Más de 7.000 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Carmena releva a Mayer de Cultura y la reubica al frente de una nueva área de Igualdad

El Ayuntamiento de Madrid creará una nueva concejalía de Igualdad para reubicar a Celia Mayer, que será relevada como delegada de Cultura y Deportes. La alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, la pondrá al frente de una nueva área específica, la de Igualdad, ha anunciado Meyer acompañada en la rueda de prensa convocada con carácter de urgencia por la alcaldesa y la delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras.

Carmena asumirá a partir de ahora las competencias de Cultura, de forma temporal, como ya hizo durante la baja de Mayer por maternidad. La regidora ha adelantado que el área sufrirá una "profunda reorganización".

La creación del área de Igualdad significa que Marta Higuera, mano derecha de Carmena, pierde competencia, ya que hasta ahora era la delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo. La decisión ayuda a mantener el complejo equilibrio de poderes en Ahora Madrid, un partido encabezado por Carmena, pero en el que conviven distintas sensibilidades políticas procedentes de formaciones como Podemos, Ganemos, Izquierda Unida y Equo.
Este cambio no sera el único que el Gobierno municipal realizará antes de llegar al ecuador de su legislatura. Carmena prevé aún modificar alguna pieza más de la actual estructura. Los movimientos podrían suponer que Luis Cueto, coordinador general de la Alcaldía, asuma más responsabilidades.

El área de Cultura siempre ha estado en entredicho. Su primer responsable, Guillermo Zapata, duró apenas dos días: sus tuis ofensivos en las redes sociales lo condenaron a dar un paso atrás. Su puesto lo asumió Mayer, que se ha visto envuelta en varias polémicas:

Cabalgata. Las críticas a la primera cabalgata de Reyes organizada por el área de Mayer fueron provocadas por la presencia de mujeres como reinas magas en algunos desfiles, por la ausencia de animales característicos de este evento, como los camellos, y por la extravagante indumentaria que lucieron los Reyes Magos, que nada tenía que ver con la vestimenta tradicional.

Símbolos franquistas. El Ayuntamiento de Madrid tuvo que reponer el año pasado tres vestigios franquistas que ordenó retirar Mayer, entre ellos el de ocho frailes carmelitas, al asumir que los hitos se retiraron de su emplazamiento sin mediar el necesario acto administrativo. Esta situación provocó que Carmena apartase a Mayer de la elaboración del plan de memoria histórica de Madrid y nombrase como presidenta del comisionado a la socialista Paca Sahuquillo.

Titiriteros. La edil programó, en horario infantil, para el Carnaval del año pasado una obra de teatro que escenificaba acciones violentas como el ahorcamiento de un guiñol vestido de juez, el apuñalamiento de un policía y la exhibición de una pancarta con el lema «Gora Alka-Eta», por la que dos titiriteros permanecieron encarcelados por supuesto enaltecimiento del terrorismo.

Teatro Español. Mayer destituyó hace un año sin motivo justificado a Juan Carlos Pérez de la Fuente como director del Teatro Español. Pérez de la Fuente obtuvo el puesto en 2014 en un concurso público. Por ley, debía permanecer en el cargo cuatro años. El Ayuntamiento ha reconocido que el despido fue improcedente.

Matadero. Propuso cambiar la denominación de las salas Aub y Arrabal, un hecho por el que Carmena incluso se disculpó por carta. También hubo bronca por el protagonismo que la nueva programación otorga a las artes escénicas más vanguardista frente al teatro clasico.

(20 Minutos)