Más de 7.500 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Báez maneja desde la cárcel fondos que no le embargó la Justicia

Preso hace quince meses y con embargos en cuatro causas judiciales que contabilizan $ 10.963 millones, Lázaro Báez no se resigna a perder el control de su dinero. Envió una carta documento a sus hijos pidiendo que "rindan cuenta" y despojó a Leandro del poder administración y concentró el manejo de fondos no bancarizado en Liliana Costa, su presunta novia. Intimó a su contador, Claudio Bustos a que explique qué hizo con plata de las empresas. Báez le dio poder a Costa para que maneje el dinero de la venta de materiales de una cantera de la constructora Adelmo Biancalani y el alquiler de máquinas. Son “$ 850.000 por mes y a veces llega a $ 900.000”, confirmaron a Clarín desde la firma. Además, como ya reveló Clarín, administra $ 845.000 por alquileres a nombre de Austral Construcciones, que no se bancarizan.

La presunta novia del empresario K -preso por lavado de dinero- ya maneja por mes $ 1.695.000 y la suma podría ser aún superior. ¿Cómo lo logró? sacando de la administración de bienes y dinero a los hijos de Báez y al contador Claudio Bustos.

Hace un mes y medio Lázaro Báez envió una carta documento a sus hijos con diferentes roles en el Grupo Austral: Martín, Luciana y Leandro. Les exigió una “rendición de cuenta de todo lo actuado en nombre de las empresas” y un detalle del movimiento de dinero del último período. Con la intimación, también despojó a Leandro de los poderes de administración que les había otorgado antes de caer preso en la causa conocida como la Ruta del Dinero K.
En paralelo, Báez envió una carta documento en iguales términos, a Claudio Bustos, contador de Austral Construcciones y administrador judicial de la firma Adelmo Biancalani radicada en la provincia de Chaco. Alrededor de esta empresa se detectó una nueva maniobra para manejar fondos, comandada por el socio de los Kirchner desde el Penal de Ezeiza.

Liliana Costa maneja el dinero que ingresa a Biancalani por la venta de material de la cantera que explota y por el alquiler de máquinas de Austral. “La facturación mensual es de $ 850.000 y a veces supera los $ 900.000 porque hay más gastos facturados”, confirmaron a Clarín desde la firma. Bustos denunciará a la novia de Báez como administrador judicial de la empresa y porque "sospecha que se falsificó su firma".

El pago por la venta de los materiales de la cantera que comercializa, se hace con "cheques y los valores menores en efectivo”, informaron allegados a la empresa y explicaron que para cobrar los cheques “si no se falsificó la firma del administrador, los endosa Báez desde el Penal”. No sería la primera vez que esto ocurre.

Clarín reveló que Costa llevaba a la cárcel cheques de Austral por $ 500.000 para ser endosados por Lázaro y después los cambiba en cuevas financieras. El dinero nunca se depositó en la cuenta de la empresa. La Justicia rastrea este dinero para determinar si se "violaron las medidas cautelares", indicaron fuentes de la causa.

La Justicia ya sospechaba de Costa. El juez Sebastián Casanello -como contó Clarín-, pidió a la UIF que investigue el patrimonio de la abogada, para saber si se derivó allí dinero que pertenecía a la constructora que cuenta con medidas judiciales y veedores de la AFIP. El organismo antilavado dijo en un informe, que "no se detectó nada raro".

El pedido se realizó al saber que Costa administraba $ 845.000 por mes, por los alquileres correspondientes a los 24 departamentos y 18 cocheras del edificio de Manuel Ugarte 3840, propiedad de Austral. Ahora, se suma más dinero administrado por Costa que será investigado.

(Clarín, MSN Noticias Argentina)