Más de 7.000 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Los votantes del PP prefieren a Susana Díaz y los del PSOE, a Pedro Sánchez

Susana Díaz es la opción preferida para liderar el PSOE, pero no precisamente por los simpatizantes socialistas, sino entre la inmensa mayoría de los votantes del PP. El 70% de los que recuerdan haber votado a Mariano Rajoy en las elecciones generales prefiere que la presidenta de la Junta de Andalucía sea la próxima líder. Entre el electorado conservador, Díaz arrasa a Pedro Sánchez, ya que sólo un 10% de los votantes populares apuesta por él para que vuelva a tomar las riendas del PSOE. Todo ello según la encuesta de Sigma Dos para EL MUNDO.

El congreso del PSOE aún no está convocado; ni siquiera se convocará en el Comité Federal del 14 de enero. Sin embargo, los ciudadanos ya tienen sus preferencias entre los dos que parecen a día de hoy los más claros aspirantes a liderar el que todavía es hoy en el Congreso de los Diputados -no ya en las encuestas- el segundo partido del país.

Susana Díaz es la preferida del electorado conservador y también de forma clara de los votantes de más edad. De hecho, el 51,2% de los votantes con más de 65 años querrían que en 2017 fuera la líder de los socialistas frente a un escaso 27% que Sánchez obtiene entre los votantes que superan la edad de jubilación.
Entre los que tienen entre 45 y 64 años, la diferencia ya es clara a favor de Sánchez (un 43,2% lo prefiere frente al 32,8% que elige a Díaz). En los otros tramos la distancia es muy pequeña. El ex diputado gana a la presidenta entre los más jóvenes (de 18 a 29) por 3,3 puntos y Díaz le aventaja entre los que tienen entre 30 y 44 por menos de un punto (0,8).

En el cómputo general de todos los encuestados, Díaz gana a Sánchez por dos puntos exactos: 40,6% frente al 38,6% que apuesta por el ex diputado madrileño, pero en la encuesta tiene mucho peso el electorado del PP, que es mayoritario y prefiere votar a Rajoy y a Díaz como líder del PSOE.

Entre los votantes socialistas,la tendencia es la inversa: el preferido es Pedro Sánchez, aunque con una diferencia no tan apabullante a su favor como la de Díaz entre los simpatizantes populares.

Más de la mitad de los que recuerdan haber votado al PSOE (el 53,8%) prefiere que Sánchez vuelva a ser el secretario general del partido, como lo fue hasta su dimisión el pasado 1 de octubre. Uno de cada tres (el 34,7%), por su parte, prefiere a la secretaria general de los socialistas andaluces. Un 11,6% no lo tiene claro, así que el número de indecisos es bajo.

Entre el electorado de Podemos, que ascendió a más de cinco millones de personas en junio, Sánchez arrasa en mayor medida que entre los socialistas. El 75% de los que recuerdan haber apoyado al partido de Pablo Iglesias prefiere a Sánchez en Ferraz frente a un minúsculo 7,8% de votantes morados que apuesta claramente por Susana Díaz. Entre los de Ciudadanos, finalmente, Díaz gana a Sánchez con un 48,9% frente a un 25,4% de su adversario interno.

Sánchez, por tanto, es el preferido claramente por los votantes del PSOE y de la izquierda. Y Díaz es la favorita de quienes apoyaron al PP y a C's. Seguramente estos electores valoran positivamente que en cuanto Díaz y los suyos tomaron el control del partido, su primera decisión fue que el PSOE se abstuviera en la investidura de Mariano Rajoy para hacerle presidente del Gobierno.

La dirección provisional del PSOE cumplió ayer tres meses. Probablemente va a estar dirigiendo el partido cinco o seis meses más, según los planes de los barones que controlan la dirección socialista. El congreso que elegirá a un nuevo líder será «antes del verano», como dijo el presidente de la Gestora, Javier Fernández, pero no parece que mucho antes. Sin embargo, la mayoría de los españoles considera que el cónclave socialista que debería cerrar la grave crisis abierta en el PSOE debería ser «lo antes posible». Así lo considera un 58,3% de los cuestionados por Sigma Dos frente a un 23% que cree que hay que dejar pasar entre seis y siete meses antes de convocarlo.

Entre los votantes socialistas, hay una gran mayoría próxima a las tesis de los críticos, ya que el 70,1% de los que votaron al PSOE considera que hay que hacer el 39º Congreso Federal lo antes posible, como exigen las decenas de plataformas críticas que se han constituido en toda España. Por el contrario, menos de uno de cada cuatro votantes socialistas (el 23,8%) piensa que se deben dejar pasar todavía varios meses antes de convocar el congreso.

(Luis Ángel Sanz, El Mundo)