Más de 7.500 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

El alcalde de Boadilla del PP organiza una jura de bandera para civiles

El Ayuntamiento de Boadilla del Monte, uno de los epicentros de la trama Gürtel, ha organizado la primera jura de bandera para civiles que se realiza en el municipio situado al oeste de Madrid. El acto "viene a confirmar todos los valores constitucionales y el compromiso, como ciudadanos, con España y con los españoles", ha explicado el alcalde de la localidad y diputado del PP por Madrid, Antonio González Terol, a través de su cuenta de Facebook.

El Ayuntamiento de la localidad anuncia en su página web los requisitos básicos para jurar bandera. Esto es: tener nacionalidad española, tener 18 años cumplidos en el momento de la jura, no haber sido declarado incapaz por sentencia judicial firme y que hayan pasado más de 25 años desde la última jura.

Esta tradición, que permite a los civiles y soldados comprometerse públicamente con la Nación, se organiza con frecuencia a lo largo y ancho del estado español. Otros pueblos madrileños ya han albergado este tipo de actos, como Alcorcón, liderado por el polémico David Pérez.
Toda la información, aquí https://t.co/fHnVRuIDPs #Boadilla pic.twitter.com/c2j4QOUeqY
— Antonio Glez. Terol (@Aglezterol) 14 de marzo de 2017

Terol, que se ha negado a ofrecer declaraciones a Público, cree que este acto "es un motivo de orgullo" para todas las personas que acudan el próximo día 7 de mayo al Palacio del Infante D. Luis para besar la bandera española.

Antonio González Terol, discípulo de Aguirre, tomó posesión del cargo como alcalde de Boadilla del Monte en junio de 2011, cuando su antecesor, Juan Siguero Aguilar, abandonó la Alcaldía tras ser imputado por la Gürtel.

Entró para renovar la imagen del partido en el municipio. De hecho, en 2013 aseguró que cambiaría el coche oficial por la bicicleta para desplazarse por Boadilla. Sin embargo, los datos que aparecen en los presupuestos lo desmintieron, ya que llegó a gastar casi 100.000 en sus dos chóferes, según informó eldiario.es.

Asimismo, cuando fue elegido diputado, anunció que cobraría exclusivamente el sueldo que corresponde a ese puesto y que, por tanto, renunciaría a recibir los 55.000 euros pertenecientes a la Alcaldía. La realidad es que Terol gana alrededor de 80.000 euros si se tiene en cuenta las dietas por seguir ejercer de "alcalde a tiempo parcial", según recoge El plural.

Ana Garrido, extécnico del Ayuntamiento y denunciante de la Gürtel en Boadilla, ha reconocido a Público que, "casualmente, este hombre ha protagonizado la mayor etapa de acoso laboral que he vivido en el consistorio". Incluso, se vio obligada a dejar su puesto como funcionaria "por la campaña de acoso a la que estaba sometida", relató en La Cafetera, el programa de Radiocable.

(Público)