Más de 7.500 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Díaz exhibe su fuerza en Sevilla antes de anunciar que optará a liderar el PSOE

No iba a decir nada sobre su futuro. Ni falta que hacía. Porque el programa se está cumpliendo tal y como ella lo tenía programado, ajustando los plazos al máximo por más que el ímpetu de Pedro Sánchez -insospechado para el PSOE andaluz- esté agitando los nervios en el equipo de Susana Díaz.

Pero daba lo mismo porque el acto celebrado ayer en Sevilla con más de dos mil personas de toda Andalucía ha sido el primer mitin de la campaña de la presidenta andaluza hacia las primarias del PSOE. Era la exhibición de músculo orgánico, de organización y de fuerza que la lideresa tenía que hacer antes de anunciar oficialmente que aspira a dirigir el PSOE federal.

Susana Díaz es consciente de que sus dos adversarios internos van muy deprisa y ganando terreno. Por eso no esperará a primeros de abril para anunciar públicamente su candidatura tal y como tenía previsto.
Quiere que sea oficial antes de que el día 25 de marzo tenga lugar la Conferencia Política del Congreso Federal. Su ejército está ya trabajando a toda máquina en lo que de verdad importa: contando los votos.

Y el de ayer es la muestra palmaria de esta intensa actividad interna. Una señora militante de Marbella acudía a la celebración del Día de Andalucía del PSOE andaluz -éste era el motivo de la convocatoria oficial- pertrechada con su bandera, su chaleco rojo con el emblema del PSOE... y mostrando su carné de militante, «yo voy a votar a Susana Díaz».

«Los socialistas andaluces no le hemos fallado nunca ni a España ni al PSOE», decía la presidenta andaluza ante un público entregado que la recibió con vítores, banderas y multitud de besos y abrazos. Y ha marcado las diferencias que la separan de Pedro Sánchez, que se reivindica como el ala izquierda del partido, al que ni citó aunque su nombre flotaba en el ambiente.

«Los andaluces hemos sido socialistas sin apellidos ni etiquetas. Un PSOE en el que cabían humanistas y quienes se sentían más de izquierdas, en el que cabían desde Paco Vázquez (exalcalde de La Coruña y católico confeso) a Pablo Castellanos (de Izquierda Socialista). Cada uno puede ser socialista como le dé la gana».

La unidad y la inclusión serán los principales ejes de su campaña electoral hacia Ferraz. Pero no los únicos. Susana Díaz se revistió ayer de defensora de la igualdad así como de la oposición a Mariano Rajoy y a Pablo Iglesias, si bien sólo nombró al presidente del Gobierno para confrontar con él.

«Estamos desacomplejados frente a quienes iban a asaltar los cielos y lo único que querían era asaltarnos a nosostros», fue su única referencia a Podemos en otro mensaje directo a Pedro Sánchez, a quien considera de verdad el enemigo a batir.

«La gente nos está esperando, quieren que el PSOE vuelva pero no quieren que vuelva al pasado, quieren que vuelva un PSOE que sepa de dónde viene, a quién se debe, a quién representa y qué es lo que quiere para Andalucía y para España. Este es el PSOE que yo quiero» dijo a voz en grito para hacerse oír entre la multitud que la aplaudía.

Los rostros de los más cercanos a la presidenta andaluza no podían evitar la sonrisa y exhibir la capacidad de convocatoria que habían tenido a pesar del día lluvioso y gris que no era el más adecuado para un viaje en autobús. «Hemos tratado de contener a la gente con este tiempo... pero no se ha podido» aseguraba sonriente el número dos de Díaz en el PSOE andaluz.

Si Pedro Sánchez había mostrado hasta ahora que levanta pasiones y despierta ilusión, Susana Díaz le igualó ayer la batalla. Si se trataba de competir con público entregado, ayer ganó Susana Díaz. Claro que el acto, con megafonía y equipo de sonido, era del PSOE andaluz. Era un acto oficial del partido.

Se trataba de celebrar el Día de Andalucía en el PSOE y de exaltar una autonomía y un modelo de gestión en la Junta que dirige Susana Díaz y que presenta como principal aval para su carrera política en Ferraz.

La excusa perfecta para hacer una loa a la presidenta que contó con un varios vídeos que amenizaron la jornada como los tangos y la bulerías de Marina de Jerez, artista invitada a la celebración. En el montaje audiovisual, junto a imágenes históricas de Andalucía, se podía ver a Susana Díaz con los principales barones socialistas: Javier Fernández, Ximo Puig... y Miquel Iceta. Muy relevelador.

(Stella Benot, ABC)