Más de 7.500 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Madrid prohibirá circular a los vehículos pesados del 3 al 5 de enero por razones de seguridad

El Ayuntamiento de Madrid acordó ayer otra medida histórica para la ciudad. Por primera vez se va a prohibir la circulación de camiones y vehículos de transporte de personas de más de 3.500 kilos, por cuestiones de seguridad, durante los días 3, 4 y 5 de enero, con motivo de la celebración de las cabalgatas de Reyes en varios distritos de la capital. La medida excepcional y que se aplicará en determinados tramos horarios pretende reforzar aún más las medidas acordadas esta semana por la Delegación de Gobierno para evitar atentados yihadistas como los ocurridos en Niza o Berlín.

La decisión ha sido tomada por Javier Barbero, concejal delegado de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid. En una reunión conjunta celebrada ayer con representantes de la Policía Municipal y Policía Nacional se ultimaron los detalles de esta limitación que será hoy aprobada oficialmente por al Consistorio madrileño mediante un decreto.

La Policía Municipal indicará a todos los conductores de vehículos de más de 3.500 kilos que abandonen el distrito donde se celebre la cabalgata de Reyes la próxima semana. Los camiones y vehículos de transporte que circulen dentro de los perímetros de seguridad de cada distrito se enfrentarán a una sanción administrativa aún por determinar. Asimismo también podrían incurrir en una ilícito penal, según el decreto municipal.
Los vehículos pesados aparcados dentro de los perímetros de seguridad en la franja horaria y el día establecido serán retirados por la grúa municipal siempre que no se pueda localizar al conductor del vehículo.

En principio la restricción afectará cada día al distrito en el que se celebre la cabalgata de Reyes y en el desarrollo y las horas previas y posteriores al evento de cada barrio de la capital. Las limitaciones en cada distrito empezarán una hora y media antes del comienzo de la cabalgata y se eliminarán una hora y media después.

El documento especifica que las medidas se aplicarán a todos los vehículos de más de 3.500 kilogramos de MMA (Masa Máxima Autorizada) destinados para el transporte de mercancías y el de personas.

Los agentes de la Policía Municipal acompañados de los agentes de Movilidad serán los encargados de establecer los controles para impedir el acceso de los vehículos pesados. La medida afectará a 14 distritos de la capital.

La prohibición no afectará a los autobuses municipales destinados al transporte de viajeros, a los autobuses turísticos, a los autobuses especiales de transporte de viajeros para ver la iluminación navideña, a los autobuses interurbanos de línea regular con inicio y final en las zonas acotadas en cada distrito, a las unidades móviles de producción y retransmisión audiovisual y a los vehículos que reciban una autorización específica de la Dirección General de la Policía Municipal de Madrid.

Los vehículos afectados por estas medidas podrán solicitar hasta el día 2 de enero una autorización especial aportando la marca, modelo, matrícula y característica del vehículo con el que pretenden entrar en las áreas restringidas por la amenaza terrorista.

Para la Policía Municipal esta decisión se toma debido a que las cabalgatas de Reyes son eventos sensibles ya que se «celebran en lugares abiertos y desprotegidos y en vías públicas dotadas de amplia anchura para el tráfico rodado de las carrozas».

Esta misma semana la Delegación de Gobierno de Madrid anunció otras medidas excepcionales para reforzar la vigilancia durante las fiestas y evitar atentados con vehículos pesados cometidos por grupos organizados o individuos aislados. Entre ellas se acordó la instalación de bolardos y jardineras y más controles de seguridad en el entorno de la zona centro de la capital.

(Luis F. Durán, El Mundo)