Más de 7.500 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Abandonan en Veracruz camión con 170 migrantes

Un camión con 170 migrantes fue abandonado en el municipio de Tantima, al norte de Veracruz.

De acuerdo con los primeros reportes, ayer una unidad de carga fue estacionada sobre el kilómetro 90 de la carretera federal 180 Matamoros-Puerto Juárez.

Los indocumentados –en su mayoría centroamericanos, según se presume– fueron concentrados en el auditorio municipal de Tantima, donde son atendidos por deshidratación.
Pobladores de la localidad les proporcionaron agua y alimentos, mientras servicios de salud locales les hicieron una valoración médica.

- Familiares de connacionales hallados en San Antonio ingresan a EU con visa humanitaria.

Luisa Cano se trasladó para identificar a su hijo

Familiares de varios mexicanos que murieron o se encuentran en estado grave al quedar atrapados en el interior de un tráiler que transportaba de forma ilegal a alrededor de 100 migrantes y que fue abandonado el 23 de julio en San Antonio, Texas, cruzaron por esta frontera con visa humanitaria.

Una de ellas es Luisa Cano, madre de dos jóvenes de Papantla, Veracruz. Se trasladó a Estados Unidos para identificar el cuerpo de Mariano López Cano, de 26 años, y estar al lado de Humberto, su otro hijo, que logró sobrevivir sin agua y sin ventilación en un remolque de ese trailer. Él permanece internado en un hospital de San Antonio, aunque su estado de salud es grave.

Arián Gabriel Hernández, titular de la Dirección General de Atención a Migrantes de la Secretaría de Gobierno de Veracruz, indicó que los dos jóvenes oriundos de Papantla viajaron a Estados Unidos para buscar un trabajo que les ofreciera los ingresos suficientes ante los malos salarios en su lugar de origen.

Detalló que Mariano, quien murió por deshidratación y asfixia al quedar atrapado en el interior del tráiler, donde fue transportado desde Laredo, Tamaulipas, a San Antonio, Texas, por coyotes, fue padre por tercera ocasión, pero ya no alcanzó a conocer a su hijo.

Indicó que un tercer veracruzano ya fue dado de alta. Se trata de un joven de 23 años, quien sobrevivió y se encuentra bajo resguardo de las autoridades como testigo. Una vez que el cuerpo de Mariano sea identificado por su madre, será repatriado vía aérea a Veracruz para su inhumación.

(Eirinet Gómez, Carlos Figueroa, La Jornada)