef, «consisten en la acreditación de que, efectivamente, la sociedad Centurion Ghana Limited figura dada de alta en la contabilidad del Grupo Isolux como proveedor con el número 116635».

Por último apunta la Policía Judicial que «siendo Ghana una jurisdicción que ha aparecido en el transcurso del presente procedimiento, en cuyo territorio el Grupo Isolux habría acometido obras públicas y en cuyo proceso de licitación acorde con los informes emitidos se alegó la intermediación de Jordi Pujol Ferrusola, para motivar pagos a sus sociedades, y tratándose la operativa descrita de una posiblemente asociada a la corrupción, se participa de la misma a su juzgado a los efectos que disponga», concluye.

(Esteban Urreiztieta, El Mundo)