Más de 8.000 entradas y 400.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Muere el cantante George Michael a los 53 años

Last Christmas fue uno de los mayores éxitos de Wham!, el dúo pop británico formado por George Michael y Andrew Ridgeley en 1981. La casualidad ha hecho que fuera precisamente Navidad, el último día de vida de Georgios Kyriacos Panayiotoum, más conocido como George Michael, quien inició una intermitente pero prolífica carrera musical en solitario en 1987 con hits como Careless whisper o Faith.

George Michael fue un icono de la cultura popular conocido tanto por los éxitos que colocó en los primeros puestos de las listas de ventas como por su turbulenta vida personal. Se ganó un nombre en la industria musical por méritos propios, aunque, con el paso de los años, sus problemas con la ley y su relación con las drogas comenzaron a ganar terreno en los medios respecto a sus álbumes y conciertos.

El cantante, compositor y productor ha muerto en su hogar de Goring-on-Thames a los 53 años, según informó su representante, quien posteriormente indicó que la muerte le habría llegado por un fallo cardíaco. “Con enorme tristeza podemos confirmar que nuestro querido hijo, hermano y amigo George ha fallecido pacíficamente en su hogar durante el periodo navideño”, ha señalado Michael Lippman, que ha pedido “privacidad y respeto” para la familia del artista.
Una ambulancia de la región Central Sur de Inglaterra acudió a una llamada en la localidad de Goring, en el condado de Oxfordshire, a las 13:42 GMT, un servicio que los medios británicos han relacionado con la muerte del cantante y que según la policía de Thames Valley no implicó ninguna circunstancia sospechosa.

Artista atormentado, con una vida sentimental complicada y una relación difícil con las drogas y el alcohol, nacido en Londres de padre grecochipriota y madre inglesa, vendió más de 100 millones de álbumes durante una carrera musical de casi cuatro décadas. El agente de la estrella del pop ha anunciado que “no habrá más comentarios en este momento” sobre las circunstancias de su muerte.

Durante la última década de su vida le persiguieron los problemas de salud. En 2011, Michael se vio obligado cancelar varios conciertos al ser ingresado por una neumonía que estuvo a punto de acabar con su vida. Su situación requirió de cuidados intensivos, debido a la gravedad de la infección y tuvo que practicarsele una traqueotomía. “Fue literalmente el peor mes de mi vida, pero tengo una increíble, realmente increíble suerte de estar aquí”, dijo entonces tras abandonar el hospital.

Volvió a estar ingresado 18 meses después por una lesión en la cabeza provocada durante un extraño incidente en una autopista británica en el que cayó del vehículo en el que circulaba.

Este mes se había anunciado que el productor y compositor Naughty Boy estaba trabajando en un nuevo álbum con el artista británico, que saltó a la fama em 1981 junto con su amigo de la infancia Andrew Ridgeley con el dúo Wham!, con el que se convirtió en el favorito de los adolescentes. De aspecto limpio, bronceado permanente, cabelleras crespadas e imagen hedonista Wham! capturó el espíritu de la época, convirtiéndose rápidamente en una de las más grandes bandas británicas, con éxitos como Club Tropicana y Wake Me Up Before You Go-Go.

El éxito mundial llevó al dúo a ser el primer grupo occidental en tocar en China en 1985. Después de poner cuatro singles en el número 1 en Gran Bretaña, Wham! implosionó en 1986 y George Michael se embarcó en solitario, dirigiéndose a un público más adulto.

En 1988, publicó Faith, un álbum arreglado, producido y escrito prácticamente en solitario con el que el músico logró cuatro discos de platino en el Reino Unido. Un éxito de ventas multimillonario que abrió una larga batalla legal entre el cantante y la compañía Sony, de la que trataba de desligarse. A ese trabajo le siguieron Listen Without Prejudice Vol. 1, en 1990, Five Live (1993), Older (1996) y Songs from the Last Century (1999), entre otros.

Colaboró en ocasiones con artistas como Aretha Franklin, Elton John y la banda Queen -tras la muerte de Freddie Mercury-. La última vez que sus temas estuvieron en el “top 10” en el Reino Unido fue en 2004 -Flawless (Go To The City) y Amazing-, y en 2008 anunció su intención de retirarse de los escenarios, aunque tres años más tarde retomaría parte de la actividad.

Las turbulencias comenzaron a desatarse en 1998, tras años en los que había rehusado pronunciarse sobre su homosexualidad, cuando fue detenido en unos baños públicos en California (Estados Unidos) por “realizar actos obscenos”. Ese incidente, que él mismo parodió poco después en el vídeo Outside, le llevó a declarar abiertamente que era gay, así como su relación con el estadounidense Kenny Goss.

Años después explicaría que no quiso hablar antes de sus sexualidad porque su madre vivía. “La gente quiere verme como una figura trágica, con sexo en los baños públicos y consumo de drogas”, pero “no puedo ni verlo como una debilidad. Eso es lo que soy”, declaró al diario The Guardian en 2009.

George Michael volvió a protagonizar portadas de periódico cuando en 2006 fue detenido por la policía londinense dormido al volante de su BMW en estado de embriaguez, supuestamente agravado por consumo de cannabis. Se escapó de la cárcel con 100 horas de servicio a la comunidad aunque se le prohibió conducir durante dos años. Pasó cuatro semanas en la cárcel en 2010 después de estrellar su Range Rover contra una tienda en el norte de Londres, bajo la influencia del cannabis y otros medicamentos.

Un año después, anunció oficialmente el final de su problemática relación de 15 años con Goss, aunque aseguró que se habían separado dos años antes, y en 2012 trató de relanzar su carrera musical con una actuación en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Londres.

(Redacción, Agencias, La Vanguardia)